Madrid: El Arzobispado hará una Universidad eclesiástica en la cornisa del Manzanares

Madrid: El Arzobispado hará una Universidad eclesiástica en la cornisa del Manzanares

El histórico acuerdo alcanzado entre Ayuntamiento y Arzobispado de Madrid para reformar la cornisa del Manzanares permitirá a la diócesis llevar a cabo uno de los grandes proyectos del pontificado del cardenal Rouco: la creación de una Universidad eclesiástica, con capacidad para más de un millar de alumnos. Un ambicioso plan que podría convertirse en realidad mucho antes que el otro gran proyecto, la construcción de la «casa de la Iglesia» de Madrid, que según fuentes episcopales, «se verá muy a largo plazo».

Durante la firma del convenio, el arzobispo de Madrid destacó que la Cornisa de San Francisco «es un punto clave para el servicio de la Iglesia en Madrid», ya que el proyecto prevé la construcción de una Biblioteca Conciliar «que va a estar al servicio de una Universidad de estudios eclesiásticos de gran importancia».

«Poner alma» a la ciudad

Rouco agradeció la colaboración del Ayuntamiento, que nunca se ha interrumpido desde que el prelado llegó a Madrid en 1994. El cardenal explicó que, en el marco del convenio firmado en 1997 con el Consistorio, la Iglesia ha ofrecido al Ayuntamiento unas propiedades de más de 200.000 metros cuadrados. A su vez, el purpurado destacó que Madrid es una de las ciudades más vivas de Europa en la que «poner alma, corazón, a través de la Iglesia, es muy importante».

A su llegada a la diócesis, el cardenal Rouco observó la urgente necesidad de un centro universitario que, a diferencia de otras universidades católicas, estuviera directamente gestionado por la Archidiócesis. Este proyecto se convirtió, con el tiempo, en una de las «perlas» del pontificado del purpurado, quien también ejerce como gran canciller de la «San Dámaso». Junto al estudio de la Teología, la futura Universidad impartiría otras materias, como Derecho Canónico, Filosofía o Filosofía Bíblica Trilingüe.

Estudiantes de toda España

El futuro proyecto de Universidad eclesiástica -que podría comenzar a ver la luz este verano, una vez se culminen los planos para la Biblioteca Conciliar- tendrá su base en la actual Facultad de Teología «San Dámaso», que en la actualidad recibe un total de 1.200 alumnos de las diócesis de Madrid, Getafe, Alcalá, Córdoba, Granada y Palencia, así como del Seminario «Redemptoris Mater» que gestiona el Camino Neocatecumenal.

Del mismo modo, se acaban de crear dos institutos vinculados a la «San Dámaso»: el Instituto de Teología Lumen Gentium, en Granada; y un «estudio teológico» en Tarazona. También se han agregado a esta facultad el Instituto «San Ildefonso» de Toledo; la afiliación de los estudiantes del Monasticado Trapense y del Seminario del Buen Pastor, en Benguela (Angola); y el patronazgo de los Institutos Superiores de Ciencias Religiosas de Toledo y Córdoba.

La Facultad de Teología «San Dámaso» hunde sus raíces en el Estudio Teológico erigido en 1967 como prolongación de la actividad docente del Seminario de Madrid. Para responder a las necesidades de la Iglesia en el campo catequético y de la formación de laicos y religiosos, en 1977 se creó el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequética, fruto de la fusión de la Sección de Teología Catequética de la Universidad Pontificia de Salamanca y del Instituto de Ciencias Religiosas y Catequética erigido dos años antes por la Archidiócesis de Madrid-Alcalá.

En 1986, la Congregación para la Educación Católica aprobó los estatutos del Instituto Superior de Teología, Ciencias Religiosas y Catequética San Dámaso. Cuatro años después, se erigió el Centro de Estudios Teológicos San Dámaso.

En 1995, Antonio María Rouco inició las gestiones para su constitución en Facultad de Teología, que culminaron en 1996. Doce años después, el proceso podría terminar con la creación de una Universidad eclesiástica, lo que permitiría a «San Dámaso» expedir toda suerte de diplomaturas y licenciaturas universitarias relacionadas con las Ciencias Religiosas y que dotaría, al fin, a la Archidiócesis de Madrid de una Universidad propia.

ABC, 09/01/08