Castilla-La Mancha: La UCLM promoverá entre sus investigadores la necesidad de patentar sus productos

Pechando o coñecementoCastilla-La Mancha: La UCLM promoverá entre sus investigadores la necesidad de patentar sus productos
Los 160 grupos de investigación sólo tienen licenciados seis inventos para su explotación, un número que se cree que se puede superar debido al «grado de madurez» que han adquirido

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), a través de su Vicerrectorado de Investigación, va a poner en marcha una nueva acción que permita detectar qué proyectos de investigación de los que se desarrollan en la institución son suceptibles de ser o no patentados para su posterior explotación. La intención es crear «una mayor conciencia» entre los investigadores de la institución para que promocionen sus logros porque según considera Alberto García García, director de la Unidad de Gestión de la Investigación (UGI) de la UCLM, «estamos convencidos de que tenemos un gran potencial de investigadores que podrían explotar lo que hacen».

Desde el año 2002 hasta la fecha los investigadores de la Universidad regional sólo han presentado 25 patentes, de las que en la actualidad hay seis licenciadas que están dando beneficios a la institución académica. Aunque García advierte de que la Universidad se encuentra en estos momentos en «la fase de acumular patentes», considera que «son pocas» y que teniendo en cuenta que en la institución trabajan un millar de doctores investigadores ese número podría crecer sustancialmente en los próximos años.

De ahí, añade, que en los próximos meses la Universidad regional tenga previsto visitar a sus investigadores para conocer los resultados de sus proyectos y conocer si es idóneo que los mismos sean o no patentados.

No obstante, el director de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), Gerardo Marquet García, aclara que «no se trata de patentar por patentar», sino de «patentar para proteger un producto que pueda ser explotado comercialmente por las empresas». En su opinión, los más de 160 grupos de investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha han adquirido el grado de madurez suficiente para que «sus capacidades de investigación comiencen a dar resultados» y sólo necesitan la ayuda de la OTRI para hacer ver a los investigadores esas posibilidades.

No menos despreciable es su tarea de hacer ver a las empresas la importancia que tiene que éstas utilicen los resultados del invento realizado por los investigadores. En este sentido, Marquet apunta que la institución no se ha marcado un objetivo numérico de patentes anuales, ya que existen diferentes métodos de proteger un resultado y no siempre la patente interesa al autor y a la empresa, que en ocasiones prefieren llegar a un acuerdo de confidencialidad entre ambos. A pesar de ello, la idea es «incrementar el número de patentes y entrar en negociación con más empresas para ver si les interesa o no explotar nuestros resultados de investigación», ya que según reconoce, aumentar las patentes «es una forma de posicionarnos entre las universidades de mayor excelencia», al tiempo de que «resulta para la universidad una fuente de ingresos» que por ahora es mínima.

A este respecto Marquet manifestó que a día de hoy la UCLM tiene en cartera una decena de patentes que están siendo presentadas a las empresas para conocer si estarían interesadas o no en explotarlas.

Ingresos

Por otro lado, Alberto García explicó que la UCLM ingresa anualmente alrededor de 15.000 euros por la explotación de sus patentes, una cuantía «simbólica» que Marquet justifica porque «las patentes están licenciadas desde hace poco tiempo y las empresas aún no les están sacando muchos beneficios para que nosotros a su vez lo recuperemos en concepto de regalías».

El dinero que se paga a la Universidad a cambio del uso que se hace de una de sus patentes lo establece la propia institución y viene a ser un porcentaje variable, que «depende de mil factores», sobre los beneficios que la empresaconsigue de la explotación del invento. Marquet prefiere no pronunciar la cifra que la UCLM podría alcanzar en concepto de explotación de patentes, ya que en estos momentos es muy arriesgado, pero advierte que «de aquí a unos años nuestras invenciones empezarán a generar beneficios».

La Tribuna de Ciudad Real, 16/02/08

Outras novas relacionadas: