Goldman Sachs ve indiferente quien gane las elecciones para afrontar la desaceleración

PluralismoGoldman Sachs ve indiferente quien gane las elecciones para afrontar la desaceleración

“Al final, el partido que gane puede ser el aspecto menos relevante de estas elecciones”. Golmand Sachs considera que ambas formaciones presentan un programa económico similar, con generosas bajadas de impuestos, para encarar la desaceleración de la economía por el enfriamiento del mercado inmobiliario. “El superávit presupuestario se convertirá en déficit en dos años”, dice el banco americano, que estima que “Zapatero ha elegido la fecha equivocada” para convocar los comicios. “El deterioro de la economía juega a favor del PP”.

En un informe publicado Spanish elections: It´s about de economy this time, el analista de Goldman Sachs Javier Pérez manifiesta que “debido a la corrección del sector inmobiliario y el rápido deterioro del sentimiento económico, la cuestión económica juega su papel más importante de siempre”. Algo obvio y que el debate ayer entre Pedro Solbes, vicepresidente económico de la Administración Zapatero, y Manuel Pizarro, número dos del Partido Popular (PP) en Madrid, ilustra a la perfección.

Lo curioso en este caso es que a pesar de las supuestas diferencias ideológicas entre las dos formaciones, los programas económicos convencen por igual a los expertos del banco de inversión estadounidense. “No importa demasiado quien gane. Las instituciones de una economía avanzada como la española, con sus sistemas de incentivos, sus regulaciones y la separación de lo público y lo privado van mucho más allá de los partidos políticos”.

En cualquier modo, venza quien venza, tendrá que afrontar una situación en la que el desempleo se ha disparado en el último tramo del año, el indicador de precios ha superado el 4% en los últimos meses y las hipotecas se han encarecido por el aumento de los tipos de interés. Además, la confianza del consumidor cayó en enero hasta niveles de la crisis de 1992-93. “En este contexto, el sorprendente dato de PIB del cuarto trimestre (0,8%) ha supuesto un pequeño confort para el consumidor y votante”.

Según Goldman Sachs, la desaceleración del “sobredimensionado y endeudado” mercado inmobiliario acarreará más paro en los próximos meses, y además “examinará los balances de las empresas promotoras y constructoras con viviendas sin vender, y a los bancos y cajas de ahorro que los han financiado”.

En el fondo, resumen los analistas de esta firma, “la maniobra del Gobierno, sea del color que sea, estará limitada a acciones fiscales para acomodar el ajuste”. Goldman se congratula de que los programas de ambas formaciones, PP y Partido Socialista Obrero Español (PSOE), “contengan lo que parece un estimulo fiscal considerable”.

Los ideólogos del PSOE proponen subsidios para el alquiler y 2.500 euros para cada recién nacido, además de la supresión del impuesto de patrimonio y una ayuda fiscal de 400 euros por ciudadano. Las pensiones públicas se situarán en la media anual de ingresos, mientras que el salario mínimo interprofesional aumentará de 600 a 800 euros en cuatro años.

El PP, por su parte, promete una reducción en los tramos del IRPF a 40%, 30% y 20% y la eliminación efectiva para siete millones de ciudadanos que cobren menos de 16.000 euros. Además, Mariano Rajoy, candidato del partido, ha prometido una rebaja al 20% desde el 30% en el impuesto de sociedades. Las mujeres trabajadoras podrán disfrutar de beneficios fiscales por 1.000 euros al año, mientras que los pensionistas con la menor retribución recibirán 150 euros adicionales. Ambos partidos prometen guarderías gratuitas para los niños menores de tres años.

“El coste fiscal de los programas será importante y mutará fácilmente el superávit presupuestario, del 2% del PIB, en déficit en un par de años”, dice Goldman Sachs. “La economía española puede afrontarlo, con una deuda pública por debajo del 40%”.

Economía española (1993-2007)



Fuente: Goldman Sachs

Terra, 22/02/08

Outras novas relacionadas: