USC: Cinco facultades incorporan nuevos sistemas de control de intrusos

Control de accesoUSC: Cinco facultades incorporan nuevos sistemas de control de intrusos
La empresa Sistema de Seguridad A1 los instala en Biología, Farmacia, Física, Medicina y Química

Las facultades de Biología, Farmacia, Física, Medicina y Química incorporan sistemas de protección contra la intrusión. El proyecto supone a la Universidad de Santiago un desembolso de cerca de 300.000 euros. Hasta ahora, ya había ocho facultades en Santiago (Odontología, Historia, Relaciones Laborales, Ciencias de la Educación en el campus sur y en Xoán XXIII, Políticas, Periodismo y Matemáticas) y otras dos en Lugo (Humanidades y Politéctica) que contaban con este servicio. Hay otros edificios e la USC que también tienen sistemas similares, como el rectorado o la Biblioteca Xeral, entre otros.

Su desarrollo supondrá que nadie se podrá mover libremente por esos centros. Más bien al contrario. La tarjeta universitaria inteligente (TUI) será el pasaporte que permita circular por determinados lugares de esas facultades. Pero dependiendo de quién sea su portador (estudiante, profesor, investigador, PAS...) se le permitirá acceder a algunos lugares de los centros o se le impedirá el paso. Todo de forma electrónica. Se elimina, por tanto, la vigilancia específica de estos centros.

Además, en todas las facultades y escuelas de los campus de Santiago y Lugo se instalarán controles de acceso al centro en al menos una puerta. El control inspección también se hará a través de la tarjeta universitaria. Esto evitará que haya distintos sistemas de acceso en función del centro, porque ahora cuando alguien quiere entrar fuera de hora en alguna facultad avisa al personal de seguridad o tiene un sistema de acceso. Concretamente, son 76 nuevas puertas para 58 centros diferentes.

La Universidad salvó recientemente uno de los últimos trámites para dotarse de un nuevo sistema integral de seguridad. La empresa que lo desarrollará es Sistema de Seguridad A1, que resultó adjudicataria del concurso. Cobrará 933.000 euros por implementar los métodos de control. Al concurso concurrieron otras cinco sociedades. La empresa ganadora rebajó en 100.000 euros la oferta inicial con la que el rectorado inició el concurso.

Son cuatro años de puesta en marcha del sistema. Finalizados, la Universidad tendrá opción a comprarlo por un precio equivalente al que pagará cada mes mientras el sistema esté en régimen de alquiler.

Además, habrá un centro de coordinación de todo el sistema para conocer en cada momento en qué estado está cada sensor. De esta formo, si se produce un intento de acceder a un lugar vedado, el centro de coordinación lo sabrá instantáneamente y conocerá en que lugar está sucediendo el intento de intrusión.

La Voz de Galicia, 09/06/08

Outras novas relacionadas: