USC: Sus socios nacionalistas hacen piña con Barro para que la USC consiga una mejor financiación

USC: Sus socios nacionalistas hacen piña con Barro para que la USC consiga una mejor financiación
Universidade Aberta arropa al rector y considera inaplazable consensuar un nuevo plan económico
Cree que aún podría hacerse en lo que queda de año

Hay problemas, y problemas mayores. Cuando estos últimos aparecen, los primeros pasan a un segundo o tercer plano, casi se diluyen. Y eso es lo que parece haber pasado entre los socios de gobierno de la Universidade de Santiago (USC), por cuenta, cómo no, de la crisis económica. En julio, Universidade Aberta (UA), la cara nacionalistas del rectorado de Senén Barro, aireaba por primera vez las diferencias internas con un comunicado en el que calificaba de "manifestamente mellorábel" el cumplimiento del pacto de gobierno. Ayer UA repitió la fórmula del manifiesto, pero esta vez para dejar claro su respaldo al rector en su reivindicación de una mayor financiación y, de paso, el aplazamiento de sus reproches.

"UA está a disposición da USC e do seu reitor para superar esta crise, adiando as demandas feitas antes do verán, ao tempo que manifesta a súa vontade de comezar a traballar desde agora mesmo con todas as persoas e colectivos na configuración do modelo de universidade e da alternativa necesaria para afrontar esta nova etapa", concluye el texto, titulado Un tempo novo con necesidades vellas. "As dificultades sempre unen e creo que a responsabilidade institucional esixe que sexa así", añadía el vicerrector de Relacións Institucionais y miembro de UA, ­Lourenzo Fernández Prieto.

Difícil en periodo electoral

Fernández destacó la condición del equipo rectoral, antes y ahora, de "gobierno único", que no bipartito, y con "moita lealdade", y recordó que fue otra crisis económica, la interna desatada en 2003, la que unió a dos grupos antes rivales, UA y la PUP del rector, de línea socialista. Ahora toca otra vez unión para evidenciar "a necesidade inaprazábel" de abordar un modelo financiero "co máximo consenso" entre actores sociales. Cuanto más se retrase, en peor situación estarán los campus, y más la USC, para afrontar "un novo escenario político-económico que trascende o problema de 2009", dice el texto. UA cree que aún se puede negociar este año, sin esperar al que viene, como quiere la Xunta, ya que cree que si no o quedará pendiente para la próxima legislatura o se contaminará del ambiente preelectoral.

Barro, que cuando UA publicó sus críticas advirtió de que había dos puertas, la del diálogo o la de salida, también entona son de paz, pero asume que no habrá plan este año. "Nos temas relevantes sempre estivemos de acordo. Aínda que haxa discrepancias puntuais, non hai fisuras. Entendemos que é unha máxima prioridade ter financiamento suficiente para 2009 e un plan novo que en ningún caso se demore máis alá de 2010", dijo a este diario.

Afán de corrección

Eficacia y mejora

Fernández Prieto destacó la eficacia de la USC y su aportación a la economía del conocimiento, así como la disposición a "corrixir" los aspectos en los que no se es tan eficaz, apelando al diálogo social .

El Correo Gallego, 15/10/08