Aragón: Pugna territorial por la Universidad

Aragón: Pugna territorial por la Universidad

Huesca y Teruel sienten que la adaptación de sus titulaciones al Plan Bolonia está siendo la excusa utilizada por el Gobierno de Aragón y la Universidad para mermar los campus de ambas provincias en beneficio de la ciudad universitaria de Zaragoza.

Motivos no les faltan. Con la actual propuesta de reordenación de la oferta de titulaciones, presentada por la Universidad de Zaragoza el pasado 1 de diciembre, Huesca perdería Empresariales, Humanidades, Ingeniería Técnica Química y Turismo. Ésta última, junto con Empresariales, pasarían a formar parte de un nuevo título de grado, denominado Gestión Turística.

Mientras, en Teruel se dejarían de impartir, Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones, Humanidades y parte de los estudios de Magisterio. Además de estos dos campus, la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia vería reducido el número de estudios impartidos en su centro.

La falta de demanda es el principal argumento utilizado por la Universidad de Zaragoza, que engloba los campus de las tres provincias, para dejar de impartir las citadas titulaciones en los campus de Huesca y Teruel. Según las cifras ofrecidas por la Universidad pública aragonesa, su número total de alumnos ha descendido en los últimos cinco años en el conjunto de los tres campus. Dicho estudio refleja que en la Universidad, de los 37.902 alumnos matriculados en el curso 2002/2003 han pasado a los 30.490 matriculados en el pasado 2007/2008, un descenso de más de 7.000 alumnos.

Si desciende el número general de alumnos es lógico que descienda la demanda de algunas de las titulaciones. Los estudios que desaparecerán según la propuesta presentada por la Universidad tienen una demanda mínima. Este es el caso de Humanidades en Teruel, que en los últimos 5 años ha tenido una media de alumnos de 0,6 alumnos. Las cifras de esta titulación en Huesca son similares. Por eso, la Universidad ha decidido convertirlas en un master.

Sin embargo, desde Huesca y Teruel no ven estos datos como un motivo objetivo por el que acabar con las citadas titulaciones y achacan la falta de inversión como una de las principales causas del descenso en el número de alumnos.

Falta de vertebración territorial

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Huesca, Ana Alós, señaló a ABC que «Huesca no se merece el trato que se le pretende dar» y añadió que la propuesta, «en absoluto es una apuesta por la vertebración territorial, ya que no se cumple con el espíritu de la descentralización universitaria y no concuerda con el esfuerzo que siempre ha demostrado esta ciudad a la hora de aportar infraestructuras al servicio de la Universidad de Zaragoza».

Además, la falta de financiación en Huesca se está convirtiendo en un problema mu graves, ya que gran parte de las aulas de la facultad de medicina se están viniendo abajo y probablemente no se puedan celebrar los exámenes de febrero.

«Teruel Existe» interviene

Por su parte, desde la provincia turolense, el colectivo «Teruel Existe» apuntó a este periódico que «se necesita mayor inversión» y reclamó que se apueste por dar un mayor impulso a las titulaciones que fuerte implantación en Teruel, como es el caso de Enfermería. «En vez de duplicar carreras y provocar que el número de alumnos de las pequeñas provincias disminuya, lo que se debería de hacer es dar mayor peso a las titulaciones con fuerte presencia en Teruel para conseguir que alumnos de comunidades cercanas vengan a la capital turolense atraídos por el potencial de sus estudios».

Además, propuso que se creen nuevos grados relacionados con la tradición y la historia turolense, como Paleontología o Patrimonio.

La guerra abierta entre los campus por la reordenación de las titulaciones no es el único frente abierto para la Universidad de Zaragoza, que ve como sus alumnos se oponen al Plan Bolonia y como protesta llevan encerrados desde el pasado 9 de diciembre en el Edificio de Interfacultades, para denunciar la privatización de la Universidad, que según ellos, sería la consecuencia más directa de la aplicación del Plan Bolonia.

Además, para el próximo 2009 se abre un nuevo frente, la negociación con el Gobierno de Aragón a cerca de la financiación universitaria.

Los campus de Huesca y Teruel critican la falta de inversión por parte del Gobierno de Aragón en sus facultades y la pérdida de licenciaturas con la adaptación al Plan Bolonia

ABC, 26/01/09

Outras novas relacionadas: