USC: La PUP ve en la marcha de Prieto la "rotura unilateral de UA" del pacto

USC: La PUP ve en la marcha de Prieto la "rotura unilateral de UA" del pacto
La plataforma de Barro le pide remodelar el consello de dirección sobre el acuerdo con Converxencia, su socio minoritario
El vicerrector dice que dimitió para "evitar tensións" en torno a la definición de una nueva candidatura

La coalición de gobierno de la Universidade de Santiago (USC) se tambalea. La dimisión del vicerrector de Relacións Institucionais,Lourenzo Fernández Prieto, la cabeza más visible de Universidade Aberta (UA) en la coalición, supone para la Plataforma Universitaria Progresista (PUP), el grupo del rector, una "rotura unilateral" del pacto por parte del colectivo nacionalista. Y requiere cambios: "A PUP, á vista da rotura unilateral do pacto por parte de Universidade Aberta, propón remodelar o consello de dirección en base ao acordo entre a PUP e Converxencia Universitaria (CU), e a eventual incorporación doutros membros da comunidade universitaria", reza el comunicado que aprobó anoche la PUP en asamblea.

La PUP quiere consensuar esta propuesta con CU y mantiene su apoyo al rector, que en unos 14 meses concluirá su segundo y último mandato. Senén Barro logró en 2006 presentarse a la reelección con el respaldo de UA (de tendencia nacionalista), la histórica rival de su plataforma, de tendencia socialista, además de mantener los de CU, su socia tradicional. Los términos del pacto lo establecieron las propias plataformas, de ahí que ahora la PUP le traslade esta petición.

Fernández Prieto confirmó ayer su dimisión como vicerrector diciendo que trata de "evitar tensións futuras" que se puedan derivar "da configuración dunha nova ou novas candidaturas". Quiere trabajar con su plataforma en la definición de un nuevo proyecto de gobierno a partir de 2010, pero niega que su dimisión se pueda interpretar como un signo de crisis en la coalición o que se pueda decir a estas alturas que él será candidato.

Su marcha, sin embargo, se intepretó en distintos círculos universitarios consultados por este diario como un claro gesto de ir preparando el terreno para una candidatura de UA al rectorado encabezada por él mismo, tras tres años de una coalición que no funciona tan bien como dicen las voces oficiales. De hecho, el pasado verano los vicerrectores de UA acusaron públicamente a sus socios de tomar "decisións non consensuadas e mesmo arbitrarias". Las asperezas se limaron para hacer frente común a las reclamaciones financieras de la USC, pero unos meses después la división vuelve a hacerse patente.

FERNÁNDEZ PRIETO

"Creo que é un erro de percepción"

El aún vicerrector, en funciones, Lourenzo Fernández Prieto, manifestaba anoche que comprendía que su dimisión fuese algo "inesperado", pero consideraba que la lectura que hace la PUP de ella, una rotura del pacto que sostiene el gobierno, responde a "un erro de percepción completo". Fernández Prieto insiste en que su propósito era "fortalecer" el gobierno evitando tensiones por la posibles presentación de una candidatura de su grupo, ya que él es el único catedrático de UA en el equipo de dirección y, por lo tanto, el que podría ser candidato a rector y sobre el que se centran las especulaciones.

Fernández Prieto hace además una lectura diferente del pacto y califica la de la PUP como una especie de "secuestro" . "En ningún sitio está escrito, nin acordamos nunca, que non se puidera cambiar os vicerreitores, nin nada ao respecto do que pasaría nos catro anos seguintes. [A decisión da PUP] non lle fai un favor ao goberno", concluyó .

LA FRASE LOS DATOS

Respaldo mayoritario entre los docentes en 2006 La triple alianza de Barro le valió el 10 de mayo de 2006 un apoyo masivo entre el profesorado, que le dio más apoyo que en su primera cita con las urnas como candidato a rector, en 2002. La principal organización de personal de administración y servicios, sin embargo, pidió en hace tres años el voto en blanco, para manifestar su rechazo a la gestión de Barro, que en plena crisis económica fue muy contestada por este colectivo; y la falta de confianza en su contrincante, Juan Casares Long.

Críticas a Bolonia Las convulsiones nunca llegan solas. La polémica en torno a San Xerome coincide esta semana con la presentación de una plataforma en la que por primera vez el profesorado gallego busca organizarse para protestar contra Bolonia porque, a su juicio, se está utilizando como pretexto para mercantilizar la universidad. El movimiento está abierto a todos los campus de Galicia, pero los principales promotores, entre ellos representantes de la CIG, y primeros nombres en adherirse a su manifiesto son de la USC y del entorno de Universidade Aberta .

LAS FRASES

Senén Barro: "Do mesmo xeito que respecto a decisión de Fernández Prieto, respecto tamén a valoración que fai a PUP deste feito" .

Senén Barro: "Continuarei garantindo a gobernabilidade da USC"
El rector manifiesta su respeto tanto por la autonomía de los grupos que apoyaron al equipo de gobierno como por la decisión del responsable de Relacións Institucionais

El rector de la USC, Senén Barro, manifestaba anoche su respeto tanto por la decisión de Lourenzo Fernández Prieto de presentar su dimisión como por la petición de la PUP de una remodelación del equipo de dirección, y recalcó que garantizará la gobernabilidad de la institución académica.

"Respecto a autonomía e a capacidade de decisión dos grupos que supuxeron os principais apoios ao equipo de goberno. E do mesmo xeito que respecto a decisión de Lourenzo Fernández Prieto de abandonar o equipo de goberno para propiciar unha candidatura dende Universidade Aberta, respecto tamén a valoración que fai a Plataforma Universitaria Progresista deste feito. A partir destas accións e valoracións das plataformas, eu continuarei coa responsabilidade de garantir a gobernabilidade", indicó en declaraciones a este periódico.

Barro intentó y reintentó aunar los apoyos de los tres grupos organizados de profesorado de la USC para presentarse a la reelección, en mayo de 2006. El rector defendía que una candidatura de consenso era especialmente importante en un período clave para la institución académica, inmersa en pleno plan de equilibrio financiero, después de alcanzar una deuda de millones de euros. E hizo posible lo que a muchos parecía imposible.

Tres años después, la universidad vuelve a estar en una encrucijada. Las cuentas están otra vez de por medio, con una marcada incertidumbre sobre lo que pasará con la financión universitaria desde la Xunta, tanto por la crisis económica como por el nuevo gobierno que se avecina, que en campaña no ha aclarado apenas nada sobre sus intenciones en este capítulo.

Pero tanto la recta final del último mandato de Barro como los cuatro próximos años serán cruciales para la USC por otro motivo común a todas las universidades de España: la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, de la que se lleva hablando una década, pero para la que los criterios definitivos se aclararon demasiado tarde, sumiendo a las facultades y departamentos en un cúmulo de dudas y trabajo que está generando un malestar generalizado, incluso entre los defensores del espíritu de Bolonia.

En este contexto, una candidatura de consenso parecería una opción deseable de nuevo, pero para muchos semeja cada vez un imposible.

El Correo Gallego, 18/03/09