USC: Barro debe decidir si termina su mandato sin los nacionalistas

USC: Barro debe decidir si termina su mandato sin los nacionalistas
Universidade Aberta considera que no hay motivo para romper el pacto y la PUP recuerda que la situación no es trivial

Senén Barro tiene la última palabra en lo que comenzó como la dimisión de un vicerrector del colectivo Universidade Aberta, de corte nacionalista, y puede acabar con la coalición de gobierno que mantiene este grupo con Plataforma Universitaria Progresista (PUP) y Converxencia Universitaria.

La PUP manifestó que ante la obligada remodelación que debe acometerse en el equipo de gobierno, y tras la ruptura unilateral por parte de Universidade Aberta del pacto, el rector debe reorganizar el consello de dirección en base al acuerdo de la PUP y Converxencia, y la eventual incorporación de otros miembros de la comunidad universitaria.

Esta medida acabaría con el consenso logrado entre los tres grupos del profesorado, dejando al sector nacionalista a un lado. El rector de la USC debe ahora decidir cómo se remodela el equipo de gobierno, pero no hay que olvidar que su apoyo al Rectorado en estos dos mandatos fue la Plataforma Universitaria, el grupo que pide desmarcarse de los nacionalistas. A lo largo de todo el día de ayer fue imposible localizar a Barro para conocer su posición tras la dimisión de Lourenzo Fernández Prieto.

Desde Universidade Aberta critican haber conocido la postura de la PUP por los medios de comunicación, y recuerdan que el pacto se acordó entre estos dos grupos (no entre tres, excluyendo a Converxencia), «polo que non nos parece de recibo que unha das dúas partes tome unha decisión e non lla comunique á outra», explicó uno de los coordinadores de UA, Xerardo García Mera.

Mera, que asegura que ahora todo está en manos del rector, difiere con la interpretación de la PUP de que la marcha de Fernández Prieto suponga una ruptura unilateral del pacto del gobierno, y recuerda que ya ha habido dos dimisiones (una de una vicerrectora de Converxencia, Paz García Rubio, y otra de un cargo de la PUP), «e nunca UA tivo nada que dicir». Tanto García Mera como el dimitido Fernández Prieto coinciden en que el pacto no incluía nada referido a la continuidad en la nueva legislatura.

Desde la PUP tienen una visión diferente, y explican que por supuesto que no se incluía nada sobre la próxima legislatura «pero aínda estamos nesta», añadiendo que no tiene nada que ver una dimisión por razones personales, como la de Rubio, con otra en la que ya se adelanta que será para liderar una alternativa.

Divergencias

Este es el conflicto más importante en el equipo de gobierno pero no el primero en la USC. Universidade Aberta ha sido tanto en esta ocasión como el verano pasado la protagonista de las diferencias.

Las divergencias del 2008 se aparcaron en el mes de octubre, cuando ante los problemas económicos y el aplazamiento del plan de financiación, los nacionalistas expresaron públicamente su apoyo al rector. Lo que ocurre es que a poco más de un año de las próximas elecciones universitarias, a las que ya no concurrirá Barro por haber agotado sus dos mandatos, los grupos comienzan a posicionarse en la carrera al Rectorado, y surgen por lo tanto los roces.

«Respetamos fondamente os tempos e a postura do reitor»

Por el momento, y a la espera de la decisión que finalmente tome, los coordinadores de la Plataforma Universitaria Progresista, el colectivo que impulsó a Barro al Rectorado de la USC, tienen en el responsable de la institución una confianza plena. Elena Vázquez, que además compartió gobierno con él en el anterior mandato, agradeció que el rector escuchase las propuestas de la PUP, e indicó que ahora los tiempos son del rector, quien además es el responsable, «polo que respectamos fondamente os seus tempos e a súa postura».

Vázquez recordó que no se trata de una situación «trivial», y cuestionó la postura de Universidade Aberta, al tratar de equiparar la dimisión de Fernández Prieto con las anteriores que hubo en el equipo, aunque añadiendo que respeta las decisiones que pueda asumir Universidade Aberta respecto a sus objetivos en la USC.

La Voz de Galicia, 19/03/09

Outras novas relacionadas: