USC: UA niega que la dimisión de Fernández Prieto vulnere el pacto de la USC

USC: UA niega que la dimisión de Fernández Prieto vulnere el pacto de la USC
El puente y un viaje del rector a Praga pone la solución de la crisis en compás de espera
Converxencia apoya a la PUP en su petición de remodelar el equipo de gobierno

La crisis del gobierno de la Universidade de Santiago (USC) se queda estos días en stand by. Ayer no hubo declaraciones públicas desde San Xerome, y el puente y el viaje a Praga del rector, Senén Barro, para participar a partir de hoy en una reunión de la Asociación Europea de Universidades parece que retrasará al menos hasta el lunes cualquier movimiento en la configuración del equipo de dirección, que, a juicio de la Plataforma Universitaria Progresista (PUP) -la de Barro- debería ser remodelado debido a la dimisión del vicerrector de Relacións Institucionais Lourenzo Fernández Prieto.

La PUP considera la marcha de la cabeza más visible de Universidade Aberta (UA) en el rectorado una "rotura unilateral" del pacto de gobierno por parte del colectivo nacionalista y ha propuesto al rector que remodele su equipo en base al acuerdo entre la PUP y Converxencia Universitaria (CU), la socia minoritaria en el rectorado, e incluso incorporando otros miembros de la comunidad universitaria no adscritos a ningunas siglas.

Elena Vázquez Cendón, portavoz de la PUP, recalca que "agora os tempos son do reitor". "El é quen ten toda a capacidade de decisión e a PUP o que lle traslada é que considera que o pacto se rompeu", apunta.

CU respalda la petición de la PUP, señala su portavoz, Maribel Suárez, mientras que Xerardo García Mera, de UA, lamentaba ayer por la tarde que, hasta el momento, no recibiese ninguna comunicación oficial de la propuesta que aprobó la PUP en asamblea el pasado martes, aunque Fernández Prieto la conoció a través del propio rector.

Tras conocer la decisión de su grupo, Barro manifestó su respeto tanto por esta como por la de Fernández Prieto y destacó que continuará garantizando la gobernabilidad de la USC.

Por su parte, el vicerrector en funciones se mostraba sorprendido porque su marcha se interpretase como una rotura del pacto, cuando él asegura que la adoptó precisamente para evitar las tensiones en el gobierno que se pudiesen derivar en torno a la futura definición de una candidatura para las elecciones al rectorado de 2010.

A su jucio, retirarse es la mejor manera de garantizar que en los 14 meses que restan para la cita con las urnas el equipo rectoral goce de una solidez máxima, libre de especulaciones sobre el único vicerrector de UA que es catedrático y, por tanto, posible aspirante a rector.

Barro no podrá repetir -agota el máximo de dos mandatos estipulado- y Fernández Prieto y la UA quieren definir un nuevo proyecto de gobierno. "O que non sería de recibo é que unha persoa que vai auspiciar este proceso o faga dende o equipo de goberno", recalca García Mera, que insiste en que el gesto del vicerrector no vulnera el pacto entre ambas plataformas. "En ningunha parte do pacto estaba iso implícito. O acordo foi para afrontar unha lexislatura cos bimbios que cada grupo queira usar", añade el portavoz, que recuerda que en el gobierno ya hubo otras dimisiones sin mayores sin traumas.

Pero pese a este último capítulo de desencuentro, ni UA ni la PUP descarta futuros pactos, aunque esté claro que los acontecimientos de esta semana no ayudan. "A candidatura que quere auspiciar UA está aberta a todos os niveis. Pode estar configurada por UA en solitario, xunto á PUP ou entre as tres plataformas, ou incluso por outros aliados E se houbese un acordo coa PUP, o candidato podería saír de calquera dos dous grupos", dice.

Vázquez Cendón tampoco da por imposible la reedición del pacto. "A PUP fixo unha valoración a día de hoxe e non quixo pechar ningunha porta".

El apunte

El cambio sería en 4 vicerrectorados

La remodelación del pacto que pide la PUP supondría el abandono de UA de los 4 vicerrectorados que ocupa, de un total de 10. Son el Fernández Prieto; el de Cultura, de Elías Torres; el de Infraestruturas, de Xoán Carlos Carreira; y el de Profesorado, de Dolores Domínguez .

El Correo Gallego, 19/03/09