USC: Barro califica de «frívola» la propuesta de Casares de hacer catedráticos a 49 profesores

USC: Barro califica de «frívola» la propuesta de Casares de hacer catedráticos a 49 profesores
El rector dejó claro que las reivindicaciones de los docentes son «lexítimas»

«Preocupado». Así se mostró ayer el rector de la USC, Senén Barro, por la promesa del aspirante a dirigir la universidad compostelana, Juan Casares Long, de hacer catedráticos de golpe a todos los docentes acreditados por Aneca. «Demostra non ter respecto polo que é unha universidades pública e polo que socialmente representa a USC», sentenció Barro.

Y es que según el actual rector, el documento que Casares Long envió a decenas de profesores prometiendo cátedras para todos es «actuar con improvisación». Barro señaló que en el uso de recursos públicos debe atender en primer lugar a la sociedad, después a la propia institución y en tercer lugar a las personas que forman parte de esa institución.

«Isto non é a nosa casa», comentó el rector, para después explicar que «os recursos da universidade son limitados e neste momento máis», en alusión al contexto de crisis económica. De hecho, calculó que de llevarse a cabo esta medida, que afectaría a unos 60 docentes, la carga presupuestaria que tendría que afrontar la USC sería de alrededor de medio millón de euros anuales. Todo, después de que «dende que son rector levo encabezando un traballo de recuperación económica moi duro e con prezos a pagar dentro da institución e tamén na sociedade».

Autonomía responsable

El rector también quiso explicar que después de que los docentes hayan conseguido los requisitos para acceder a una cátedra «as universidades son as que en función dos seus criterios van facendo unha política que tamén atende a procesos de promoción». Precisamente, Barro aludió a esta «autonomía responsable» como único modo de gobernar una institución académica «que ten un peso na sociedade e unha historia».

Lo que sí quiso dejar claro el actual rector es que respeta las peticiones de promoción de los por ahora 49 docentes que han conseguido la acreditación para convertirse en catedráticos. «É lexítimo», afirmó, para después añadir: «ogallá tivese recursos para levalo adiante. Si que hai unha prioridade dentro da plantilla de facer promoción, pero isto ten que ir acompasado dos recursos», así como de la creación de plazas en aquellos ámbitos en los que haya más carencias. De hecho, Barro afirmó que ya está en marcha el proceso de promoción y que ha habido reuniones, pero que los pasos «teñen que ser progresivos porque non hai recursos suficientes».

La Voz de Galicia, 19/06/09