Cataluña: La Generalitat creará una empresa para que la investigación genere negocio

Cataluña: La Generalitat creará una empresa para que la investigación genere negocio
La iniciativa pretende que las patentes que se desarrollan salgan al mercado

Cataluña tiene un problema con la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i). Aparte de que gasta la mitad que la media europea (en 2008, el 1,67% del PIB), lo que gasta, le cunde poco. Tiene una amalgama de centros donde se investiga de distinta índole, que desarrollan un sinfín de patentes -Cataluña es, de largo, la comunidad que registra más patentes de España-, pero este esfuerzo no genera dinero, porque los inventos apenas se comercializan, no llegan al mercado. El Departamento de Universidades, Innovación y Empresas de la Generalitat, que dirige Josep Huguet, quiere acabar con este embrollo, que lastra la competitividad y frena el añorado y largo cambio de modelo productivo, y se ha propuesto, en lo que queda de legislatura, poner orden y sacar más jugo de la I+D+i que se hace en Cataluña.

La dirección general de Innovación (Acci1Ó) tiene en mente dos iniciativas para poner en marcha en breve. Por un lado, creará una empresa para que lo que se desarrolla en Cataluña tenga salida en el mercado, lo que en la jerga se llama valorización (ponerlo en valor). Es decir, que si en algunos de los numerosísimos centros donde se investiga (42 financiados por la Generalitat, 21 del CSIC, un centenar tecnológicos, unidades universitarias, parques científicos...) se da -un caso- con un material que enfría, éste pueda ser aprovechado por un laboratorio farmacéutico interesado en lanzar una pomada para quemaduras, por ejemplo. El mercado no siempre funciona solo.

Esto, que parece tan obvio y que en países como Estados Unidos o Canadá lleva años funcionando, aquí no pasa, y muchas de las 168 patentes europeas presentadas en Cataluña en 2008 (el 40% del conjunto de España, según datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas) se quedan muertas de risa.

Se intentó en 2005, a través del Consorcio de Transferencia del Conocimiento, constituido por las universidades, pero no funcionó "porque se planteó desde el punto de vista de la oferta, no de la demanda, como vamos a hacer ahora; hay que saber lo que quieren las empresas", avanza la directora general de Innovación, Carme Botifoll.

Siguiendo el modelo canadiense -en Estados Unidos, las grandes universidades tienen sus propias empresas de valorización-, la Generalitat creará antes del próximo verano una empresa mixta, en la que también está prevista la participación del mundo empresarial, seguramente a través de las cámaras de comercio, y de los centros donde se desarrolla la investigación. La empresa podría empezar con unos 10 millones de euros y 30 personas, buscadores de lo que se está investigando para convertirlo en productos más tangibles. "Los resultados llegan en cuatro o cinco años. Hasta entonces estamos dispuestos a perder dinero", explica Botifoll.

Fusión de centros

La segunda pata del plan es fusionar los principales centros tecnológicos de Cataluña, con un doble objetivo: ganar tamaño para que puedan competir en el extranjero y optar a proyectos internacionales, y para que, en paralelo, arrastren a las empresas catalanas. El objetivo del consejero Huguet es empezar con los más potentes (Ascamm, Cetemmsa, CTM, Leitat y Barcelona Media UPF) y que operen bajo la marca Tecnio, recién creada.

El País, 12/09/09