Galicia: USC: El escenario electoral de la USC se perfila más plural que nunca

Galicia: USC: El escenario electoral de la USC se perfila más plural que nunca
El 'monopolio' de las plataformas en las candidaturas al rectorado toca a su fin
Sánchez Piñón irá por libre y no será la única
En el campus suenan otras tres alternativas independientes y podría haber hasta seis opciones

Hace tres años y medio Senén Barro conseguía algo inédito: aglutinar bajo la misma candidatura a las tres plataformas de profesorado de la Universidade de Santiago de Compostela (USC). Hasta entonces, la suya, la Universitaria Progresista (PUP), socialista, se había enfrentado a la nacionalista Universidade Aberta (UA), contando con el apoyo de Converxencia Universitaria (CU). Pero la coalición hizo aguas a finales de febrero. UA abandonaba San Xerome, evidenciando no solo una crisis de gobierno, sino del propio modelo de plataformas. Su sistema, con demasiados paralelismos con los partidos políticos, moviliza cada vez a menos profesorado, y su debilidad queda también patente en el que parece el fin de su monopolio en las candidaturas al rectorado: cuando aún faltan casi seis meses para las elecciones, el escenario que se empieza a dibujar plantea hasta cuatro opciones independientes.

La primera en confirmarse fue, ya en agosto, la de Laura Sánchez Piñón. La ex conselleira de Educación decía entonces que buscaría el apoyo de las plataformas, pero que la suya será una opción sin siglas, a pesar de sus vínculos con la PUP. "Quiero contar con todos y que no estén solo los profesores en los órganos de gobierno", explicaba.

El decano de Bioloxía, Jaime Gómez Márquez, también se ha decidido a ser candidato independiente. Se da además por hecho que Juan Casares Long, el único rival de Barro en 2006, repita. Y una cuarta persona, una catedrática de ciencias, podría encabezar otra alternativa, progresista 'apartidista'.

Mientras, la PUP sigue sin definir, al menos públicamente, su elección. El nombre que suena más es el de Juan Viaño, vicerrector de Profesorado.

En cuanto a UA, la comunidad universitaria da por hecho que su candidato será Lourenzo Fernández Prieto, aunque en el seno del colectivo se apuesta por aportar un cabeza de lista para un proyecto más abierto.

Y es que las propias plataformas parecen ser conscientes del fin de una etapa. Su razón de ser nació en la universidad de los 80, más politizada y cuando la elección a rector era por voto indirecto, a través del claustro, el parlamento universitario. Veinticinco años después,son cada vez más las voces que piden algo diferente. Si fragua o no en la USC se decidirá en unos meses.

Ex conselleira y científica reconocida

La candidatura de Laura Sánchez Piñón (Buenos Aires, 1954) es la primera desde el campus de Lugo y también la primera confirmada de una mujer en la USC. La catedrática de Genética es la fundadora de Acuigen -el prestigioso equipo de investigación que desveló el mapa genético del rodaballo- aunque es conocida públicamente por ser la conselleira de Educación e Ordenación Universitaria durante el Bipartito. Esta experiencia, según quién la valore, es un plus o un hándicap para su nuevo reto. La profesora fue adjunta del vicerrectorado de Lugo en la época de Villanueva, pero aunque sigue en la órbita de la PUP (la plataforma socialista) el suyo es un proyecto al margen de siglas, que define como abierto y plural.

Experiencia decanal y voz crítica

La de Jaime Gómez Márquez es la segunda candidatura independiente que se confirma. El catedrático de Bioquímica y Biología Molecular no comulga con el sistema de las plataformas de docentes, que hasta ahora ha gobernado siempre la USC. Gómez Márquez es también una voz crítica que ha expresado en público su rechazo a políticas de gestión científica desde criterios mercantilistas, a la duplicación de Medicina o incluso a la conversión en catedráticos de todo el profesorado acreditado para serlo por la Aneca. Bajo su mandato Bioloxía fue de las primeras facultades gallegas en ensayar el sistema docente de Bolonia.

El opositor de la última 'legislatura'

Juan Casares Long (A Coruña, 1950) fue hace tres años y medio el único rival en las urnas de Senén Barro Ameneiro. El catedrático de Ingeniería Química presentó una candidatura independiente. Es considerado por muchos el candidato de la derecha, ya que fue director xeral de Medio Ambiente en el Gobierno de Manuel Fraga. Pese a enfrentarse a una macrocandidatura conjunta de las tres plataformas, Casares Long consiguió el mismo número de votos que Barro, pero gracias al alumnado, cuyo voto vale menos. Fue presidente de su departamento en la USC y participó en la creación del Centro de Supercomputación de Galicia (Cesga).

Al rescate en un momento delicado

Juan Manuel Viaño (Boqueixón, 1955) no ha tomado por ahora ninguna decisión sobre si será o no candidato, pero tampoco es algo que descarte y el suyo es el nombre que suena más para ser el candidato con el que la PUP trate de continuar en el rectorado. Este catedrático de Matemática Aplicada fue decano de la Facultade de Matemáticas hasta que hace unos meses, cuando renunció al cargo para apoyar en un momento crítico a Barro: Viaño asumió el vicerrectorado de Profesorado después del abandono del gobierno de los vicerrectores nacionalistas. Como decano hizo de su facultad una pionera en la adaptación a Bolonia.También fue edil socialista de Boqueixón.

El único esperado al frente de UA

Lourenzo Fernández Prieto (Ribadeo, 1961) aún no ha confirmado su candidatura, pero todo el mundo da casi por hecho que será la persona elegida por Universidade Aberta para aspirar al rectorado. Este catedrático de Historia Contemporánea era la cabeza más visible de los nacionalistas en el gobierno de Barro hasta que lo abandonaron hace unos meses. La crisis se desató precisamente por su renuncia al vicerrectorado de Relacións Institucionais para preparar el proyecto electoral de UA. Fernández Prieto aspira a ser el segundo rector nacionalista de la USC, tras Ramón Villares, también catedrático de Historia Contemporánea.

NOVEDAD

La dispersión del voto y la segunda vuelta

Si los hasta seis posibles candidatos que se barajan mantienen sus intenciones de aquí a mayo, por primera vez en la historia de la USC sería necesario acudir a una segunda votación. En 2002, Barro se convirtió en el primer rector de la institución compostelana elegido por el sistema de sufragio universal directo ponderado, establecido por la Ley Orgánica de Universidades. Pero ni entonces ni en 2006, cuando fue reelegido, hubo segunda vuelta, ya que solo había dos candidatos.

Fusiones o renuncias

Si se multiplican las opciones, la previsible dispersión del voto dificultaría que algún candidato supere el apoyo proporcional de más de la mitad de los votos y obligaría a una doble cita con las urnas. Este hipotético escenario hace también pensar en posibles fusiones de candidaturas o caídas de algunas de ellas de aquí a mayo. En cualquier caso, el panorama se espera más plural que nunca, aunque hay quien considera que siguen quedando sensibilidades sin cubrir .

EL SISTEMA

El voto de los docentes, el de más valor

La LOU convirtió en 2001 la elección a rector en una votación en la que participaba directamente toda la comunidad universitaria, tanto profesores, como alumnos y personal de administración y servicios. Hasta entonces, era el claustro -formado por los representantes elegidos por cada uno de estos tres colectivos- el que lo elegía. En 2007 la reforma de esta ley abrió la posibilidad de recuperar este antiguo sistema, pero las universidades no parecen dispuestas a retomarlo.

En ambos casos, no vale por igual la opinión de todos. En el claustro los representantes del profesorado son mayoría y cuando la opción es la elección por sufragio directo el voto conjunto de los profesores doctores tiene el valor de al menos el 51% del total del voto a candidaturas válidamente emitido.

Pueden aspirar a ocupar el rectorado los funcionarios del cuerpo de catedráticos de cada universidad .

El Correo Gallego, 15/11/09

Outras novas relacionadas: