Galicia: USC: Juan Casares: “Es necesario un cambio de rumbo importante para la universidad”

El candidato a rector de la USC Juan Casares LongGalicia: USC: Juan Casares: “Es necesario un cambio de rumbo importante para la universidad”
“Hay que lograr que toda la comunidad universitaria se sienta parte de un proyecto común”
“Debemos conseguir una institución viva que contemple como habitual el intercambio y el debate de ideas y de acciones”
Catedrático de Química y candidato a rector de la USC

Juan Casares Long, catedrático de Ingeniería Química, que las pasadas elecciones a rector logró el 50% de los votos directos, vuelve a presentarse como candidato a rector de la Universidade de Santiago de Compostela "porque estoy convencido de que apoyándonos en los valores de la universidad entendida como servicio público, subordinado al bienestar de la sociedad, es posible ofrecer soluciones a la actual crisis en la que estamos inmersos". Casares es la cara visible de un movimiento de base de la comunidad universitaria, y mantuvo a lo largo de los últimos años de forma continuada su posición como voz alternativa en los órganos de gobierno de la USC: el Consello de Goberno y el Claustro Universitario.

- Después de la experiencia de estos casi cuatro años ¿qué le anima a presentarse al Rectorado?

- Desde la posición de seguimiento y control crítico del equipo rectoral, sintiéndome siempre leal a la institución, he podido conocer y comprender las razones de la desmotivación y pérdida de ilusión de profesores, PAS y alumnos. La reforma de los planes de estudio, sin las modificaciones estructurales que permitieran visualizar a corto y medio plazo las ventajas del cambio de modelo educativo, los intentos de homogeneización de los criterios para la evaluación de los resultados de investigación sin tener en cuenta las características propias de las distintas áreas de conocimiento o las políticas de valorización economicista del conocimiento, han provocado disfunciones que han terminado por afectar muy negativamente. En un contexto tan difícil como el actual, considero que, basándonos en los valores establecidos de la universidad pública, es posible responder de forma eficaz a las demandas de nuestro entorno a través de un profundo cambio en las formas de gobierno.

- Usted es el único que se presentó como independiente de cualquier grupo o plataforma, ¿cree que esto le ayuda o le puede perjudicar?

- Defendí y demostré hace tres años y medio la independencia de nuestra candidatura, porque gracias a ella me siento libre para poder hablar sin trabas. Entonces formamos un equipo con personas aportando diferentes sensibilidades e ideas. Ahora vamos a seguir manteniéndola, porque nuestra intención no es constituir un grupo cerrado que sólo manifiesta su existencia en vísperas de las elecciones, para tratar de conseguir simplemente una posición de poder para los siguientes años, y que cuando han pactado entre ellos ni ha habido coordinación, ni se han ofertado soluciones, ni han sido capaces siquiera de mantenerse unidos durante el mandato para el que fueron elegidos.

- ¿Cuál es el problema más urgente de la USC al que puede ofrecer soluciones un candidato a rector?

- Deberíamos hablar de varios. Resulta fundamental conocer y dar a conocer la realidad patrimonial y financiera y aplicar una gestión que permita no sólo el seguimiento permanente, sino prever la evolución cara al futuro. Se hace imprescindible contar con un nuevo plan de financiación que, a diferencia de los últimos, permita consolidar los presupuestos de la universidad y orientar su proyección a medio plazo. Conseguir, con respeto hacia todas las sensibilidades, una universidad viva, que contemple como habitual, y no extraordinario, el intercambio y el debate de ideas y de acciones dentro de la comunidad universitaria y sus órganos de gobierno, unipersonales y colegiados. El reconocimiento de las funciones básicas de la universidad orientadas a la creación y transmisión de conocimiento, y basadas en los valores que han permitido mantener la institución universitaria liderando la sociedad a lo largo de los últimos 900 años.

- ¿Qué se le puede ofrecer a la comunidad universitaria?

- Ilusión, trabajo, ideas, transparencia, participación. Hacer nuestra la idea de la USC como la universidad de todas y todos las gallegas y gallegos. Comprometida con la sociedad de la que forma parte a todos los niveles, y que ofrezca responsablemente sus recursos y resultados al servicio de ésta. Una universidad abierta y plural en la que se recupere el diálogo y el debate sobre los temas que le afectan, recobrando la legitimidad de los órganos de gobierno y participación colegiados. Una universidad cuya comunidad se sienta escuchada por quienes la rigen. Una universidad implicada en la defensa de su estructura y sobre todo de todas las personas que trabajan en ella. Se trata, en definitiva, de hacer sentir a todos la importancia de cada uno en la tarea común de construir universidad día a día.

Conocimiento

 Equilibrio entre las áreas

- ¿Puede concretar algunos objetivos de regeneración para la institución universitaria?

- La Universidade de Santiago de Compostela tiene una larga tradición de incluir entre sus miembros y egresados a relevantes personalidades en los ámbitos de humanidades, ciencias experimentales, ciencias de la salud y ciencias sociales. Y más recientemente en el área de las ingenierías.Pues bien, tenemos todos que aceptar que existen distintas formas de crear conocimiento y también de transmisión del mismo, sin que unas, más regladas, sean mejores o peores que otras más difíciles de cuantificar. Y al mismo tiempo, saber mantener el equilibrio entre las grandes áreas de conocimiento, huyendo de modas y de criterios más o menos interesados.

- ¿Qué nuevas infraestructuras y centros necesitan los campus de la USC?

- Debemos partir de la base de que existen grandes asimetrías en lo que se refiere a espacios físicos en nuestra universidad, tanto en recursos para docencia, como para investigación y servicios. Para poder priorizar y decidir es necesario conocer previamente cuál es nuestro patrimonio, cuáles son los recursos financiero-económicos disponibles reales, y las obligaciones contraídas con terceros. Y a continuación, con luz y taquígrafos tomar las decisiones pertinentes, contando con los distintos órganos de gobierno y participación de los que se ha dotado nuestra universidad. 

El Correo Gallego, 29/11/09

Outras novas relacionadas: