Galicia: USC: La desmovilización de los claustrales impide aprobar los nuevos estatutos de la USC

Galicia: USC: La desmovilización de los claustrales impide aprobar los nuevos estatutos de la USC
Necesitaban el apoyo de 141 miembros y en la segunda vuelta solo acudieron 138

«Quero quitar todo tinte de gravidade a isto». Así se pronunció ayer el rector de la USC, Senén Barro, tras conocerse los resultados de la segunda votación para aprobar los nuevos estatutos de la Universidade compostelana. Solo 138 miembros del Claustro acudieron a las urnas, cuando el requisito para que la norma básica de la institución académica entrase en vigor era que votasen sí la mitad más uno de los claustrales: un total de 141.

La desmovilización marcó la tónica de la reunión extraordinaria del órgano de gobierno de la USC. Así, el rector explicó ayer que incluso durante el debate del nuevo texto estatutario, que se prolongó durante más de siete horas y en el que se abordaron más de 130 enmiendas, solo estuvieron presentes un tercio de los miembros que componen el Claustro.

La pregunta es ¿y ahora, qué? El plazo que marca la modificación de la Ley Orgánica de Universidades pone como fecha límite para aprobar los nuevos Estatutos adaptados a las directrices de la ley 4/2007 el mes de abril del 2010, así que queda el tiempo justo para dar luz verde al nuevo marco legal de la Universidade. El procedimiento desde hoy mismo y hasta que expire el plazo está claro: hay que empezar desde cero.

El Claustro deberá ahora decidir si será la misma comisión la que redacte unos nuevos estatutos o si por la contra se creará otra. A partir de ese momento, sus miembros deberán recorrer de nuevo el arduo camino de aprobar una nueva normativa: redactar el texto, presentarlo al Claustro, debatir las enmiendas y votar el texto modificado. Lo que esta vez llevó casi dos años, habrá que hacerlo en unos pocos meses. Sin embargo, el rector, que lo que más lamenta es el fracaso de la comisión a la hora de defender su propuesta, ya apuntó a que la propia modificación de la LOU del 2007 establece mecanismos para que en el caso de que el Claustro no llegue a tiempo se pueda cumplir la legalidad.

De este modo, en la peor de las situaciones, el Consello de Goberno será el encargado de adoptar acuerdos que parcheen los actuales estatutos para adaptarlos a la normativa vigente. De hecho, los actuales estatutos, que datan del año 2004, continúan en vigor. Barro explicó que el grueso de la normativa actual ya cumple con las directrices de la LOU y que tan solo hay que modificar, por ejemplo, los porcentajes de representación claustral.

La Voz de Galicia, 03/12/09