Galicia: Dos nacionalistas se disputan por primera vez el rectorado de Vigo

Galicia: Dos nacionalistas se disputan por primera vez el rectorado de Vigo
La asamblea de Alternativa Universitaria ratifica al ex director xeral de I+D Salustiano Mato como aspirante

Es hombre, tiene algo más de 40 años, se presenta por primera vez a las elecciones a rector y milita en el nacionalismo. Este es el perfil del próximo rector de Vigo. Solo hay dos candidatos para las elecciones de mayo y los dos cumplen esas características. Es la primera vez que solo hay dos candidatos nacionalistas para dirigir la Universidad de Vigo. Jaime Cabeza ya era el aspirante de Nova Universidade desde principios de diciembre y Salustiano Mato fue ratificado ayer por unanimidad en la asamblea de Alternativa Universitaria, la plataforma de profesores que gobierna la Universidad de Vigo desde hace doce años.

Ese colectivo pone fin a la sucesión del actual rector, Alberto Gago, desatada cuando anunció a mediados de octubre que renunciaba a presentarse a un segundo mandato. En el proceso interno surgieron cuatro nombres: los vicerrectores José Cidrás y Carmen García Mateo, la ex gerente Margarita Estévez y el propio Mato. Solo el primero y el último tenían posibilidades reales. Entre los partidarios de Mato había cundido la idea de que las candidaturas de García Mateo y Estévez surgían solamente para dinamitar la suya y dar vía libre a Cidrás.

En cualquier caso, ayer fue ratificado por unanimidad en una reunión con un centenar de asistentes. Pugnará por el rectorado un año después de haber dejado su cargo de director xeral de I+D+i de la Xunta de Galicia, cargo al que accedió de la mano del BNG. Pero no solo ha contado con el respaldo del sector nacionalista de Alternativa Universitaria -que aglutina a esa sensibilidad y a una corriente socialista-. Todo el colectivo científico del campus se volcó con él.

Catedrático en Ciencias

Mato es catedrático de Zoología en la facultad de Ciencias. Esta circunstancia lo hace partir en una buena posición en el proyecto de campus del mar que ha lanzado el rector Alberto Gago en la última etapa de su mandato y que, según el todavía mandatario, debería ser el proyecto que defina a la la Universidad en los próximos años. El aspirante ya formó parte del gobierno universitario como vicerrector de Investigación entre 1998 y 2005, con el rector Domingo Docampo.

Mato: «É un novo desafío e a culminación dunha traxectoria»

Durante la reunión de ayer en la que Alternativa Universitaria lo eligió candidato, Salustiano Mato se refirió a la etapa que ahora se abre como «un novo desafío e a culminación dunha traxectoria na xestión universitaria». Porque el nuevo candidato, que se presentará hoy públicamente, reconoció que le toca lidiar con una época complicada, pero la tratará con la misma mentalidad con la que dice abordar la investigación, «superar retos e barreiras imposibles» y «converter os problemas existentes en oportunidades».

Y el primer problema será financiero, ya que la Xunta ha recortado por primera vez los fondos que aporta a la Universidad en diez millones. Durante la reunión, el candidato aludió al reto que asume como «un desafío emocionante». Un desafío que nacerá con las universidades en enfrentamiento abierto con la Gobierno autónomo, del PP.

Por su parte, el actual rector, Alberto Gago, ve la nueva candidatura como «un proxecto ilusionante que une a Alternativa Universitaria». Tanto él como Mato agradecieron el trabajo de sus oponentes de su misma plataforma.

Un investigador con experiencia en gestión frente a un negociador laboral con peso sindical

Son perfiles distintos y concurren por candidaturas diferentes, pero Salustiano Mato y Jaime Cabeza tienen también puntos en común. Ambos militan en el BNG. Claro que tienen un peso distinto dentro de la organización. Mato fue director xeral de I+D en el gobierno bipartito. En su día, cuando era vicerrector, el alcalde Lois Pérez Castrillo llegó a ofrecerle un puesto en el gobierno municipal, y lo rechazó. Su trayectoria como investigador y como gestor de políticas de investigación lo ha llevado a ser candidato y a contar con un amplio respaldo entre el sector no nacionalista de Alternativa.

Por su parte, Jaime Cabeza está afiliado pero no es un militante activo. Aunque eso no quiere decir que no tenga peso en el nacionalismo. Cabeza es un habitual de la CIG. Como catedrático de Derecho del Trabajo, ha asesorado a la central sindical en varias de las negociaciones laborales de la conflictiva área de Vigo. En la CIG reconocen que echan mano del aspirante de Nova Universidade habitualmente, dado su perfil negociador. Esa plataforma aglutina a profesores de distintas sensibilidades ideológicas, de ahí que gente cercana a su aspirante no considere relevante su filiación.

La Voz de Galicia, 12/01/10

Outras novas relacionadas: