Galicia: USC: Laura Sánchez Piñón: ''Aspiro a ser rectora de la USC, no la mujer rectora de la USC''

Galicia: USC: Laura Sánchez Piñón: ''Aspiro a ser rectora de la USC, no la mujer rectora de la USC''

Catedrática de Genética en la USC, tiene su despacho en la facultad de Veterinaria de Lugo, desde donde se postula como candidata a las elecciones a rector, previstas para primavera. Para entonces hará un año que cerró su etapa como conselleira de Educación. Laura Sánchez Piñón inició su carrera docente en 1981 en el campus de Lugo, al que sigue vinculada, con algunos paréntesis para desempeñar cargos de gestión tanto en la USC como en el Ejecutivo gallego y estancias de investigación en el extranjero. Ahora persigue el rectorado de la USC en unas elecciones que se prevén las más concurridas de la historia en número de candidatos.

PREGUNTA: Sorprendió que presentara una candidatura independiente, al margen de la Plataforma Universitaria Progresista (PUP), a la que se le supone cercana....

RESPUESTA: Hay un sector de la universidad importante en su número que no está encuadrado en las plataformas, y mi proyecto es integrador. Estaré encantada de ver en qué puntos coincidimos, que serán muchos y con diversas plataformas, pero la universidad actual necesita ir más allá. Las plataformas tradicionalmente las forman profesores, y en mi proyecto yo quisiera contar con todos los colectivos: personal de administración y servicios (PAS), jóvenes investigadores, doctorandos, alumnos de máster; si no, nos perdemos una parte que debe estar presente, porque necesitamos el compromiso de todos.

P: ¿De qué modo estarán presentes en el gobierno si sale elegida?

R: En la definición del proyecto ya estamos trabajando con estos colectivos. Pero para formar parte del equipo rectoral hay muchos condicionantes, uno de ellos es ser funcionario doctor, así que una solución sería incluir un investigador Ramón y Cajal que acabara de sacar su oposición de titular; en el caso de los PAS, cabe la posibilidad de que uno del grupo A se ocupe de la gerencia. En el caso de los alumnos, existe el delegado de estudiantes del rector.

P: ¿En ese organigrama, cómo estaría representado el campus de Lugo?

R: El campus contará con un vicerrectorado de Coordinación, como el actual, con el mismo número de adjuntos.

P: ¿Por lo demás, mantendrá el mismo número de vicerrectorados?

R: Todavía no está cerrado el organigrama, pero el número de vicerrectorados será reducido. Nos parece la manera de tener conocimiento detallado de todo. Cuando las estructuras son muy grandes, se pueden complicar más. Por ejemplo, la universidad de Cambridge tiene seis vicerrectorados.

P: ¿Cuáles son los pilares básicos de su proyecto?

R: Se resume en torno a cuatro conceptos: atraer talento; fomentar y evaluar la calidad; aprovechar la diversidad; y tener el compromiso de la comunidad universitaria.

P: ¿En qué medidas concretas se traducen estos planteamientos?

R: En cuanto al talento, se trata de hacer una apuesta por incorporar nuevo profesorado que, una vez acabado su post-doc, tenga una oportunidad en la USC; ofrecer oportunidades de promoción de profesores y PAS en su carrera; y a los alumnos con mejores resultados se les premiará de algún modo, por ejemplo, con matrícula gratuita al año siguiente o prácticas internacionales; está por ver.

P: ¿Cómo se compagina esto con una financiación menguante?

R: Lo más importante es definir un modelo nuevo por objetivos, donde el peso de la financiación incondicionada, la que se dirige a gastos fiios, sea menor que el que tiene actualmente. Y mantener un compromiso en el tiempo.

P: Es la primera mujer que se postuló como candidata a rectora de la USC, aunque probablemente no la única, ¿cuesta más a las mujeres?

R: No cuesta más, pero si pensamos que la condición previa es ser catedrática y las mujeres representan el 13%, de catedráticos en las universidades públicas, que son 50, en las que hay cuatro rectoras, eso  tiene que decirnos algo. Se detecta una presencia de mujeres muy amplia en las carreras y en el doctorado, pero a partir de ahí empieza a bajar. La de catedrático es una carrera muy larga, y eso afecta más a las mujeres, y hay que poner lo mejor de todo el sistema, y no hablo de discriminación, para que las mujeres continúen. Es importante que asuman las máximas responsabilidades porque crean modelos. Dicho esto, yo no aspiro a ser la mujer rectora de la USC, aspiro a ser la rectora de la USC.

P: ¿Después de tantos años vinculada al campus de Lugo, cómo lo ve y qué necesidades observa?

R: De los campus que se llamaban periféricos, aunque ésta es una denominación con unas connotaciones que no me agradan, pero de todos ellos, el de Lugo es el que tiene un perfil más definido. Tiene un conjunto de titulaciones que da respuesta a su perfil. Dicho esto, en todo proceso de futuro no se puede pensar que en este, o en otro, está todo acabado. En esta línea de futuro no es descartable que se pudiera pensar en una nueva titulación que dé un valor añadido a lo que tenemos.

P: Ha trascendido su interés por presentar nuevos proyectos estratégicos, como el Campus Vida.

R: Nuestra idea es presentar nuevos proyectos a convocatorias de campus de excelencia internacional: uno en Ciencias Sociales y Humanidades y otro específico para el campus de Lugo, que tiene una gran potencialidad en la bioeconomía, una de las grandes áreas que se están desarrollando a nivel europeo.

"EL CURRÍCULUM EDUCATIVO EN UN PAÍS DEMOCRÁTICO CORRESPONDE AL GOBIERNO"

PREGUNTA: Estando usted al frente de la Consellería de Educación, se aprobó el decreto lingüístico del gallego. Dijo entonces que no buscaba polémica, pero sucedió todo lo contrario, incluso algunas lecturas de las elecciones posteriores atribuyen a esta medida cierta responsabilidad en el cambio de gobierno...

RESPUESTA: Eso no lo comparto. El decreto de 2007 es un decreto de promoción de la lengua gallega en el sistema educativo, nace con el consenso total y es la traslación del plan de normalización lingüística aprobado en 2004 por unanimidad en el Parlamento de Galicia. Se realiza en un debate con todos las fuerzas políticas, sindicatos, asociaciones de padres, con todo tipo de expertos, por tanto es un decreto que está hecho con el máximo consenso y que tiene como fin que los alumnos sean competentes en las dos lenguas de Galicia y que promociona la incorporación de la tercera lengua.

P: ¿Por qué cree que se entendió mal y trajo tanta polémica?

R: Creo que es un sector minoritario, y por otra parte cualquiera que conozca el sistema educativo gallego y que visite los colegios verá que no hay ninguna polémica.

P: ¿Y qué opina del borrador que lo modifica y que acaba de ser presentado por el actual conselleiro de Educación?

R: En principio, traslada la responsabilidad a las familias cuando la responsabilidad de cualquier currículum educativo en cualquier país democrático moderno corresponde al gobierno. Por otra parte, es un decreto que llevaría a la separación y a una formación distinta de los alumnos a lo largo de su vida escolar y lo que debe pretender el sistema educativo es alcanzar mayores cotas de equidad.

P: En su etapa de conselleira de Educación los tres rectores pidieron un plan de financiación para los próximos años que no quedó cerrado...

R: Tuvimos un documento consensuado con los tres rectores para un nuevo plan en el momento en que surgió la crisis y el plan quedó comprometido para el siguiente año, pero en ese último año, sin tener plan, la financiación universitaria creció. En el plan se trabajaba por un modelo de menor financiación incondicionada y mayor por objetivos: como adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, contratos-programa, financiación para la investigación...

El Progreso, 18/01/10

Outras novas relacionadas: