Galicia: USC: Mercedes Brea: «Un amplio sector de los progresistas no me votará»

Galicia: USC: Mercedes Brea: «Un amplio sector de los progresistas no me votará»

Mercedes Brea lleva 35 años trabajando como docente en la universidad. Ha sido decana de la facultad de Filología y vicerrectora, y asegura que se presenta a estos comicios por última vez. «Me presento ahora porque, por mi edad, la tentación de volver a hacerlo ya no existirá». De ganar las elecciones, deberá abandonar la docencia. lo que, asegura, supone todo un sacrificio para ella. Es, junto con Casares Long, la candidata más veterana, algo que le aporta más «experiencia y una perspectiva distinta de la situación».

- Usted ha manifestado en más de una ocasión ser una candidata independiente. Sin embargo, esta vez cuenta con el respaldo de una plataforma, la PUP (Plataforma Universitaria Progresista). ¿Cree que las opciones de ganar se multiplican con este apoyo?

- Creo que si tú decides presentarte a unas oposiciones es suicida que cuando alguien decide apostar por ti digas que no, porque para eso no te presentas. Y si hay una plataforma que apuesta por mí y no me pide nada a cambio de ese apoyo, yo no tengo por qué no aceptarlo. También tengo que decir que eso no implica que todas las personas que integran la plataforma estén a favor de suscribir ese acuerdo. Es más, yo sé que hay un sector bastante amplio de la PUP que a mí no me va a votar; lo entiendo y lo respeto.

- ¿Cuál fue el procedimiento que siguió para conformar su programa?

- Por mi cuenta intenté hablar con determinadas personas que son parte de equipos directivos, sobre todo de centros que a mí no me son muy próximos, para así obtener información sobre los problemas de esos centros. También me puse en contacto con los responsables del PAS (Personal de Administración y servicios), con becarios de FP1 y con estudiantes de licenciaturas, entre otros.

- ¿Y en cuanto a su equipo?

- Lo que hice fue pensar con mucha calma qué personas quiero para articular mi equipo y mi programa, independientemente de que fueran hombres o mujeres, de derechas o de izquierdas; ése es un tipo de cosas que no pregunto. Yo busco personas que tienen una cierta experiencia y ahora estoy intentando convencerlos para que asuman la responsabilidad de algunos vicerrectorados.

- ¿Puede adelantar nombres?

- Aún no tengo cerrado el equipo. Busco personas con experiencia que me puedan hacer un diagnóstico de la situación. Supongo que quienes ya aceptaron no se sentirían muy incómodos de que sus nombres salieran en la prensa, pero prefiero esperar.

- Todos los candidatos están siendo muy cautelosos sobre esta cuestión...

- Sí, y es fácil de entender, porque todos tenemos aún determinados puestos sin cubrir y el problema es que en muchos casos estamos buscando en los mismo lugares, y no es raro que algunos aspirantes nos estemos dirigiendo a la misma persona.

- De los seis candidatos sólo dos provienen del campo de las Humanidades, y de seguro usted conoce de cerca las quejas de este sector. ¿Ha perfilado algún proyecto encaminado a equilibrar fuerzas?

- En Humanidades siempre necesitamos menos recursos económicos, pero pese a ello contamos con muy buenos grupos de investigación que ni siquiera se conocen en el conjunto de la universidad. Como anécdota, en una reunión de un grupo de profesores me encontré con un profesor que pensaba que los filólogos nos dedicábamos a escribir novelas, por lo que el desconocimiento de este ámbito es grande y hay que trabajar porque se conozca, y se reconozca, más lo que hacemos.

- Las letras tienen mala propaganda...

-  Sí y socialmente hay que romper con esta imagen negativa que tenemos de las Humanidades, que parecen condenadas al paro. Con una carrera de Humanidades tienes muchas salidas que no son las que uno se planeta cuando comienza una licenciatura. No se pueden limitar las posibilidades de este campo.

- Relación Santiago- Lugo. Los desplazamientos entre una ciudad y otra están cobrando protagonismo en la precampaña. ¿Cuál es su posición?

- Hay una solicitud por parte de un grupo de que la universidad se haga cargo del transporte. Mi intención es hacer gestiones con la empresa de transportes que tiene firmada la conexión Santiago- Lugo, para ver qué posibilidades hay de flexibilizar horarios, y sobre todo de tener una línea directa de una ciudad a otra, porque en muchas ocasiones lo que echa para atrás es tener que hacer paradas. Hay que explorar todas las posibilidades. De todos modos, que conste que Lugo es un campus más atractivo de lo que a veces se piensa, porque ir a Lugo no es ir a ningún destierro.

- ¿Piensa en la segunda vuelta?

- Sí. Sería extrañísimo que no la hubiera, porque hay que alcanzar la mayoría absoluta en la primera y eso es algo complicado. Habrá segunda vuelta. Por mi parte, no sería ninguna desilusión no pasar la primera, porque el panorama es tremendamente complicado. Yo me pongo en el lugar de un votante y entiendo que tenga dudas, porque tampoco hay unas diferencias tan abismales como para que alguien se decante exclusivamente por un candidato.

- Por primera vez en la historia, la USC podría tener una rectora al frente...

- Cincuenta por ciento de posibilidades. Yo valoro muy positivamente el hecho de que tres mujeres nos hayamos presentado, porque es algo totalmente novedoso en la USC. Que nos presentemos no una, sino tres, es realmente importante y refleja un cambio de mentalidad por parte de las mujeres que hasta ahora preferíamos mantenernos en otros niveles. Era necesario y una tendencia que se está dando en todo mundo, a nivel mundial.

- ¿Qué opinión le merecen sus contrincantes?

- Siento un enorme respeto por todos. Algunos tienen más experiencia, otros tienen a su favor la juventud y la energía. Sin embargo, yo creo que los que tenemos más edad vemos las cosas con más calma y desde una perspectiva distinta. Ninguno de ellos es un candidato desdeñable, lo que es una tranquilidad. Por eso estamos esperando a ver qué equipos somos capaces de hacer, porque lo que queremos es tener garantías de que salga quien salga irá arropado por un equipo fuerte que le ayude a hacer todo lo que hay que hacer en la USC, que es mucho.

ABC, 02/04/10

Outras novas relacionadas: