Galicia: USC: "Moitos alumnos non saben a función do reitor e do claustro"

Galicia: USC: "Moitos alumnos non saben a función do reitor e do claustro"
Son el colectivo mayoritario , pero ni el 20% de los estudiantes participa en la elección del rectorado
¿El motivo? Ellos hablan de falta de información y del poco valor de su voto

La USC empieza esta semana la campaña electoral para elegir rector o rectora. A votar está llamada toda la comunidad universitaria, cuyo mayor colectivo, más de 25.000 personas, es el alumnado. Si se repite la participación de años anteriores, menos del 20% ejercerá su derecho a voto. ¿Por qué tanta abstención? Esta fue una de las preguntas trasladadas a los cuatro estudiantes que participaron en el debate del Grupo Correo Gallego, moderado por Luis Pousa, para conocer su opinión sobre las elecciones, y en el que se apuntaron culpas a los responsables universitarios y al poco valor de su voto.

Inma García Escourido, responsable institucional de los Comités Abertos en Compostela, achacó la alta abstención al "descoñecemento da importancia" de participar en la elección del rectorado y al sistema de voto ponderado, que le concede un peso muy limitado a la opinión del alumnado. "Pero aínda así, se participase máis, podería facer presión e conseguir cousas que ao mellor hoxe con esa baixa participación non se conseguen", reconoció.

Mario Pais, vicecoordinador de Iniciativa Estudantil Galega (Iesga) en la USC, fue más allá en el énfasis. "Moitos compañeiros non saben as funcións do reitor ou do claustro. Fai falta máis información, e tampouco creo que ese sexa un papel 100% das organizacións estudantís. Procuramos que a xente participe, pero dame a sensación de que moitas veces o alumnado está desinformado porque non se fai esforzo por informar por parte dos responsables universitarios. Semella que non lles interesa que o estudantado exprese a súa opinión", dijo.

"Non só hai descoñecemento das funcións, hai xente que non sabía que había claustro ata este momento de eleccións", añadió Alexander Doval, portavoz de Estudiantes Liberais de Galicia (Elga) en la USC. Doval comparte que los candidatos deben esforzarse por transmitirles su mensaje, pero señaló también que no todos los estudiantes ven necesario participar. "Quizais os que estamos nas asociacións teñamos unha visión nesgadas, para ben, pero ao estar dentro todos os días non só estamos máis informados, senón máis animados e no xogo democrático", reflexionó.

Por su parte, Manuel Abelleira, secretario xeral del Sindicato de Estudantes (SE) de Galiza, apuntó que el motivo fundamental de la baja participación se debe al poco valor del alumnado en la ponderación final. "A única forma de que se implique realmente é cunhas eleccións autenticamente democráticas. O noso voto debería ter moitísimo máis peso", coincidió Abelleira con Escourido. Pero como ella, pese a su radiografía de un sistema de "sufraxio corporativista" del profesorado, el SE anima a votar. "É fundamental exercer este dereito, aínda con tantas limitacións", zanjó.

¿Y a quién votar? Las organizaciones aún no conocen los programas electorales, así que por ahora es precipitado hablar de apoyos. "Nós non temos pensado apoiar candidato ningún. Ata o momento estamos vendo unha loita por conseguir a reitoría e salvar a situación económica, pero como organización estudantil preocúpanos o tema das residencias ou que se revise todo o proceso de adaptación a Boloña (...). Pero é importante que se vaia a votar, que haxa un voto crítico, aínda que sexa en branco", explicó la portavoz de los Comités.

"Sentarémonos a falar con todos, sen ningunha barreira, trasladarémoslles as nosas propostas e a partir de aí tomaremos a decisión de se apoiamos algún candidato ou non", apuntó por su parte el contertulio de Iesga.

Elga tampoco tienen "candidato que apoiar por agora", pero exige para posicionarse no solo conocer programas, sino también los posibles equipos de vicerrectores. "Ata o de agora, o pouco que sabemos deles é polos medios", reconoció Alexander Doval, aunque su organización ya se reunió con Juan Casares y Juan Varela.

Lo que tiene claro el SE, "como organización anticapitalista" es a quien no votar. No le convence ningún candidato progresista, "que incluso falan de introducir capital privado", pero plantea un "voto crítico" a estas alternativas "para derrotar as dereitistas". "Non vamos votar a Juan Casares, polo seu pasado como alto cargo no Goberno de Fraga, nin a Juan Varela", concluyó Abelleira.

Renovación del claustro y de los departamentos

La elección de la persona con la máxima responsabilidad al frente de la USC es la que acapara más atención por su papel y el momento (el fin de la etapa de ocho años de Senén Barro), pero también por la gran cantidad de candidaturas, un total de siete, una cifra solo igualada en la Universidad del País Vasco. Pero la USC también votará en mayo para renovar los representantes del claustro (el ‘parlamento universitario) y de los consellos de departamentos.

El debut del voto electrónico

La elección de representantes de los consellos de departamentos se aprovechará para aplicar un plan piloto de voto electrónico. Participarán los 55 departamentos que se apuntaron a esta experiencia y permitirá la emisión del voto a través de redes de datos de forma totalmente segura, informa la USC. Los votantes se identificarán con un sistema de usuario y contraseña o PIN. El voto electrónico busca ganar en comodidad y evitar errores involuntarios en el proceso.

24%

Es el valor del voto del alumnado de 1º y 2º ciclo tras ponderarse. El de 3º ciclo y posgrado vale el 3%

Alexander Doval: “As prazas do máster de docencia deben ampliarse ata certo punto”
“Parécenos moi acertada a proposta de Casares de facer unha auditoría da situación económica”

Alexander Doval, portavoz de Estudiantes Liberais de Galicia (Elga), discrepó con sus compañeros de mesa en varios puntos. Uno fue el referido al máster docente. Aunque coincidió con los demás al criticar su precio, consideró que debe ampliarse el número de plazas, pero no hasta el punto de atender toda la demanda. "Somos conscientes de que é impopular, pero cremos en que haxa dous filtros, o máster e a oposición. E o número de prazas debe ampliarse ata certo punto. Vinte para a previsión de 148 licenciados en varias carreiras son poucas, pero tampouco hai que partir da tese de que todos eles van opositar ao ensino. Paréceme ben que se busque a excelencia e que se priorice no acceso os mellores expedientes", opinó.

Pero lo primero que le pediría Elga a quien gane las elecciones es que aclare la situación económica de la USC, y ahí quizás se pueda adivinar sus preferencias. "Parécenos moi acertada unha medida que cremos que só Casares propuxo, a de facer unha auditoría. As contas son quizais un pouco opacas. É algo fundamental, e que non hai que facer de modo inquisitorio", apuntó.

En financiación, discrepó con los Comités y el SE. "Comparto que fai falta aumentar o financiamento, pero non nos parece inadecuado que se invista capital privado nas universidades, sempre e cando sigan sendo públicas", replicó. Para Bolonia, añadió, también hace falta más financiación, aunque coincidió con Iesga en que en esencia es un "bo plan". En cuanto a la docencia en inglés, disintió de nuevo y opinó que ya podría implementarse: "É certo que hai moitos docentes que non están preparados para ela, pero hai moitos outros que si".

Manuel Abelleira: “Hai quen perde de ir a certos países europeos por motivos económicos”
“É imposible que ó acabar un grao atopes un traballo digno. Haberá que facer un máster, e pagando”

"Partimos de que a educación é un dereito, non un privilexio", recalcó el portavoz del Sindicato de Estudantes para censurar la escasez de plazas del nuevo máster docente. "Nas oposicións xa se decide quen pode entrar ou non [no corpo docente]", añadió Manuel Abelleira criticando el discurso de la excelencia de Elga.

Pero la financiación es para el SE la preocupación clave que debería abordar quien gane las elecciones. "É fundamental reivindicar un aumento do PIB dedicado á universidade, non como fixeron ata agora os reitores, senón plantexando unha batalla coa Xunta, explicando que hai que aumentar o investimento público, non privado, porque cartos neste país, aínda que haxa crise, hainos", valoró.

El SE es muy crítico con el proceso de Bolonia. Cree que busca "un ensino elitizador e privatizador". "É imposible que cando remates un grao poidas atopar un traballo digno. Teñen un curso menos que as licenciaturas e implicarán ter que facer un máster, e pagando", compartió Abelleira con los Comités.

Con todo, también criticó la falta de recursos para implantar el nuevo sistema y advirtió de que no hay profesorado formado para dar clases en inglés. "Só unha minoría está capacitado", destacó. Sobre la movilidad, se refirió a las trabas económicas. "Hai que aumentar as bolsas, hai estudantes que perden de ir a certos países por motivos económicos. Un fillo de traballador non pode pagar un Eramus en París. Alí a vivenda é carísima, non hai bolsa que a pague".

Inma García Escourido: “Os programas deberían tocar o máster docente. Agora non hai por onde collelo”
“Debería exercerse unha presión real para que a Xunta invista cartos na universidade pública”

El máster docente sustituye desde este curso al CAP como requisito para opositar al cuerpo de profesorado de secundaria. Además de durar más (un curso entero), el nuevo posgrado nace con muy pocas plazas, el detalle que más molesta al alumnado. Hace unas semanas el Valedor recibió una masiva solicitud de amparo de estudiantes que creen que vulnera además su derecho a opositar en igualdad de condiciones, ya que para otras ofertas de empleo público se exige como mucho el grado. Este tema promete ser una de las principales exigencias del alumnado en la campaña. "Os programas electorais deberían tocar o máster docente. Aféctanos moito, hai que darlle outra volta. Agora non hai por onde collelo", enfatiza Inma García Escourido, de los Comités.

La financiación universitaria debe ser otro tema crucial para quien tome el relevo a Barro, añade. "Debe exercerse unha presión real para que a Xunta invista os cartos onde ten que investilos, na universidade pública, non no ensino privado, nin moito menos nos colexios do Opus", subraya.

Escourido es también muy crítica con Bolonia, no solo porque se haya implantado a coste cero, sino porque cree que busca una universidad elitista: "Non mellora a formación. Mellóraa se tes recursos e cho podes permitir".

En cuanto a la posibilidad de que se impartan clases en inglés, la considera poco realista. "Faría falta un periodo de adaptación e recursos", apunta esta alumna de Dereito, que lamentó además la situación del gallego en la universidad. "Está totalmente discriminado. Hai casos, como a miña facultade, onde un estudante pode rematar a carreira sen ter unha clase en galego", dice.

Mario Pais: “Urxe revisar a implantación do plan Boloña. Fíxose ás présas e sen cartos”
“Non pode ser que quen leve dando clases 40 anos pase a Boloña sen proceso de reestruturación”

Mario Pais, de Iniciativa Estudantil Galega (Iesga), cree que la teoría del proceso de Bolonia es buena, pero no su práctica. "Urxe revisar a implantación do plan Boloña nas carreiras", apuntó como primer exigencia a quien gane el rectorado. "Boloña é pedagoxicamente un mellor sistema, pero fíxose ás presas e sen cartos. Ten un custo, precisa unha maior inversión, melloras nas infraestruturas...", prosiguió.

Hace falta, añadió, más profesorado para reducir las ratios y más formado. "Non pode ser que profesores que levan dando clases 40 anos cun sistema antigo se pasen agora a Boloña sen un proceso de reestruturación", destacó.

Pais también criticó con vehemencia el bajo número de plazas ofertadas en el máster docente. "Córtase á xente a oportunidade de acceder á función pública", advirtió. Sobre la incorporación del inglés a las aulas, como los demás contertulios, acabó refiriéndose al decreto del plurilingüismo. "Viaxo a Suíza por motivos persoais nos veráns e alí os mozos rematan a secundaria falando inglés sen necesidade de que lle dean un 33% das clases nese idioma. Hai outro sistema pedagóxico", ejemplificó.

En cuanto al Campus Vida, coincidió con los demás y consideró que fue un proyecto en torno al que "non houbo transparencia". "En Vigo case todo o mundo apoia o Campus do Mar. O problema de Campus Vida é que non o vamos apoiar cos ollos pechados". Sobre la movilidad, cree que el programa Erasmus gana en exigencia: "A imaxe de que serve para aprobar bastantes materias e pasalo ben está cambiando. Moitas universidades empezan a esixir moito máis, igual que co resto dos alumnos".

El Correo Gallego, 19/04/10