Galicia: UV: La economía decide en la Universidade de Vigo

AdelgazamientoGalicia: UV: La economía decide en la Universidade de Vigo
El dinero centra la campaña, pues un aspirante quiere reducir 500.000 euros de gastos y el otro diez millones

La joven Universidade de Vigo se encuentra en un momento crucial de su historia. A sus veinte años aspira a lograr algo que hasta ahora solo las universidades españolas con más historia han conseguido: el sello de campus de excelencia internacional, que le daría fondos para convertirse en un auténtico referente en la investigación europea. Lo hará con el campus del mar, el último proyecto liderado por el rector Alberto Gago y tal vez el de más color tras un mandato en el que se le ha criticado un perfil excesivamente gris. El mandatario saliente siempre recuerda que, a pesar de su bisoñez, la institución viguesa ocupa el puesto número quince en investigación en España. Y el campus del mar serviría de catapulta para acentuar su potencia investigadora.

No es el único reto de la Universidade de Vigo. El nuevo rector deberá lidiar con la integración del campus de Ourense en la ciudad y con la preocupante falta de espacio en Pontevedra, que le impide crecer. Todo ello bajo el prisma de Bolonia y con un evidente recorte de fondos. De ahí que la economía esté centrando la campaña electoral. En un reciente debate, Jaime Cabeza (Nova Universidade) aseguró que reduciría los gastos de funcionamiento de la Universidad en 500.000 euros al año. Su oponente, Salustiano Mato (Alternativa Universitaria), contraatacó y dijo ser capaz de reducirlo en diez millones. La institución tiene veinte años de vida y ya quiere adelgazar.

«A sociedade ten que ver que resolvemos problemas»
Salustiano Mato, candidato de Alternativa Universitaria

Mato tiene experiencia en gestión. No solo como director xeral de I+D+i (área adscrita al BNG en el bipartito), sino también porque fue vicerrector de esa área entre 1999 y el 2005, tras pasar por el decanato de Biología y la dirección de departamento. Trata de hacer visible su conocimiento del mundo de la investigación y promete reducir el gasto de la Universidad en diez millones.

1O meu traballo principal é poñerme a traballar nun novo plan de financiamento 2010-2015 coa Xunta. Sabemos que as propostas van na liña do proposto por Ángel Gabilondo. Queremos que se poña enriba da mesa unha cantidade que se achegue á media do Estado, por dignidade. A cifra ideal son 400 millóns ao ano. Pero queremos que parte diso non sexa incondicionado, que vaia ligado a obxectivos que se poidan medir. Ademais, esforzarémonos en captar recursos noutros sitios, como os fondos europeos do programa marco 2007-2013. Isto xa son palabras maiores, porque son moitos fondos que reverterían na sociedade galega.

2 Queremos facilitarlles as cousas ás empresas, por exemplo captando cartos do Fondo Tecnolóxico de Empresas, do que corresponden 500 millóns a Galicia. Faremos un plan pioneiro para plantexar dende a Universidade a medición de transferencia de coñecemento e de tecnoloxía que vaia máis aló dos cartos que factura cada grupo ou as patentes que ten. Iso serve para que a xente visibilice que resolvemos problemas. Queremos analizar como é a viaxe de cada euro da Universidade.

3 Somos unha Universidade xeralista, pero cunha forte compoñente tecnolóxica. Hai que aproveitar isto para potenciar os outros grupos, utilizando a intelixencia cooperativa. Por exemplo, aproveitando a importancia crecente da lingua (e os filólogos) nas telecomunicacións, podemos ligar eses dous ámbitos. Debemos potenciar as nosas singularidades.

4 Quero que a posición do reitor sexa colexiada, adoptada no claustro. Temos que fortalecer as titulacións propias e utilizar a intelixencia cooperativa coas outras universidades galegas para que o Sistema Universitario de Galicia sexa un único ente, e forte.

5 É clave conseguir xerar unha imaxe de marca da Universidade de Vigo. Temos que obter financiamento á marxe da convocatoria do campus de excelencia internacional. Debemos lograr ese selo, pero se non o temos, faremos unha estratexia para que o campus do mar sexa un paraugas único para potenciar outros elementos de futuro como as escolas de posgrao, dar personalidade administrativa aos centros de investigación ou potenciar programas de mobilidade e alianzas.

«Pondremos en valor los grupos pequeños de I+D»
Jaime Cabeza, candidato de Nova Universidade

A Jaime Cabeza lo precede su capacidad negociadora, como se ha visto en varios conflictos laborales de Vigo. Es catedrático de Derecho y juega con la baza de la novedad, ya que se presenta como la alternativa a un grupo que lleva doce años en el poder. Cabeza, el candidato de la oposición, aprovecha las críticas a los elevados salarios del equipo gerencial para reclamar austeridad y quiere que la Universidad esté pegada a las sociedades de Vigo, Pontevedra y Ourense, algo que en su opinión no ha sucedido en los últimos años con Alberto Gago.

1 Mi máxima colaboración institucional con los pasos que da el rector Alberto Gago y tener el máximo consenso con el gobierno saliente. Para frenar la caída de ingresos, tenemos tres ideas fundamentales: absoluta austeridad presupuestaria en infraestructuras y cargos directivos, incrementar la competitividad en la concurrencia a proyectos autonómicos, estatales e internacionales, y potenciar las relaciones institucionales para lograr más financiación pública y privada. En economía nos rigen tres palabras: eficiencia, eficacia y transparencia.

2 Queremos crear un foro interactivo Universidad-empresa y fomentar políticas muy intensas de responsabilidad social corporativa. Contaremos mucho con la sociedad en la generación de posgrados y títulos propios de la Universidade de Vigo. Incrementaremos la transferencia de conocimiento de la Universidad a la empresa con políticas más generales y globales. Fomentaremos la empleabilidad de los egresados a través de la implicación de los sectores sociales en la oficina de empleo.

3La investigación es la misión fundamental de la Universidad. Hay que mejorar la competitividad en el ámbito estatal e internacional. Hace falta poner en valor los grupos de pequeña dimensión que hacen un gran trabajo que en muchos casos no está reconocido. Y debe haber criterios distintos de valoración según el ámbito de conocimiento.

4 Queremos generar un mapa de titulaciones que incluya no solo los títulos de grado, sino también los posgrados estratégicos. La docencia en los posgrados estratégicos debe computar como docencia oficial. La implantación del espacio europeo de educación superior debe hacerse más desde la perspectiva de los alumnos.

5 Quiero manifestar el total compromiso de Nova Universidade con este proyecto y hacer una petición muy explícita a la comunidad universitaria de que lo apoye y no haga de esto un tema de conflicto. Decidimos todos, en claustro, sacar este proyecto del juego electoral.

La Voz de Galicia, 24/04/10

Outras novas relacionadas: