Galicia: USC: Los programas convergen en la recta final de los comicios a rector

Galicia: USC: Los programas convergen en la recta final de los comicios a rector
Los candidatos tienen las mismas ideas para temas clave

Todos tienen algún punto que los diferencia del resto, y la gran mayoría lo hicieron público el mismo día en el que en el Rexistro Xeral de San Xerome depositaban la instancia por la que solicitaban presentarse a las elecciones al Rectorado.

Jaime Gómez Márquez, decano de Bioloxía, apostaba por acabar con la «elitocracia» en el seno de la USC. Mercedes Brea, apoyada por la plataforma de Senén Barro, aseguraba que se había presentado para intentar dignificar las carreras de letras. Lourenzo Fernández Prieto quiere dejar atrás las inercias de la USC y gestionar su «capacidade de innovación», mientras que Juan Casares Long se centraba en la negociación de un plan de financiación que dejase de estar basado «en futuros». Pilar Bermejo quiere dar un golpe de timón en el gobierno de la USC que ponga como norma básica el diálogo entre actores, mientras que Juan Varela Durán se propone conseguir la excelencia en todas las áreas de conocimiento. Por su parte, Laura Sánchez Piñón afirma que su proyecto pone al alumno en el centro del sistema.

Sin embargo, poco antes de que la campaña electoral en la Universidade diese comienzo de forma oficial, empezaron las propuestas concretas. Lanzaron píldoras como la creación de una línea de transporte público entre el campus compostelano y el lucense, la firma de un plan de financiación en el plazo máximo de un año o el cambio radical del proyecto de Campus Vida para que ese paraguas abrigase todas las áreas de conocimiento. Fue entonces cuando los programas electorales comenzaron a converger y a día de hoy, muchas propuestas se repiten en boca de los siete candidatos. Cerraron filas en torno al conflicto de la Facultade de Medicina e incluso firmaron un documento; criticaron el proceso de implantación del Espacio Europeo de Educación Superior y el afán del Gobierno central por llevarlo a cabo sin coste; apostaron por la excelencia en la investigación en todas las áreas de conocimiento, e incluso coinciden en que es hora de dar estabilidad laboral al Persoal de Administración e Servizos.

El voto, sin embargo, se augura muy repartido. Las tres plataformas docentes cuentan con un candidato propio, a los que hay que sumar cuatro independientes. Dos de las organizaciones estudiantiles de la institución académica compostelana ya se han posicionado por el voto nulo, la abstención o el voto en blanco, mientras que otras -como COES- apoyan a Varela Durán. Los PAS, por su parte, no han emitido un apoyo público a ningún candidato.

La participación estudiantil no llegó al 10% en el año 2006

La abstención es uno de los principales temores de los siete candidatos. Y es que en los últimos comicios, que enfrentaron a Senén Barro con Juan Casares Long, el porcentaje de estudiantes que depositaron su voto en las urnas rozó el 10%. Unos datos que contrastan con la alta participación de profesores y PAS. ¿La causa? Ellos pasarán en la Universidade el resto de su vida laboral y quieren decidir.

El 5 de mayo la comunidad universitaria elegirá el nuevo Claustro y los Consellos de Departamento

Habrá mucho que decidir. Y es que además de las elección del nuevo cabeza visible de la USC durante los próximos cuatro años, el próximo miércoles más de 30.000 personas están llamadas a escoger a sus nuevos representantes en el Claustro.

Plataformas docentes y colectivos de PAS y estudiantiles ya han presentado su candidatura. Así, el Persoal de Administración e Servizos podrá escoger entre tres opciones: la de A Trabe, Cupas (Candidatura Unitaria do PAS) y +Útil. Se repartirán un total de 24 asientos de los 300 de los que se compone el Claustro, es decir, alrededor de un 8%.

Por su parte, los estudiantes tendrán muchas más oportunidades de elección. El colectivo más numeroso es el de Comités Abertos, pero el alumnado podrá escoger además entre los independentistas Agir, Iniciativa Estudantil Galega (Iesga) el Sindicato de Estudantes. Además, la izquierda va perdiendo peso poco a poco en la ideología de los estudiantes. Durante los últimos años han surgido asociaciones como Elga, de corte más conservador. Ellos se repartirán el 26% de los puestos.

En todo caso, para el Claustro se escucha también la consigna una y mil veces repetida de que la Universidade está en crisis. Quedó claro en las últimas sesiones, especialmente en la dedicada al debate y aprobación de los nuevos estatutos para la institución académica compostelana. La alta abstención dejó sin posibilidad al texto, y el proceso tuvo que volver a abrirse. Las críticas llegaron por todos lados, y se llegó a decir que los claustrales se habían desmovilizado porque el órgano perdía cada vez más poder de decisión.

Con crisis o no, a partir del 5 de mayo entrarán caras nuevas en un órgano de gobierno en el que el colectivo docente tiene bastante más de la mitad de los puestos, algo que hace que la abstención sea mínima en este colectivo y se multiplique en los menos representados.

Los candidatos

Veterano. Por segunda vez, el catedrático de Enxeñería Química concurre a las elecciones con una candidatura independiente que e es «só e moi universitaria». Su principal preocupación es la transparencia en la gestión de la institución académica.

Vicerrector. Dimitió como vicerrector de Relacións Institucionais en marzo del año pasado y lo apoya Universidade Aberta. Quiere una Universidade pública, gallega y del siglo XXI.

PUP. Catedrática de Filoloxía Románica, fue vicerrectora de Profesorado con el gobierno de Carlos Pajares. Quiere recuperar la dignidad y la visibilidad de las carreras de letras y el diálogo con la comunidad universitaria.

Gestión. La que fue conselleira de Educación cree que es un plus haber tenido esta experiencia de alta gestión. Sonó para la PUP, pero finalmente se presenta con una candidatura independiente con el estudiante como protagonista.

Amiguismo. El decano de Bioloxía quiere terminar con la elitocracia y el amiguismo en el seno de la institución académica, así como reformular el proyecto de Campus Vida.

Diálogo. Cree que el suyo es el único proyecto diferenciado dentro de la USC. Busca recuperar el diálogo y apuesta fuerte por las propuestas para el alumnado.

Excelencia. Apoyado por Converxencia Universitaria, quiere crear dos campus de excelencia internacional más en la Universidade.

La Voz de Galicia, 02/05/10