Andalucía: Pascual da un giro al proyecto de la Sierra y plantea Medicina

Saúde: O negocio é o negocio...Andalucía: Pascual da un giro al proyecto de la Sierra y plantea Medicina
El empresario basa la propuesta en la demanda "indiscutible" de estos profesionales y confía en que la UCA acepte la adscripción para iniciar las clases el próximo curso

La Fundación Pascual, impulsora de la Escuela de Enfermería en Villamartín, ha dado un paso hacia adelante y hacia arriba una nueva propuesta académica tras el rechazo de la Universidad de Cádiz a adscribir este centro: un Grado de Medicina con 70 plazas, el 20% de ellas reservadas y totalmente gratuitas para alumnos de la Sierra. La solicitud se presentó el miércoles y se basa en que es "indiscutible" la demanda de plazas en esta titulación, como demuestra la reciente aprobación de tres facultades públicas en Jaén, Huelva y Almería, según argumentó el gerente de la compañía, José Manuel Pascual.

La iniciativa se fundamenta también en la propia respuesta del Consejo Social de la UCA, que rechazó la Escuela de Enfermería, ya que este órgano reconoció la capacidad docente de la compañía sanitaria a través de sus seis hospitales y más de 300 médicos, además del propio centro universitario y asistencial que entrará próximamente en funcionamiento. Y, en tercer lugar, se concibe como una solución ante el recorte de plazas que la UCA deberá realizar para cumplir con el Plan Bolonia. "Es la oportunidad de iniciar la formación universitaria en Villamartín", concluyó el administrador general de Pascual, que confió en obtener esta vez una respuesta positiva y pidió a la Universidad que "agilice" la tramitación para aprobar la adscripción y poder arrancar el próximo curso.

Pascual incidió en los beneficios e ingresos que deparará a la Sierra, "una tierra de la que nadie se ha ocupado en la vida". En este sentido, recordó el hospital Virgen de las Montañas que Pascual abrió en Villamartín tras la inoperancia de la Administración, que priorizó la ampliación de Jerez frente a la dotación sanitaria de la Costa Noroeste y la comarca serrana. En el plano académico, defendió su plan de estudios práctico frente la formación "mala y sin adaptar a los nuevos tiempos" que ofrece actualmente la Universidad. "No se trata de dar clases magistrales, sino de formar a profesionales para conseguir la interrelación con la empresa, que es lo que propugna Bolonia; hoy en día, la verdadera formación no se da en las facultades de Medicina, sino en los hospitales del SAS".

Este nuevo proyecto no sustituye a la Escuela de Enfermería, sino que lo complementa y es compatible porque requiere el mismo personal docente. Este otro centro sigue tramitándose con una Universidad de Portugal tras el rechazo de la UCA. Sobre el dictamen desfavorable, el empresario disintió y aseguró que el argumento del déficit de plazas -rebatido por el rector, Diego Sales- es precisamente el que la UCA expuso para implantar el Grado de Enfermería. Y sobre la falta de profesorado, objetó que en el centro privado Salus Infirmorum de Cádiz se considera "suficiente" un equipo de diez profesores.

Pero, como trasfondo de todo, Pascual lamentó los cauces inapropiados y la desatención del rector. "No ha habido un procedimiento, no se ha tramitado nada", afirmó el empresario, que atribuyó la negativa del Consejo Social a que sus miembros no han recibido información adecuada de Sales y "si se presenta un chiringuito, pues se rechaza". "Vimos malas artes y oscuros intereses", advirtió el médico gaditano, que explicó que se ha recurrido a una universidad lusa tras la "absoluta indefensión ante la posición del rector" padecida en las últimas semanas.

Diario de Cádiz, 07/05/10

Outras novas relacionadas: