Galicia: USC: Juan Casares Long: "No modificaré mi equipo ni mi programa para pactar con otros"

Galicia: USC: Juan Casares Long: "No modificaré mi equipo ni mi programa para pactar con otros"

La primera vuelta de las elecciones a rector de la Universidade de Santiago de Compostela dejó un enfrentamiento entre los dos favoritos, que plantean estrategias de pactos diametralmente opuestas para el próximo día 24.

El candidato conservador Juan Casares Long fue el ganador de la primera vuelta. Era el único de los siete que ya se había presentado a unas elecciones a rector y, al contrario de lo que sucedió en los anteriores comicios, obtuvo el apoyo mayoritario de los doctores, pero no del alumnado.

Pregunta. ¿Cómo lee el resultado?

Respuesta. Las elecciones son muy distintas, no se puede comparar con lo que fue hace cuatro años, cuando éramos dos candidatos y estaba todo más concentrado. ¿Por qué el profesorado me votó más? El equipo hace cuatro años era bueno, pero ahora es completo, con más mujeres que hombres, con gente con experiencia académica y de gestión. Dio confianza.

P. Pero pierde apoyo de los estudiantes.

R. El alumnado pensó hace cuatro años que yo representaba la voz alternativa frente a lo que fue un pacto entre los distintos grupos. Ahora eramos varios los que estábamos en esa situación y se repartió más el voto. Me gustaría recuperarlo.

P. Suele ser un colectivo muy abstencionista, ¿tiene alguna estrategia?

R. Es importante sentirse respaldado por el alumnado. Vamos a trabajar en ello sobre todo para encontrar los apoyos de la gente que votó a otras candidaturas.

P. ¿Hay movimientos para conseguir apoyos de candidaturas concretas?

R. Presento un proyecto académico y un equipo para el día 5 de mayo y para el 24, no voy a modificarlo para pactar.

P. ¿No buscará apoyos?

R. Naturalmente. Nuestro equipo es muy plural y muy abierto. Podemos conseguir el apoyo de muchos votantes de cualquiera de las otras candidaturas.

P. ¿Cree que influye una supuesta adscripción ideológica?

R. Mi candidatura es muy plural. Cada uno tiene su ideología, pero eso no tiene que ver con la universidad. Aquí tenemos un objetivo común.

P. ¿Por qué habría que votarle a usted y no a Fernández Prieto?

R. Prefiero hablar sólo de por qué hay que votarme a mí. Estamos en un juego respetuoso. Yo diría que por un equipo completo, un programa realista y un candidato con experiencia académica, de gestión e incluso industrial muy ilusionado y con buen conocimiento de la universidad.

P. ¿Y en cuestión de programa, cuáles son las diferencias?

R. Yo prefiero hablar de mi programa; tenemos una relación muy buena. Hay cinco aspectos fundamentales: Los valores universitarios: docencia e investigación; las personas; la recuperación de la extensión universitaria, que es lo que le da dimensión social a los valores universitarios; la responsabilidad social cara a la sociedad y la cuestión económica y financiera. Es algo que me preocupa mucho.

P. ¿Cómo afronta la financiación?

R. Se está negociando un nuevo plan. Los dos anteriores se hicieron sobre futuros y ahora son impredecibles, por lo tanto llega la hora de hacer un plan basado en lo que es el funcionamiento normal de la universidad, los resultados que está consiguiendo dentro de esa doble obligación de preparar profesionales competentes y generar conocimiento. Si lo hace bien, debe recibir unos recursos. Por último debe fijar unos objetivos, y en base a ellos recibir una financiación.

P. ¿Cuál será su primera medida?

R. Llevar a cabo mi compromiso con los profesores acreditados por la Aneca [prometió a varias decenas de profesores acreditados por la Aneca para acceder a una cátedra que tendrían ese puesto]. Fui el único de los siete candidatos que firmó ese compromiso y lo voy a mantener.

El País, 09/05/10