Galicia: USC: Los actos dejarán paso a los debates en la segunda vuelta de la elección del rector

Galicia: USC: Los actos dejarán paso a los debates en la segunda vuelta de la elección del rector
Fernández Prieto continúa demandando tres careos y Juan Casares Long se centrará más en los alumnos

Las conversaciones para preparar la segunda vuelta de las elecciones al Rectorado de la USC ya han comenzado, pero las cosas siguen sin aclararse. Los candidatos que se quedaron en la primera vuelta ya habían mostrado su conformidad o disconformidad a abrir el juego de los pactos. También los dos candidatos que se enfrentarán de nuevo en las urnas el próximo 24 de mayo. Ninguno de los dos está dispuesto a pactar, al menos al uso.

Así de claro lo dejó estos días el rectorable apoyado por Universidade Aberta, Lourenzo Fernández Prieto, quien, de todos modos, aclara que está abierto al diálogo y la integración para crear una masa crítica que permita «transformar» la Universidade compostelana. El equipo con el que concurrirá a la segunda vuelta será, por supuesto, el mismo que el del pasado 5 de mayo.

Por su parte, el catedrático de Enxeñería Química, Juan Casares Long, insistió desde que se hizo oficial su candidatura en que en el trabajo de los últimos cuatro años para crear un equipo y un programa no tienen cabida otras candidaturas. Sin embargo, centrará sus esfuerzos en captar el apoyo de aquellos que esta semana optaron por escoger la papeleta de los cinco nombres que finalmente han quedado fuera de la competición. Por el momento, Casares Long tiene asegurado el apoyo de la plataforma docente conservadora, Converxencia Universitaria, que ya había mantenido conversaciones con él antes de iniciarse la carrera electoral. En todo caso, habrá que esperar para ver si ese apoyo se concreta tan solo en pedir el voto para el candidato más apoyado en la primera vuelta o si será algo más. En los que sí tiene pensado trabajar el catedrático de Enxeñería Química es en buscar un mayor apoyo de los estudiantes.

Trasvase

Mientras, lo más probable es que el voto que en primera vuelta acumuló la catedrática de Química Analítica, Pilar Bermejo, se trasvase a Lourenzo Fernández Prieto. No en vano, la candidata independiente -la tercera más votada en sufragio absoluto- ya había sido parte del equipo de Sabucedo hace ocho años, con más miembros de la plataforma Universidade Aberta.

Lo que sí está claro es que la campaña, que se inicia 19 de mayo, estará marcada por los debates. Lourenzo Fernández Prieto propuso tres. Casares Long le contestó el viernes diciendo que él estaba dispuesto a enfrentarse al catedrático de Historia Contemporánea en dos ocasiones: una en Compostela, en el Campus Vida, y otra en Lugo. Ambos candidatos están de acuerdo en que más que presentar programas, es hora de confrontar modelos.

La abstención en la primera votación fue del 80%

La Universidade de Santiago ha hecho públicos los datos de participación por centros en las elecciones al Rectorado. En total, ejercieron su derecho 6.560 miembros de la comunidad universitaria, lo que significa que la abstención en la primera jornada de votación fue del 80,5%. Sin embargo, la participación por sectores fue muy desigual. Mientras que el profesor funcionario doctor (que representa el 51% del voto ponderado) fue uno de los más movilizados, con una tasa de participación cercana al 84%, los estudiantes de tercer ciclo y los de primer y segundo ciclo fueron los menos participativos, con un 5,78 y un 13,2%, respectivamente.

Los datos de escrutinio por facultades revelan que los candidatos que pasan a la segunda vuelta no han conseguido que sus centros cierre filas en torno a ellos. Así, Juan Casares Long consiguió la mayoría del voto estudiantil en la Escola Técnica Superior de Enxeñería, imponiéndose sobre Fernández Prieto por más de 50 puntos porcentuales. También se granjeó la confianza del subsector de otro profesorado, donde se hizo con el 25% de los apoyos. En cuanto al profesorado funcionario doctor, hubo empate técnico entre los dos candidatos, con un 13,51%. Casares no fue capaz de convencer a los docentes contratados. Consiguió un 16,67% de los sufragios, frente al 21,43% de Fernández Prieto.

En Historia, las cosas fueron semejantes. Mientras que el catedrático de Historia Contemporánea se impuso entre el alumnado con casi el 52% de los apoyos, las cosas se torcieron un poco en el colectivo docente, el de mayor peso relativo. Y es que en Casares Long depositaron su confianza un 40% de los docentes, mientras que en Prieto lo hicieron el 33,3%.

Por campus

Si nos ceñimos a los porcentajes de votación del colectivo más influyente, el del profesorado funcionario doctor, hay diferencias entre el campus norte y el Campus Vida. Así, e incluyendo Ciencias da Educación en la zona sur y las facultades del campus histórico en la norte, Casares Long ganó en todos los centro de Campus Vida excepto la suya y Psicoloxía. En la zona norte, Fernández Prieto se impuso en Xornalismo y Filoloxía, donde ganó por goleada.

La Voz de Galicia, 09/05/10