Galicia: UV: Los retos del nuevo inquilino de Miralles

Galicia: UV: Los retos del nuevo inquilino de Miralles
La Universidad vota a su rector
Más de 23.600 personas eligen hoy al próximo rector de la Universidad de Vigo

Un total de 23.673 personas, entre estudiantes y trabajadores de los tres campus, dirimen hoy en las urnas si Jaime Cabeza o Salustiano Mato se proclaman como el nuevo rector de la Universidad de Vigo. Las negociaciones del plan de financiación, la mayor competencia para lograr unos recursos cada vez más escasos y el apuntalamiento del proceso de Bolonia son algunos de los retos que el ganador de las elecciones se encontrará desde mañana sobre su mesa.

1 Recorte del presupuesto y plan de financiación 2011-15. Antes de final de año, el nuevo rector deberá cerrar con la Xunta y las otras dos universidades el nuevo sistema de financiación. Las negociaciones ya están en marcha y los precedentes no invitan al optimismo. El Gobierno autonómico redujo su aportación para 2010 en un 3% y obligó a la Universidad de Vigo, por primera vez en los últimos diez años, a reducir su presupuesto en seis millones. Los rectores actuales, que en diciembre alzaron la voz de forma conjunta contra el recorte, pretenden que el aporte de la Xunta pase del 0,7% del PIB al 1,5% en 2015. Están de acuerdo en una financiación por objetivos y advierten a la Xunta que no atender sus reclamaciones retrasará la salida de la crisis. Jaime Cabeza ha asumido que será un rector con pocos recursos, sin embargo, Salustiano Mato, está dispuesto a sostener un pulso con el Gobierno para que aumente su aportación y buscar fondos externos.

2 Consolidación de los grados y posgrados. A excepción de las ingenierías, que lo harán el próximo curso, las facultades y escuelas ya están inmersas en Europa. El proceso se ha hecho a coste cero, con mucha improvisación y gracias al voluntarismo del profesorado, pero todavía no se ha cerrado. El próximo rector deberá determinar qué grados y, sobre todo, qué posgrados tienen una demanda real de matrícula y cumplen sus objetivos de formar a los alumnos para el mercado laboral. Además Bolonia implica grupos más pequeños y el rector deberá acometer la reforma de muchos centros.

3 Apertura del mapa de titulaciones. La crisis económica y el reciente acuerdo alcanzado entre las universidades gallegas para ir de la mano en investigación y docencia anticipan un proceso más tranquilo y en clave de sistema para implantar nuevas carreras. El futuro dirá si esta cooperación resiste las reclamaciones que lleguen de los campus, el tejido social y las instituciones. El vencedor en las elecciones de hoy deberá avanzar en la descentralización del segundo ciclo de Medicina.

4 Captación de alumnado. Bolonia fomenta la movilidad e implica competir con alumnos de otros países europeos. La Universidad de Vigo tiene el reto de diseñar una oferta de grados y posgrados lo suficientemente atractiva para atraer estudiantes. Los dos candidatos han puesto su mirada no sólo en la UE, sino también en nuevos "caladeros" como China o Latinoamérica.

5 Afianzar la plantilla de investigadores. Los investigadores reclaman la mejora de sus espacios de trabajo y una política clara de consolidación de plantilla. Los jóvenes investigadores que se incorporan a través de programas como el Parga Pondal o el Ramón y Cajal exigen que se garantice su permanencia en la Universidad tras finalizar la subvención de la Administración. Se precisa además un crecimiento de áreas acorde con las necesidades de la institución.

6 Impulso de la transferencia. Los investigadores reclaman a la Universidad una mayor presencia institucional en la sociedad para facilitar su relación con el tejido empresarial y la transmisión de conocimientos. Desde algunos sectores se reprocha al actual equipo de gobierno una gestión de espaldas a las instituciones y a las empresas. Una de las funciones del próximo rector será convencer a ambas de que el I+D es clave para superar la crisis.

7 Infraestructuras. Cabeza o Mato inaugurarán las nuevas infraestructuras de I+D del campus vigués y heredarán el plan de urbanización diseñado por el brasileño Mendes da Rocha y que fija las líneas maestras para seguir creciendo los próximos treinta años. Si el vencedor lo asume en su conjunto, deberá conseguir recursos para construir dos nuevos edificios de investigación, un vial, más aparcamientos y viviendas para profesores y estudiantes extranjeros. Gago también lega a su sucesor un plan de ordenación y un edificio administrativo en Ourense.

8 Campus del Mar. Los dos aspirantes han garantizado su apoyo a este proyecto con el que Vigo aspira a la excelencia internacional. Alberto Gago lo presentará en público la próxima semana, cuando ya se conozca el nombre del próximo rector. Y si el proyecto supera la primera fase será su sucesor el que defienda la propuesta en Madrid el próximo septiembre.

9? Descentralización. Pontevedra y Ourense reclaman que se siga avanzando en la descentralización de la administración universitaria. Las competencias de los vicerrectorados de cada ciudad deben clarificarse para que los trabajadores y los estudiantes tengan claro dónde deben resolver sus gestiones.

10 Negociación. La legislatura que está a punto de terminar se ha caracterizado por los desencuentros entre el gobierno y el personal de administración y servicios (PAS). Durante el segundo año de mandato de Gago, la negociación del convenio provocó la huelga de los trabajadores y una protesta que llegó a cerrar el campus. Los trabajadores han criticado los elevados sueldos del sistema gerencial y su escasa capacidad de diálogo. Al próximo rector también le tocará abordar la convocatoria de plazas recurrida desde CIG.

Faro de Vigo, 20/05/10