Juan Casares Long: "Somos una institución pública y nuestra financiación debe ser pública"

Juan Casares Long: "Somos una institución pública y nuestra financiación debe ser pública"
Juan Casares Long, rector electo de la Universidade de Santiago

Al ingeniero químico Juan Casares Long (A Coruña, 1950) no le han llegado las primeras horas como rector electo de la Universidade de Santiago (USC) para contestar a todas las felicitaciones. Hasta su proclamación, tendrá un mes para organizar el desembarco de su equipo y priorizar las actuaciones. Siempre con la financiación muy presente.

Pregunta. ¿Cómo afronta las primeras horas como ganador?

Respuesta. Es una sensación nueva, de alegría, pero también un sentimiento de responsabilidad grande, de que esta es una universidad importante. La comunidad universitaria nos ha dado una confianza importante y tenemos que demostrarle que acertó en los próximos tiempos, que vienen complicados.

P. ¿Cómo ve la negociación del sistema de financiación?

R. El plan de financiación es un objetivo de todos y tiene que ser también de la Xunta. Este es un país en el que los representantes de los propietarios de las universidades públicas, los ciudadanos, no han convertido en un tema prioritario la educación y menos la universitaria. En estos momentos es una de las piedras angulares de la transformación que está teniendo lugar. Y ese cambio pasa por el conocimiento.

P. ¿Qué ofrece en concreto la universidad a ese cambio?

R. La USC está ofreciendo mucho desde hace mucho tiempo. Está apoyando al sector público y al privado. Le ofrece unos servicios de transmisión de conocimiento, de mejora de sus sistemas productivos. Lo único que hace falta es interiorizarlo. La universidad trabaja con horizontes diferentes, generamos conocimiento a medio y largo plazo.

P. Todo eso sin una financiación adecuada.

R. Hasta ahora la financiación estaba asociada casi exclusivamente a la docencia y ahora lo que requiere la sociedad es crear conocimiento y transmitirlo.

P. ¿Por dónde va a empezar a trabajar?

R. Hoy por la tarde [por ayer] voy a comenzar a fijar prioridades con mi equipo. Procuraremos mantener alguna actividad docente. Nuestra intención es no dejarlo completamente porque es una manera de seguir pegados a la realidad, pero siendo conscientes de que va a haber muchos compromisos.

P. Prometió medidas de emergencia para aliviar la situación económica. ¿Cuáles serán?

R. Control riguroso de ingresos y gastos. No podemos gastar más de lo que ingresamos.

P. ¿Alguna medida concreta?

R. Las estableceremos próximamente, pero una de las claves para garantizar que no vamos a caer en la tentación del endeudamiento es ajustando los gastos a nuestros ingresos.

P. ¿Requerirá capital privado?

R. Sería muy deseable, pero somos una universidad pública y nuestra financiación tiene que ser pública porque nuestro objetivo no es el beneficio económico, es el social. ¿La privada? Muy deseable, pero complementaria, nunca sustitutiva.

P. El equilibro no lleva tampoco a una reducción de la deuda.

R. Tendremos que poner en los gastos un apartado que signifique la devolución de la deuda, al ritmo que las circunstancias económicas lo permitan. Tendremos que imponer la cultura del esfuerzo. Todos tenemos que interiorizar la exigencia individual y colectiva en búsqueda de la excelencia porque nos lo va a demandar la sociedad y nosotros tenemos que pedirle que sea consciente de que el futuro pasa por nosotros. De que nos pongan altos en la lista de prioridades los representantes de nuestros propietarios, que de momento no lo conseguimos. Estamos preocupados con otras cosas y la universidad pública está prestando un servicio esencial a la sociedad.

P. ¿Cómo va a continuar el proyecto del Campus Vida?

R. Los tres rectores llegaron a un acuerdo muy significativo. Hicieron una apuesta por la diferenciación de sus centros de investigación. Es importante que eso se mantenga porque es una manera de no diluir y duplicar esfuerzos como desgraciadamente ha venido siendo frecuente.

P. ¿No habrá más peleas por una facultad de medicina?

R. Espero que eso forme parte del pasado. No se me ocurre pensar que ese tema pueda volver a aflorar en un futuro próximo.

P. ¿Se volcará entonces con el Campus Vida?

R. Voy a tratar de impedir que no se pare ni un solo día. Transmitiré a los grupos de investigación que tienen el privilegio de usar los mejores equipamientos y espacios de la universidad para tener los mejores resultados. Pero los beneficios tienen que ser compartidos con todas las áreas porque no todos tienen la posibilidad de usar esas infraestructuras. Mi objetivo es que la producción esté al 110% desde ya.

P. Su rival, Lourenzo Fernández Prieto, lo acusó de ser el candidato de la Xunta.

R. He defendido una candidatura abierta y plural donde tenemos personas con diferentes formas de pensar pero un mismo objetivo. Esa pluralidad está encima de la mesa y ninguno va a hacer dejación en favor de historias de fuera. Nuestro único interés es la universidad.

P. Pero buscará apoyo en la Xunta.

R. Es vital, es la que tiene la llave para hacer que las universidades funcionen. Tenemos que llegar obligatoriamente a acuerdos. No puede ser de otra manera. Sin vencedores ni vencidos, todos remando en la misma dirección, que es Galicia. No sé cómo será la negociación, pero no me cabe en la cabeza que pueda ser de otra manera.

El País, 26/05/10