Galicia: UV: "La Universidad tiene que patear e ir a las empresas, no puede esperar a que vengan"

Galicia: UV: "La Universidad tiene que patear e ir a las empresas, no puede esperar a que vengan"
José Antonio Vilán Vilán, vicerrector de Transferencia del Conocimiento

Viajante

Llegó al campus hace casi veinte años desde la empresa privada para conseguir el doctorado y acabó quedándose, enganchado por la posibilidad de investigar lo que le gustaba. Desde entonces ha dirigido más de un centenar de proyectos, la gran mayoría, volcados en la industria del entorno. La misma que ya ha empezado a mostrar "mucha receptividad" hacia este vicerrectorado de nueva creación y una de las apuestas fuertes del rector Salustiano Mato.

- ¿De dónde surgió la idea de crear esta nueva área?


- El rector lo tuvo muy claro desde el principio y a mí me gustó mucho la idea. En la Universidad no sólo las ingenierías, sino también las ramas de ciencias y humanidades hacen transferencia y tenemos una oportunidad muy importante para demostrarle a la sociedad que no somos un gasto, sino una inversión. A través de los programas de investigación se pueden conseguir muchos recursos y, sobre todo, invertirlos directamente en las empresas gallegas. Como el rector repite a menudo, se trata de convertir las amenazas en una oportunidad.

- Pero para ayudar a las empresas, antes deben darse a conocer.

- Ésa será una de mis labores más importantes. Tenemos que darnos a conocer en la sociedad, sobre todo en el mundo industrial. De todas formas, esto ha mejorado mucho y el número de empresas que colaboran de forma directa o indirecta con la Universidad aumenta cada año casi exponencialmente. Yo estoy aquí desde el año 91 y he vivido las épocas en las que no sólo no era conocida, sino que casi casi se despreciaba. Y hoy en día nos ven como una oportunidad.

- Pero este conocimiento mutuo en muchos casos se debe al esfuerzo de los propios investigadores más que de la institución.


- Es cierto que los investigadores siempre se han quejado de eso. Hace años nos sentíamos un poco desamparados e incluso no estaba bien visto hacer proyectos con empresas. Pero la diferencia es abismal. La prueba es mi vicerrectorado. Yo me he apuntado a este reto porque he sufrido antes y ahora disfruto de las circunstancias de la transferencia en la Universidad. Las empresas se dan cuenta de que éste es un buen lugar en el que buscar.

- ¿Crear un vicerrectorado como el suyo en este momento tiene más de oportunidad o de osadía?


- Es una apuesta decidida por defender el tejido industrial gallego. Las empresas están en una situación de dificultad y es necesario que desde la Universidad se busquen recursos para hacer investigación aplicada y transmitirles conocimientos que puedan explotar. En momentos como éste necesitan buscar nuevas oportunidades y fuentes de financiación y nosotros podemos ayudarles. En Alemania y los países del norte de Europa llevan décadas haciendo esto en sus universidades y EE UU es el súmmum de la transferencia. Incluso los investigadores más puros se han dado cuenta de que hay que colaborar para crear tejido industrial y puestos de trabajo. Además los contratos con empresas también suponen una partida de ingresos bastante importante para la Universidad y queremos que siga creciendo.

- ¿De qué formas van a contactar con la industria?


- Somos nosotros los que tenemos que movernos y patear. Iremos a visitar las empresas y buscaremos convenios de colaboración y contratos. No podemos esperar aquí a que vengan. Eso requiere un esfuerzo y estoy dispuesto a hacerlo.

- ¿Será la cara visible de la universidad en el sector económico?

-  Creo que ya son pocos las que no nos conocen, pero hay que insistir y tratar de potenciar esa colaboración. Somos una universidad relativamente nueva, pero estamos en el buen camino.

- ¿Tiene una hoja de ruta para esta primera ronda de contactos con las empresas?


- Tengo ciertas instrucciones por parte del rector de encontrar la colaboración con determinados centros tecnológicos de Galicia y Portugal e internacionales. También me reuniré con empresas, asociaciones, consellerías, fundaciones... La lista es muy larga. Contamos con las herramientas y las ganas, sólo falta ponerlo todo a funcionar.

- ¿Tendrán más clara los empresarios la ventanilla a la que pueden acudir?


- Creo que sí. Todo será más transparente. El Vicerrectorado de Investigación lo estaba haciendo muy bien, pero lógicamente si abarcas mucho no puedes apretar tanto. Al haberlo dividido vamos a tener más capacidad para llegar a las empresas, atenderlas y servirlas.

- ¿Puede ser la creación de empresas una buena oportunidad en este contexto para los licenciados?


- Apoyaremos que los recién egresados consigan trabajo y una forma es crear nuevas empresas. Es una opción difícil, pero las que nacen en momentos de crisis suelen ser más robustas. Los alumnos de la Universidad de Vigo salen muy bien formados y son perfectamente capaces de crear empresas que prosperen.

- ¿Cuándo abrirá sus puertas la Ciudad Tecnológica?


- La entrega es inminente y ya estamos pensando en crear otro módulo. Vendrán empresas punteras en tecnología que a pesar de la crisis están creciendo.

Faro de Vigo, 26/06/10