Galicia: Los tres rectores apuestan por crear un «lobby» universitario gallego

Galicia: Los tres rectores apuestan por crear un «lobby» universitario gallego
En una tertulia en V Televisión se conjuraron para profundizar en la vía de colaboración, en lugar de competir

«Temos que traballar complementándonos, non buscar a competencia». La sentencia, del rector de la Universidade de Santiago, Juan Casares Long, condensa el sentir generalizado que ayer mostraron los tres máximos responsables de las universidades gallegas en la entrevista conjunta a la que se sometieron en el programa Vía V, de V Televisión. Tanto Casares Long como José María Barja y Salustiano Mato, rectores de A Coruña y Vigo, respectivamente, coincidieron en lanzar un mensaje de colaboración para dar forma de una vez por todas al sistema universitario gallego (SUG). Para crear, en definitiva, un «lobby» galaico del conocimiento cuyos pilares sean las tres instituciones y que luche por «lingotes, no por calderilla», en palabras del propio Mato.

La directora y presentadora del programa, Fernanda Tabarés, analizó con los tres rectores los grandes asuntos que marcan la actualidad de las instituciones académicas: la creación del SUG, el nujevo plan de financiación, la duplicidad de titulaciones. Respecto al primero, el acuerdo fue total. Lo dejó claro el rector coruñés: «Temos que funcionar como un sistema universitario galego, que establecer sinerxias e estamos nese camiño». Una senda en la que abundó Mato -«hai que crear un SUG único, equilibrado e forte; e que cubra as demandas dos galegos»- y que dejó zanjada Casares Long: «Non se acadou nos últimos 20 anos, pero ese é o reto dos tres reitores, facer que o sistema universitario galego sexa unha realidade».

Sobre la duplicidad de titulaciones, los tres responsables académicos se mostraron muy cautos y aludieron a las posibilidades de Bolonia para especializar una misma carrera existente en varios campus con el objetivo de esquivar una eventual supresión de la misma. Barja explicó en este sentido que en Galicia hay varias facultades de Enfermería y que todas son necesarias porque el mercado laboral demanda estos profesionales, mientras que Mato expuso el ejemplo de Administración y Dirección de Empresas y los potenciales enfoques singulares se le pueden dar para evitar una competencia entre universidades tan próximas: comercio, turismo...

Sobre este particular, el rector de Santiago planteó la necesidad de trabajar con visión de futuro para evitar caer en errores cometidos en el pasado en materia de planificación académica. «Temos que responder á demanda social. A Universidade ten que ter un plan a longo prazo. As decisións neste senso teñen que ir máis aló dunha moda o dun sentimento de necesidade», aseguró.

Por último, en relación a la adaptación a Bolonia, los tres rectores subrayaron que la implantación de los grados ha supuesto un esfuerzo muy grande que ha demostrado la agilidad de las universidades, si bien admitieron que quizás hayan surgido dificultades para comunicar a los alumnos los objetivos de este plan.

Acuerdo para «facer máis con menos», pero con el respaldo de los políticos y la sociedad

Como no podía ser de otra forma, el nuevo plan de financiación de las universidades, que estará marcado por las estrecheces impuestas por la crisis económica, planeó en todo momento durante la tertulia en el espacio de V Televisión. Los tres rectores reconocieron lo delicado del momento, pero advirtieron de que sería un error minusvalorar el papel de la universidad como motor de la sociedad y la economía gallega. Mato, sin ir más lejos, aludió a la postura adoptada por el Gobierno alemán: «Recortou en todo menos en investigación e coñecemento». Y también al mensaje de Núñez Feijoo de que es preciso «facer máis con menos»: «Xa o estamos facendo», arguyó.

José María Barja fue muy contundente a este respecto e hizo un llamamiento a toda la sociedad gallega para que asuma el papel fundamental de las universidades: «A sociedade non é consciente de ata que punto necesita á Universidade. En Galicia temos un problema, moitos parados non teñen nin sequera certificado de estudos primarios», alertó, para insistir en que es preciso apostar por el sistema de estudios superiores de Galicia para invertir esta tendencia.

Priorizar

Una tesis en la que también coincidió Juan Casares Long, quien considera necesario que el Gobierno gallego dé prioridad a la Universidad para afrontar el futuro con mayores garantías.

En relación con la posibilidad de que el nuevo plan de financiación introduzca criterios de reparto de fondos en función de los resultados obtenidos por cada institución, los rectores no plantearon trabas a esta posibilidad. Es más, Mato retó a Educación «a que nos poña deberes».

La Voz de Galicia, 09/07/10