Galicia: La USC convocará anualmente el acceso a cátedra de los acreditados

Galicia: La USC convocará anualmente el acceso a cátedra de los acreditados
El Consello de Goberno aprobó la primera normativa estable de la Universidade en la promoción de los docentes

Tras meses de intensa lucha y un compromiso por escrito del hoy rector de la Universidade de Santiago, los acreditados al acceso a cátedra por la Aneca podrán, por fin, acceder a su puesto. Será en dos convocatorias, una prevista para este mismo mes de octubre y otra que previsiblemente tendrá lugar en marzo. Una vez solventado su problema, no volverá a repetirse. Y es que el primer Consello de Goberno presidido por Juan Casares Long dio luz verde a la primera normativa que la institución académica compostelana tiene en este ámbito.

Se trata, ante todo, de impulsar la promoción personal en el seno de la USC, según resaltó ayer la vicerrectora de Persoal Docente e Investigador, Carmen Fernández Morante, quien también explicó que el hecho de que la Universidade careciese de regulación en cuanto al acceso a cátedra provocó que la bolsa de acreditados creciese de manera considerable y a gran velocidad, sobre todo porque los profesores completaron el proceso con la Aneca de manera muy rápida. En un mes llegaron a acreditarse diez personas.

A partir de ahora, y según lo aprobado en este Consello de Goberno, la convocatoria de plazas de catedráticos se realizará con una periodicidad anual. Entre los requisitos que se contemplan para convertirse en catedrático está, como no, el hecho de haber recibido el visto bueno de la Aneca, pero también el estar trabajando en la Universidade a tiempo completo. Además, habrá que tener completados una serie de sexenios, que no serán para todos por igual. Los docentes deberán tener la media de sexenios de su área de conocimiento o todos los posibles.

Prioridades

Además, en el caso de que cuando se realice una convocatoria el número de candidatos sea mayor que el número de plazas, se han establecido una serie de prioridades. En primer lugar, primarán aquellas candidaturas realizadas desde los campus con menor número de catedráticos, como puede ser el de Lugo. Además, se tendrán en cuenta criterios de paridad. Si en un departamento hay mayoritariamente mujeres, primará la candidatura de un hombre, mientras que si los hombres son mayoría, las mujeres tendrán ventaja. Finalmente, también se tendrá en cuenta la ratio de cátedras por áreas del conocimiento, por lo que serán prioritarias aquellas candidaturas dentro de un área con una tasa menor de catedráticos.

Peticiones

En cuanto a la resolución de la bolsa de acreditados, la vicerrectora explicó que, además de los plazos -en un solo curso académico obtendrán su plaza el total de los que han recibido la aprobación por parte de la Aneca-, se han tenido en cuenta otras reivindicaciones del colectivo.

Así, lo más probable es que en la primera tanda, que recibirá su plaza en el mes de octubre, se incluyan aquellos que lleven más tiempo acreditados y los que hayan cumplido ya los 63 años, por ejemplo.

Se buscarán mecanismos para que las nuevas plazas no influyan en los presupuestos de la institución

Son muchos los que han conseguido la acreditación de la Aneca para el acceso a cátedra y la puesta en marcha de estas plazas tiene, por supuesto, un coste. Sin embargo, Fernández Morante explicó tras el Consello de Goberno que están ya buscando mecanismos para que el coste de la resolución de la actual bolsa y la realización de sucesivas convocatorias no repercuta en los presupuestos de la Universidade.

El equipo rectoral está teniendo en cuenta las jubilaciones en la plantilla de docentes, a lo que se le suma el hecho de que el coste de convertir a un profesor titular en catedrático no es muy elevado.

La Voz de Galicia, 29/07/10