Castilla y León: La crisis rebaja un 69% las ayudas de la Junta para formación de profesores

Castilla y León: La crisis rebaja un 69% las ayudas de la Junta para formación de profesores
La convocatoria de este año dispone sólo de 97.500 euros para sufragar estas actividades, frente a los 316.758 aprobados en el presupuesto del 2009

La crisis económica adelgaza notablemente el programa de ayudas que aprueba cada año la Junta para sufragar parte de los gastos derivados de la formación voluntaria del profesorado. La convocatoria de este ejercicio, publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el pasado 4 de agosto, reconoce sólo 97.500 euros de presupuesto destinado a estas ayudas, frente a los 316.785 euros concedidos en el 2009.

La rebaja del 69,2% fue comunicada a las organizaciones sindicales el pasado 29 de junio, durante la reunión de la mesa del área, según reconocen fuentes de la propia Consejería de Educación, las mismas que justifican este recorte: «Estamos obligados a hacer este reajuste por las actuales circunstancias económicas», argumentan desde el departamento que dirige Juan José Mateos. Entienden el malestar que puede suscitar esta medida entre la comunidad docente, pero recuerdan que el plan de austeridad elaborado por el Ejecutivo autonómico ya advertía de este tipo de decisiones.

«Otras administraciones están también rebajando las subvenciones que conceden», explican las mismas fuentes, que anuncian una restitución de las ayudas una vez se recompongan las arcas públicas y se consolide la recuperación económica.

En la convocatoria del año pasado, la de éste aún continúa abierta, hubo 1.307 solicitudes, estimadas 1.082, y se reconocieron ayudas por 316.779,58 euros. Sólo sobraron 5,42 euros del crédito asignado a este capítulo, con lo que parece improbable que puedan financiarse todas las actividades formativas realizadas por los profesores no universitarios.

La orden publicada en el Bocyl pretende, según la argumentación esgrimida por la consejería en esta publicación oficial, «financiar, una vez realizadas, actividades de formación que comprenden la realización de estudios conducentes a la obtención de titulaciones universitarias oficiales, así como la asistencia, con una duración mínima de diez horas, a cursos, jornadas, encuentros, congresos y seminarios».

Están reconocidos también los cursos de inmersión lingüística en el extranjero, muy demandados por el profesorado debido al incremento de centros con secciones bilingües, aunque desde la Junta ofertan subvenciones análogas para pagar estas estancias.

Diario de León, 08/08/10