Galicia: USC: La deuda total de la Universidade asciende a 73 millones de euros

Galicia: USC: La deuda total de la Universidade asciende a 73 millones de euros
En el caso de que el próximo año se cumplan los requisitos del Feder, descendería a poco más de 68 millones

Un total de 73 millones de euros. Esa era la deuda total de la Universidade a 30 de junio, según el informe realizado por la vicerrectora de Economía e Infraestruturas, Sara Cantorna, en el último Consello de Goberno, celebrado a finales del mes de julio y cuya acta se ha hecho pública hace unos días.

De ellos, la mayor parte corresponden a anticipos reembolsables conseguidos por la institución académica compostelana, cuyo importe asciende a 40,3 millones de euros y la mayor partida es la de la Consellería de Industria, que aportó un total de 11,6 millones que ya se están devolviendo. De hecho, y según en informe sobre los anticipos reembolsables realizado por el anterior responsable de Economía e Infraestruturas, Miguel Vázquez Taín, en los años 2007, 2008 y 2009 se reintegraron un total de 3,5 millones de euros, a razón de 1,68 millones por ejercicio.

Subvención

De todos modos, y según informó la vicerrectora durante la reunión del Consello de Goberno, la deuda quedará reducida en el caso de que el próximo año se cumplan las condiciones establecidas en el programa de Fondos Feder del año 2008 para un total de tres proyectos de la institución académica compostelana: el biomódulo de animales transgénicos, los equipamientos de los centros de investigación Ciqus y Cimus (incluidos dentro del proyecto de Campus Vida) y en análisis de microcontaminantes y la regulación de la ingesta. Y es que no sería necesario proceder a la devolución de casi cinco millones de euros, es decir el 70% del total de los proyectos -que asciende a poco más de siete millones-, ya que se convertirían en una subvención. Por lo tanto, el importe total de los anticipos reembolsables descendería a un total de 35,45 millones de euros, mientras que el total de las deudas de la Universidade compostelana se quedarán en 68,14 millones.

En todo caso, también habría que tener en cuenta una partida de 32,6 millones de euros que adeuda la USC. Se trata de las deudas con entidades financieras con plazo superior a un año.

También uno de los últimos informes del anterior vicerrector de Economía establecía que a 31 de diciembre del pasado año la USC debía a un total de tres entidades bancarias más de 33 millones de euros, después de que en el 2006 comenzase a amortizarse la deuda contraída, superior a los 46 millones. Un endeudamiento de tal calibre con entidades financieras corresponde al plan de equilibrio económico que se puso en marcha en el 2002, cuando la situación de la USC era límite.

Primeras complicaciones por el retraso de los estatutos

El retraso en la entradas en vigor de los nuevos estatutos de la Universidade trajo las primeras complicaciones en la primera reunión del Consello de Goberno. El acta de la sesión refleja un rifirrafe entre varios componentes del órgano de gobierno de la Universidade de Santiago con respecto a la validez, o no, del nombramiento de los vicerrectores como miembros del Consello.

No en vano, la modificación de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) establecía un plazo máximo de adaptación de la regulación de las universidades de tres años, plazo que expiró el pasado mes de abril. Entre las adaptaciones, debía modificarse el artículo 80 de los estatutos, que establece la composición del Consello de Goberno. Hasta ahora, estaba formado por el rector, el secretario xeral, el gerente y cincuenta miembros de la comunidad universitaria, incluyendo 15 dseginados por el rector. La modificación de la LOU establece que los vicerrectores formarán parte del Consello de Goberno como un sector diferente al de los 50 miembros de la comunidad universitaria.

Según los argumentos de algunos de los presentes, los actuales vicerrectores corresponderían a ese cupo de 15 miembros que establecen los actuales estatutos, por lo que el Consello podría estar mal constituído, ya que el rector no los habría nombrado conforme a la norma aún vigente.

La respuesta no se hizo esperar. Juan Casares Long anticipó que el orden del día establecía la adaptación de la composición del Consello a la modificación de la LOU, mientras que otro de los presentes aludía a que era necesario convocar conforme a los estatutos mientras no se modifiquen de manera puntual y que una constitución errónea del nuevo Consello podría debilitar sus decisiones.

El debate se mantuvo durante algún tiempo e incluso se llegó a leer el artículo de la modificación de la LOU que establece que los vicerrectores son miembros natos del Consello de Goberno. Finalmente, y al no acercase posiciones, optaron por abordar el punto cuatro, la modificación de los estatutos de manera transitoria.

Disposición transitoria

Tras haberse paralizado la aprobación de unos nuevos estatutos en el Claustro de la USC, se hace necesario iniciar un nuevo proceso desde cero, creando una comisión estatutaria que debata el texto, para después ser llevado de nuevo al claustro para su aprobación. La expiración del plazo dado por el Gobierno central obliga al gobierno de la Universidade a aprobar un régimen transitorio que adapte la composición del Consello a la normativa estatal.

Finalmente, quedó aprobada una modificación del artículo 80 de los actuales estatutos, que establece que serán miembros del Consello de Goberno el rector, el secretario xeral y el gerente, así como los vicerrectores, tres miembros del Consello Social y un total de 40 miembros de la comunidad universitaria. De esos cuarenta, 25 serán representantes del Claustro, elegidos por el sector correspondiente entre sus miembros y con representación de los campus de Santiago y Lugo, más otros 15 representantes de los decanos y directores escuelas, departamentos e institutos universitarios. La disposición quedará derogada cuando entren en vigor los nuevos estatutos.

La Voz de Galicia, 17/08/10