Cataluña: Instalan tornos en institutos catalanes para comprobar que los alumnos van a clase

Cataluña: Instalan tornos en institutos catalanes para comprobar que los alumnos van a clase
Ya funcionan en dos centros en Girona y el Maresme
Si detectan que alquien se ausenta, envían un SMS a los padres

Una nueva clase de chivato se está empezando a instalar en los institutos catalanes. Se trata de un sistema pionero que, basado en la mecánica de los tornos del transporte público, controla la asistencia o ausencia de los alumnos en clase. En caso de que un estudiante falte, la máquina envía un mensaje de móvil a sus padres avisando de que el joven ha hecho campana.

El nuevo aparato funcionará a partir de este curso en un instituto de Girona, el Narcís Xifra. Hace un par de años que lo puso en marcha el IES de Sant Vicenç de Montalt, en el Maresme, con resultados positivos. Estos son los únicos centros que, de momento, lo han implantado.

La mecánica de la herramienta es sencilla. Los alumnos tienen que pasar un carné por un detector para que se abran las barreras mecánicas de acceso a la escuela. "No sólo es un sistema de control, también es de seguridad", justifica a 20 minutos el director del Narcís Xifra, Joaquim Bosch, que sacó la idea de instalar barreras de un colegio holandés.

En este sentido, argumenta que en el instituto que dirige hay mucho trajín: "Se mueven cerca de 1.600 personas entre alumnos y profesores y abarcamos diferentes niveles: ESO y grados superiores. Los primeros no se mueven, pero los últimos tienen horarios dispares, entran y salen". Los tornos les permiten automatizar las entradas y salidas.

Los estudiantes se han tomado con humor la implantación de estas máquinas, para las que se han invertido unos 12.000 euros. "Aparentemente, lo han aceptado bien", afirma Bosch. Eso sí, en los pasillos del centro ya circulan algunos comentarios "divertidos".

Fuentes del Departament d’Educació han confirmado que cada centro tiene "autonomía propia para llevar a cabo con su dinero este tipo de iniciativas". Sólo han tenido que avisar a la Conselleria para "cambiar los planes de emergencia".

Por su parte, el vicepresidente de la Federació d’Associacions de Mares i Pares d’Alumnes de Catalunya (FAPAC), Álex Castillo, califica de "drástica" esta nueva medida de control. A pesar de ello, añade que "todo lo que sea facilitar información a los padres sobre lo que están haciendo sus hijos está bien".

20 minutos, 16/09/10

Outras novas relacionadas: