USC: La USC tendrá un presupuesto de 228 millones este ejercicio

USC: La USC tendrá un presupuesto de 228 millones este ejercicio
El Claustro aprobó las líneas generales de las cuentas, que caen un 6,8%

Noventa y un votos a favor y 57 y contra. Con un resultado más holgado de lo que se esperaba en un primer momento, el Claustro de la Universidade de Santiago aprobó ayer las líneas generales para los presupuestos del ejercicio del 2011. El documento, defendido por la vicerrectora de Economía e Infraestruturas, Sara Cantorna, contempla un previsión de gastos e ingresos de 228 millones de euros, lo que supone un 6,8% menos que en el ejercicio del 2010.

La vicerrectora explicó que la elaboración de este presupuesto ha venido condicionada por dos situaciones. La primera, la reducción de la aportación para este año del plan de financiación, que pasa de los 413 millones del 2010 a tan solo 390 millones para este año. Además, habrá que tener en cuenta el Plan de Austeridade que las tres universidades deberán presentar ante la Xunta el próximo 15 de febrero, que prevé recortes entre este año y el 2013.

La vicerrectora también destacó que la situación financiera de la USC ha influido en la elaboración de las cuentas para este año. Las dificultades comenzaron en el 2004, cuando se aprobó el plan de equilibrio económico financiero que permitía el endeudamiento de la institución académica. La situación, sin embargo, se agravó el pasado ejercicio, cuando los ingresos del plan de financiación cayeron por primera vez y el presupuesto sufrió un desfase entre ingresos y gastos de 15 millones de euros, que se cubrieron, entre otras partidas, con un préstamos de diez millones de euros autorizado por la Xunta de Galicia.

El personal, lo primero

Ante unas cuentas que exigen una austeridad «que non é nova pero si dunha intensidade descoñecida», tal y como explicó el rector, Juan Casares Long, el equipo de gobierno ha establecido una primera prioridad: el capital humano. El capítulo uno se salva así de la quema y tan solo contempla la bajada del 5% de los salarios de los funcionarios. Se dedicarán a este punto más de 149 millones de euros.

Por su parte, la devolución de la deuda y los anticipos reembolsables se llevarán un total de 7,8 millones de euros. Casi 900.000 están consignados a la amortización de los intereses de la deuda, mientras que el resto corresponde al capítulo noveno, que incluye la devolución de los préstamos privados y la devolución de anticipos reembolsables.

Una vez consignados los gastos ya comprometidos, el equipo de gobierno se centró en prioridades de segundo orden. Entre ellas se encuentran las obras de reparación y mantenimiento de diversos edificios de la Universidade. Para ello, ya se presentó un plan de priorización de actuaciones, en el que se primarán aquellas que tengan que ver con mantener la seguridad en las infraestructuras.

Las líneas generales también contemplan la construcción y puesta en marcha de edificios de investigación del Campus Vida, así como la creación de la Escola de Doutoramento e Posgrao Internacional.

La programación plurianual se presentará en este semestre

La programación plurianual de la Universidade para los próximos cuatro años se retrasará. Así lo anunció ayer el equipo de gobierno de la USC, que sin embargo se comprometió a presentar el documento en el primer semestre del presente ejercicio. Y es que según los argumentos de la vicerrectora de Economía, el cierre definitivo del plan de financiación ha condicionado la redacción del texto que dirigirá los próximos cursos universitarios, puesto que se desconoce la cifra exacta.

Contradicciones

La no presentación de la programación con las líneas generales del presupuesto suscitó las críticas del Claustro, entre ellos el portavoz de +Ideas, Enrique Macías, que defendía que aprobar los documentos por separado supone poder llegar a «contradiccións».

El rector reconoce que firmó la financiación al carecer de margen de maniobra

El plan de financiación se firmó con el año a punto de expirar porque «as universidades non tiñan marxe de manobra para modificalo». Así de tajante se mostró el rector de la Universidade, Juan Casares Long, en la exposición de su informe ante el Claustro, que giró en torno a las negociaciones de un plan que para este ejercicio reduce casi un 6% la aportación a la universidad.

«Este ano é unha proba de lume porque hai que interiorizar a nova situación», vaticinó Casares Long, quien también afirmó que se haría eco de las quejas emitidas por diversos miembros del Claustro.

Más recortes

De hecho, ante el informe del rector, Lourenzo Fernández Prieto recordó que Universidade Aberta ofreció al equipo de gobierno diálogo para que la USC tuviese una posición «máis sólida» ante la Xunta. Por su parte, Enrique Macías exigió una posición política del Rectorado ante el resultado del plan de financiación. Antonio Pérez Casas, de A Trabe, vaticinó que esto es solo el inicio de los recortes.

El sector nacionalista y +Ideas hacen pinza para tumbar una propuesta «inconcreta»

Tarjetas rojas, verdes y blancas. Ese sistema obligó ayer a repetir hasta en tres ocasiones la votación de la enmienda a la totalidad presentada por la plataforma docente Universidade Aberta, a la que finalmente se unieron tanto el grupo de PAS A Trabe como la plataforma nacida a la sombra de la desaparecida PUP y que tiene como portavoz a Enrique Macías, +Ideas. Los tres hicieron pinza en el Claustro para tumbar unas cuentas que calificaron de «improcedentes» y «faltas de concreción». De hecho, Macías apeló a la «tradición universitaria» para que las líneas generales fuesen mucho más detalladas en las cuantías presupuestarias. Fue precisamente Macías el que más se lució en el Claustro. Se lo exige ser la cara de una plataforma de profesores que todavía está dándose a conocer.

La votación de la enmienda a la totalidad se cerró con una ventaja del rechazo de solo nueve votos. Tras debatir más de una veintena de enmiendas ?de las que solo dos fueron rehusadas? cambiaron las tornas. Mientras A Trabe, Universidade Aberta y los estudiantes se posicionaron en contra de las líneas para el presupuesto, +Ideas consideró que, para no pecar de «oposición sistemática» al equipo de gobierno, debía votar en blanco.

La Voz de Galicia, 20/01/11

Outras novas relacionadas: