Cataluña: Mas-Colell quiere liberalizar el coste de los estudios de posgrado

Cataluña: Mas-Colell quiere liberalizar el coste de los estudios de posgrado
"No tiene sentido que el catalán medio subvencione a mi hija"

"No tiene mucho sentido que el catalán de renta media subvencione la universidad de mi hija, como ahora es el caso", piensa el consejero Andreu Mas-Colell, que, sin embargo, no es partidario de subir las tasas, excepto para los repetidores.

A la cartera de Economía, Mas-Colell suma la de Conocimiento, en la que se encuentran las universidades catalanas, un territorio que conoce bien, no solo por su condición de académico, sino porque ya lo tuvo en sus manos en su anterior paso por el Gobierno de la Generalitat, entre abril de 2000 y diciembre de 2003. Entonces se frustró la posibilidad de aunar Industria y Conocimiento, unión en la que parece haber más sinergias que en el actual maridaje. Quiere revisar el modelo de funcionamiento de las universidades catalanas rescatando el sistema de patronato que gestionaba la Universidad Autónoma de la época de la República, que elegía directamente al rector, a diferencia del actual, en el que lo hace el claustro.La situación de las universidades catalanas ha cambiado. La fase expansiva de principios de la última década ha dado paso a los recortes presupuestarios. Para el consejero Mas-Colell, en las políticas sociales la solución está en hacer "una modulación desde la universalidad hacia la necesidad". Sin embargo, no quiere ni hablar de subir las tasas académicas, que ahora cubren, dependiendo de las carreras, entre el 10% y el 20% del coste real de los estudios.

"Yo no plantearía modificaciones en las matrículas de los grados", explica, "pero quiero hacer constar que el 10% de reducción de gasto que le tocará a la Universidad quedaría cubierto solo con que el 6% o 7% de los estudiantes pagaran el coste real de la matrícula". "Lo hago constar", precisa, "para que se vea la situación, pero no propongo ninguna modificación en las matrículas, al menos en la primera. Con las repeticiones deberíamos ser estrictos. Y he dicho que no subiría las matrículas de los estudios de grado, pero con los másteres profesionales deberíamos dejar que cada universidad pusiera sus tasas como le pareciera, para que pudiera definir su oferta y competir".

Por otra parte, desde el primer momento Mas-Colell ha dejado claro que se plantea revisar el modelo de gestión de las universidades -incluido el sistema de elección del rector-, algo que el mundo académico no ha recibido demasiado bien. Las primeras señales iban en el sentido de potenciar la autoridad de los consejos sociales, que podrían incluso elegir al rector. Ahora Mas-Colell resucita el modelo de patronato que regía la Universidad Autónoma de la época de la República.

"El secretario de Universidades e Investigación está dialogando con las universidades y nos planteamos la cuestión de la gobernanza sin que ningún tema sea tabú. Deberíamos llegar a una posición catalana consensuada. Si lo consiguiéramos, tendríamos mucha fuerza para liderar un proceso de ámbito estatal que permitiera replantear aspectos muy cerrados de la LOU".

El objetivo es "una posición consensuada, firme y específica, no floja y que se fije en modelos tradicionales y europeos". "Permítame ser polémico", añade, "se pide tener en cuenta las tradiciones, la tradición catalana. La de verdad, la de la Universidad Autónoma de Barcelona de la época de la República, sería de patronato. Lo segundo es que pienso que la primera autoridad de la universidad ha de seguir siendo el rector y debe ser un académico de perfil profundamente universitario".

El País, 03/02/11

Outras novas relacionadas: