Navarra: Docentes, directores y familias rechazan los recortes y exigen respeto a la educación pública

Navarra: Docentes, directores y familias rechazan los recortes y exigen respeto a la educación pública
Advierten del caos que viven los centros, donde se teme por el inicio del nuevo curso
Los recortes, aseguran estos colecivos, no favorecen ni la lucha contra el fracaso escolar ni la atención a la diversidad

Navarra: recortes
Arriba, de izquierda a derecha: Salvador Álvarez (Herrikoa), Lola Rodríguez (CSIF), Carlos Rodrigo (ANPE), Nerea Uribe (AFAPNA), Yolanda Salinas (UGT), Ander Pascual (ELA), Alberto Royo (APS). Abajo: Aitziber Larrea (Sortzen), Jos Elizalde (CCOO), Nerea Nalda (LAB), Iñaki Redín (STEE-EILAS) y Javier Mangado (ADI).

Los profesores de la enseñanza pública navarra celebran hoy una nueva jornada de protesta contra el recorte de plantillas de los centros de secundaria que conllevaría el anuncio del Gobierno foral de aumentar las horas lectivas del personal fijo, contra el que han presentado hoy recursos de alzada.

Las protestas se han centrado a primera hora ante el departamento de Educación, con una concentración convocada por todos los sindicatos (AFAPNA, ANPE, APS, CCOO, STEE-EILAS, CSIF, ELA, LAB y UGT), mientras que desde mediodía los docentes han entregado de forma individual en el registro del Palacio de Navarra un recurso de alzada contra el acto de adjudicación de las plazas vacantes de los centros que se ha realizado hoy.

Sus recursos piden que las plantillas previstas ahora por el gobierno sean declaradas nulas y que la adjudicación se celebre de nuevo con las vacantes que deberían haber salido, ya que los cambios anunciados por el Gobierno foral supondrían el descenso de más de 230 contratos para este próximo curso.

Así, el representante de CCOO José Elizalde ha considerado que un gobierno en funciones, como es el que ahora mismo hay en Navarra, "debería facilitar el normal funcionamiento de la Administación, pero se ha metido en el embolado de cambiar las plantillas que estaban organizadas en los centros".

Esta medida altera tanto las condiciones de los profesores como las del alumnado, ha advertido Elizalde, quien ha recordado que las 150 personas que forman los equipos directivos de los centros ya han anunciado su dimisión si no se garantizan las plantillas que el ex-consejero de Educación Alberto Catalán confirmó en el mes de marzo y sobre las que los centros han trabajado para organizar el próximo curso y ahora se han cambiado.

"Un gobierno en funciones no es quién para tomar estas decisiones, y además va en contra de todo lo firmado", ha advertido el representante sindical, quien ha señalado que "en cuanto se nombre un consejero pediremos que garantice que el curso se llevará a cabo como se había previsto".

También, este lunes el Parlamento celebrará una sesión extraordinaria en la que los sindicatos expondrán su punto de vista, que ya han trasladado en todo caso al PSN que, como "socio de gobierno" tienen la "responsabilidad a la hora de evitar este ERE encubierto".

EXPRESIÓN DE UNIDAD

En un tiempo donde la unidad no está de moda obtiene más valor la denuncia pública que realizaron ayer todos los colectivos de la enseñanza pública de Navarra.

No faltó nadie. Representantes de los nueve sindicatos educativos, la federación de asociaciones de padres y madres, Herrikoa, el colectivo de familias, docentes y trabajadores del modelo D, Sortzen-Ikasbatuaz, y las asociaciones de directores y directoras de Infantil, Primaria y Secundaria (ADI, Nize y Adipna) denunciaron ayer la "agresión" que está sufriendo la enseñanza pública en este final de curso y exigieron al Gobierno foral que mantenga las plantillas acordadas con los equipos directivos y no modifique las condiciones laborales del profesorado.

Los centros educativos viven estos días una situación de caos e incertidumbre ante los posibles recortes que plantea Educación. Un desconcierto que, si no se solventa pronto, repercutirá en el comienzo del próximo curso. Así lo advirtió el lunes y ayer lo recordó el presidente de la asociación de directores y directoras de institutos, Javier Mangado. "No tenemos tiempo material para hacer ahora todo el trabajo que supone elaborar unas nuevas plantillas para el próximo curso", señaló Mangado, para añadir que "si no se mantienen las acordadas en mayo nos veremos obligados a renunciar a nuestros cargos porque no podríamos garantizar un inicio de curso en las condiciones que las familias y los alumnos se merecen".

En representación de las familias de la enseñanza pública, el presidente de Herrikoa, Santiago Álvarez, mostró su "preocupación" ante lo que entiende "es un atentado más contra la calidad de la educación de nuestros hijos e hijas". Los recortes que quiere aplicar Educación, señaló Álvarez, "no van a favorecer nuestro objetivo de luchar contra el fracaso escolar". Por ello, Herrikoa solicitó al departamento que paralice las medidas planteadas y se trasladen esos asuntos a la mesa sectorial. En este sentido, la representante de Sortzen Aitziber Larrea denunció que las medidas introducidas "van en contra de la calidad de la enseñanza pública" y afectan a la atención a la diversidad.

"Vulnera la legalidad"

Por su parte, los sindicatos criticaron "el engaño" que han sufrido los directores de institutos, "ya que las plantillas que elaboraron y acordaron en mayo son papel mojado" y denunciaron que Educación "no ha seguido los cauces legales", ya que no convocó a la mesa de los trabajadores para informar de los cambios. "Han vulnerado la legalidad y amenazan el inicio de curso con un caos organizativo", afirmó Jos Elizalde, de CCOO, quien exigió al futuro gobierno que mantenga las plantillas acordadas y respete el proceso organizativo de los equipos directivos "para que el curso comience con normalidad".

Noticias de Navarra 29/06/11