Galicia: La USC saca 58 plazas de catedráticos pese a tener el presupuesto congelado

Galicia: La USC saca 58 plazas de catedráticos pese a tener el presupuesto congelado
A Trabe no ve prioritaria la promoción del profesorado en época de crisis
El rector cumple una promesa electoral

Era una promesa electoral y el rector Juan Casares Long la ha cumplido. Los 58 profesores acreditados como catedráticos en la Universidade de Santiago (USC) han visto atendidas sus reivindicaciones y tendrán plaza. La medida no ha sentado bien en otros sectores de la USC. El colectivo de PAS (Personal de Administración y Servicios) A Trabe denuncia que no es el momento adecuado para la promoción de estos profesores, dados los recortes presupuestarios a los que se enfrenta la institución académica.

La reclamación de los catedráticos llevaba ya varios años sobre la mesa. En enero de 2008 comenzó a funcionar en España un nuevo sistema de promoción en la carrera universitaria que otorgaba a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) el análisis de los méritos de los profesores para convertirse en catedráticos. Pese a que los profesores fueron progresivamente consiguiendo esta categoría, la USC no reguló su acceso a las plazas. Juan Casares Long decidió impulsar una normativa específica para ellos ya en el primer Consello de Goberno que presidió en julio de 2010. En un primer momento se sacaron plazas para 27 catedráticos y recientemente la convocatoria se ha ampliado para otros 31. Con esta cifra se cubrirían las reclamaciones que había hasta el momento, pero la cifra podría seguir creciendo a medida que los profesores universitarios consigan la acreditación que otorga la Aneca.

"No quitamos legitimidad a la reivindicación de que los profesores se puedan promocionar, pero no es una cuestión prioritaria en un momento de recortes presupuestarios", indica Antonio Pérez Casas, portavoz de A Trabe. El representante de los PAS recuerda que la asfixia financiera está pasando factura sobre todo a los jóvenes investigadores que han visto truncada su carrera con la excusa de la crisis. "Como colectivo de PAS defendemos nuestros derechos, pero el tema de la investigación sí sería una prioridad que aceptaríamos", indica Pérez Casas. Este año la Xunta ha limitado a 15 plazas su convocatoria para financiar contratos de investigación en toda Galicia. El Ejecutivo gallego explicó que el recorte -en años anteriores se sacaban unas 200 plazas anuales- se debía a las peticiones de las universidades.

La promoción de los 58 catedráticos acreditados supondrá para las arcas de la Universidade de Santiago un coste de unos 500.000 euros anuales, según los datos de A Trabe. Cada profesor verá incrementado su salario aproximadamente en 8.000 euros anuales. El colectivo de PAS denuncia que este sobrecoste comprometerá los presupuestos de la institución académica en los próximos años y recuerda que este año la Xunta de Galicia ya ha congelado la financiación que aportaba anualmente a los campus.

El Correo Gallego, 02/07/11

Outras novas relacionadas: