China: Famosas universidades chinas se acusan de guerra sucia para captar alumnos

China: Famosas universidades chinas se acusan de guerra sucia para captar alumnos

Las universidades chinas más prestigiosas están en guerra, después de que la shanghainesa de Fudan denunciase que sus rivales engañan a posibles nuevos alumnos para arrebatárselos, informó hoy el diario oficial "Shanghái Daily".

El centenario centro universitario, uno de los más prestigiosos de China, fundado en 1905, acusó públicamente a la otra gran universidad de la ciudad, Jiaotong, de engañar a potenciales alumnos haciéndoles creer que se les había denegado su acceso a Fudan.

Según Fudan, algunos estudiantes de fuera de Shanghái con notas espectaculares han recibido llamadas de falsos responsables de la universidad que les decían que su solicitud de ingreso en Fudan había sido rechazada y les sugerían incluso que probasen suerte en Jiaotong.

En un comunicado, difundido el pasado viernes a través de su microblog oficial, Fudan calificó estas prácticas de "fraudulentas" y se reservó el derecho de llevar a Jiaotong ante los tribunales.

Jiatong negó las acusaciones y se lanzó al contraataque. "Sentimos mucho que algunos profesores de otras universidades han estado empañando la imagen de Jiaotong en ferias de captación (de estudiantes) en los institutos", aseguró.

Los ecos de una guerra sucia entre las universidades chinas van más allá de la ciudad oriental, capital económica de facto y punta de lanza del desarrollo chino.

El director del equipo de admisiones del mismo centro superior de Fudan en la provincia de Hubei, Feng Wei, denunció también una "campaña de juego sucio" para captar a los alumnos más prometedores entre las universidades de Peking y de Tsinghua, ambas en la capital china, y contra los centros de Shanghái.

Según Feng, alguien desde Tsinghua llama sin cesar al teléfono de atención al público de Peking, universidad que, a su vez, menosprecia las virtudes de Fudan para disuadir a los alumnos de esa zona del país de ir a estudiar a Shanghái.

De hecho, Feng llegó acusar a las dos universidades pequinesas de trabajar compinchadas con el Gobierno local para retener en Pekín a los estudiantes del norte del país que barajan la posibilidad de estudiar en Shanghái, en la costa oriental.

Según el "Shanghái Daily", un estudiante hubeinés de la Universidad de Fudan, Yang Lei, apoyó públicamente la veracidad de las acusaciones y aseguró que tanto responsables universitarios como funcionarios del Gobierno pequinés hablaron con él y sus padres para que optara mejor por Tsinghua o Peking.

El sistema chino de solicitud de ingreso en las universidades, según sus resultados en las pruebas de selectividad ("gaokao"), establece que cada alumno puede recibir una sola oferta, por lo que deben presentar una lista de preferencias y las universidades compiten por ser la primera elección de los más brillantes.

El número de estudiantes con notas espectaculares en sus pruebas de acceso que tiene una universidad se ha convertido en uno de los principales indicadores de su prestigio nacional, así como del éxito o el fracaso de los propios gobiernos locales en educación.

Ideal, 04/07/11