Honduras: Maestros hondureños se declaran en "calamidad pública" y hacen huelga de brazos caídos

Honduras: Maestros hondureños se declaran en "calamidad pública" y hacen huelga de brazos caídos

Más de 30 mil maestros de Honduras se declararon este lunes en "calamidad pública"  e iniciaron una huelga nacional de brazos caídos ante la demora gubernamental para concretar pagos salariales y la aplicación de descuentos de nóminas injustificados.

"No le pagaron (los salarios en agosto) al 50% de los maestros y se declararon en calamidad pública y en paro de brazos caídos; somos 60.000 por todos y la mitad está en esa situación", dijo el dirigente magisterial Luis Sosa a la AFP.

El gobierno paga el salario a los maestros el día 20 de cada mes y en agosto no lo hizo "porque desvió el dinero a otros fines", agregó.

La huelga fue sostenida en su mayoría por trabajadores públicos del sector, quienes aseguraron que esta irregularidad en sus pagos es casi una rutina dentro del sistema educativo nacional, por lo que anunciaron que continuarán con la medida de fuerza hasta el miércoles próximo o hasta obtener respuestas a sus demandas.

El paro de "brazos caídos" implica que los educadores acuden a sus escuelas, pero no dictan clases.

Por su parte, el ministro de Educación, Alejandro Ventura, lamentó la suspensión de labores de los maestros, aunque reconoció el atraso en los pagos a una parte de ellos.

"No se ha podido hacer un 100% las transferencias en el sistema de pagos debido a faltas o errores en los registros, ya sea por nombres incompletos o números de identidad incorrectos, pero este problema quedará resuelto", dijo Ventura, un ex dirigente magisterial nombrado como ministro por el presidente Porfirio Lobo.

Afirmó que el problema "se puede solucionar en la mesa de diálogo" entre el gobierno y los dirigentes de la Federación de Colegios Magisteriales de Honduras.

Según los manifestantes, las autoridades han tenido retraso en el mes de agosto; no obstante, hay educadores que afirman que no han recibido salarios incluso desde el año 2008. Asimismo, acusaron a las autoridades de la rama de maltratar la dignidad del magisterio.

La Federación, integrada por seis sindicatos que agrupan a 60.000 maestros que dan clases a más de dos millones de alumnos en unas 20.000 escuelas, dialoga con el gobierno sobre un proyecto de nueva Ley General de Educación.

Recientemente, miles de estudiantes mantuvieron tomados durante cinco semanas unos 150 colegios en demanda del retiro del Congreso Nacional de este proyecto que, a juicio de ellos y de los profesores, privatiza la educación.

El gobierno argumenta que con la nueva ley pretende mejorar la calidad de la educación, que ha venido deteriorándose y que no responde a las necesidades del país.

El movimiento de los profesores en Honduras comenzó después de la reincorporación de miles de alumnos a las aulas. Los afectados protestaron hasta el lunes, durante cinco semanas consecutivas, contra una ley Educativa promovida por el Gobierno y el Congreso Nacional. Para los educandos, esta normativa pretende privatizar este sector.

Diario CoLatino, 06/09/11

Outras novas relacionadas: