Castilla y León: Educación pondrá en marcha un Bachillerato adaptado a Bolonia

Castilla y León: Educación pondrá en marcha un Bachillerato adaptado a Bolonia
No separará alumnos, pero sí les orientará en 4º de la ESO según su capacidad intelectual

«El sistema educativo de Castilla y León está obsesionado con la Excelencia», sentenció ayer de manera rotunda el consejero Juan José Mateos. En aras de conseguir esa excelencia la Junta seguirá impulsando un plan específico entre cuyas principales novedades de cara a esta legislatura se encuentra la adaptación metodológica de Bachillerato al proceso de Bolonia. «Es un proceso que ha cambiado el método de aprendizaje. Han disminuido las clases teóricas y hay más prácticas. Tenemos que implantar en la enseñanza obligatoria algo que luego se irán encontrando en el sistema universitario», justificó el consejero al respecto.

Esa adaptación no implicará de momento un movimiento de fechas para los exámenes extraordinarios de septiembre, que sí se adelantaron ya unos días en el calendario para facilitar a los alumnos de segundo de Bachillerato su incorporación a la universidad, detalló. En cuanto a la posibilidad de adelantar las pruebas a julio, es una opción que la Consejería sigue estudiando aunque Mateos lo consideró «difícil» ya que «el Bachillerato tiene unos requisitos muy distintos a la Universidad».

Otras acciones enmarcadas en el llamado «Plan Excellentia» serán la adopción de criterios más exigentes en la promoción entre Primaria y Secundaria, un programa de enriquecimiento curricular en Educación Secundaria y premios al rendimiento escolaro tanto en ESO como en Bachillerato. Sin embargo, a diferencia de otras comunidades como Madrid, Castilla y León no contempla la separación de alumnos con mejores resultados. «Separar no es característico de nuestra educación, que tiene como seña de identidad la equidad. Sí que tenemos que trabajar en orientar mejor a los alumnos y llevaremos a cabo un proyecto en 4º de la ESO con itinerarios para reconducir a los alumnos en función de muchas cosas, entre ellas sus capacidad intelectual», detalló. En esa búsqueda de la excelencia se encuentra también la extensión de los contratos-programa, que vinculan la dotación de recursos especiales a los resultados obtenidos por los centros. Al respecto, el consejero destacó el «esfuerzo económico» que hará su departamento para extender el programa a 30 centros este curso y alcanzar los 200 en esta legislatura. Asimismo señaló la implantación de nuevos reglamentos orgánicos en Infantil, Primaria y Secundaria para dotar a los centros de mayor autonomía organizativa.

Apoyo a las nuevas tecnologías y a los centros bilingües

Antes de que finalice el curso 2011-2012, el cien por cien de los alumnos que hagan quinto y sexto de Primaria dispondrán de un miniordenador, completándose así la implantación iniciada el curso anterior. En total, el alumnado dispondrá de 41.005 miniportátiles y de 2.033 aulas digitales equipadas, explicó el consejero. Para ayudar a los estudiantes en el mejor aprovechamiento de las nuevas tecnologías un total de 15.000 docentes se incorporarán a la Estrategia Red XXI, de la que también se van a beneficiar otras 15.000 familias. Por otra parte, el departamento que dirige Juan José Mateos seguirá impulsando los centros con secciones bilingües. La Junta autorizó para este curso la creación de 46 nuevas secciones bilingües hasta alcanzar las 418 distribuidas entre colegios e institutos públicos y concertados, que dispondrán de 416 colaboradores lingüísticos extranjeros.

ABC, 09/09/11

Outras novas relacionadas: