Comunidad Valenciana: Los universitarios con mal expediente pagan desde este año un 120% más de matrícula

Clin clinComunidad Valenciana: Los universitarios con mal expediente pagan desde este año un 120% más de matrícula
Educación se suma a la petición de penalizar a los estudiantes que no rinden y rechaza las «subvenciones universales»

La penalización económica que deben soportar los universitarios que se matriculan de forma sucesiva en la misma asignatura es más alta que nunca. El recargo que se aplica, en función de la carrera, alcanza aumentos de hasta el 120% respecto a la primera oportunidad, lo que supone llegar a pagar 22 euros más por crédito. En una optativa de seis, por poner un ejemplo, el incremento alcanzaría los 132 euros.

Lo novedoso no es tanto la carga económica con la que se grava a los estudiantes que no se esfuerzan lo suficiente sino que es la primera vez que se aprueba un aumento semejante a partir de las terceras matriculaciones. Se trata de una medida, que tal y como explican desde la Conselleria de Educación, está pensada «para fomentar la cultura del esfuerzo».

Este fue el argumento que utilizó ayer el conseller José Císcar para sumarse a la petición que ha planteado el rector de la Universitat Politécnica, Juan Juliá, quien abogó por abrir un debate sobre si vale la pena mantener el esfuerzo económico de las Administraciones públicas en favor de los alumnos que no hacen todo lo posible para sacar adelante su carrera.

La cuestión, que cuenta con numerosos apoyos, cobra especial importancia en la coyuntura actual, con demoras en los pagos a las universidades valencianas, que sufren para cuadrar los presupuestos anuales y se enfrentan a una reducción global del número de estudiantes, y por tanto, de nuevas matriculaciones. El conseller, preguntado por las declaraciones del rector, alegó que el sistema no puede «mantener subvenciones de manera universal y gratuita» y tildó la postura de Juliá de «muy acertada».

«En la Comunitat prácticamente el 90% del coste de la formación universitaria está subvencionado con los impuestos de los valencianos. Mi reflexión es que hay que primar el esfuerzo y el buen rendimiento», dijo Císcar tras una visita al Instituto Baleares de Valencia.

Además, se refirió a la subida de las tasas universitarias para este año, tanto en la primeras como en las sucesivas matriculaciones, una decisión que se ha topado con el rechazo de parte del colectivo estudiantil, que ha protagonizado varias protestas coincidiendo con el inicio del curso. Para Císcar, la medida «camina en la dirección» de fomentar el sacrificio del estudiante.

Para este curso, el incremento del precio del crédito en las primeras matriculaciones se ha cifrado en un 7,5% respecto al pasado, pero las subidas han sido mucho más fuertes en las siguientes renovaciones. Si un estudiante no consigue aprobar la asignatura al primer intento, la segunda renovación le costará hasta un 75% más respecto a lo pagado inicialmente (entre 9 y 13 euros), y un 120% más en la tercera (entre 14 y 22). Así, se obliga al estudiante que cosecha malos resultados a aumentar la aportación económica para su formación, que de media no supera el 10%.

«Cuando me refiero a penalizar a través de las matrículas hay que pensar que no sólo dan derecho a un examen. No es una única oportunidad, es que se han desaprovechado dos o tres convocatorias», continuó el conseller. «Todo el mundo debe ser consciente, y más en una situación económica tan complicada como esta, de que hay que dar el do de pecho en cuanto a esfuerzo, y quien no lo da debe pagar más», sentenció el conseller.

Sirve un ejemplo para hacerse una idea del coste extraordinario que puede suponer el bajo rendimiento de un estudiante en la carrera de Medicina, una de las más caras. En el primer año se imparten once asignaturas que suman 60 créditos. Si un alumno, en los siguientes cursos, tiene que recurrir a segundas matriculaciones de cinco materias de seis créditos cada una, le costará 415 euros más de lo que pagó por primera vez. Si la misma situación se aplica en casos de terceras oportunidades, el coste se dispara hasta los 665.

El pasado lunes, el rector Juan Juliá, en una intervención en el programa Bon Matí de Ràdio Nou, se preguntaba si el Estado debe continuar subvencionando la formación académica de estudiantes con malos resultados o en el caso de aquellos que inician una carrera tras abandonar otra distinta. Además, a principios de mes se pronunció en términos similares el director institucional del CSIC en Valencia, José Pío Beltrán, quien abogó por subir «muchísimo» las tasas en casos de bajo rendimiento.

La medida valenciana también destaca por el incremento de los recargos que aplica, pues son mayores que en otras comunidades autónomas como Madrid, donde las terceras matriculaciones suben un 70%, o Cataluña (+80%).

Las Provincias, 05/10/11

Outras novas relacionadas: