Novas universidade, Novas USC

Galicia: CIG-USC: FOLGA 27 de xaneiro

Galicia: CIG-USC: FOLGA 27 de xaneiro
Todos e todas na UNIVERSIDADE tamén á folga o día 27 de xaneiro

TES MOTIVOS: NON AOS RECORTES QUE PRECARIZAN O EMPREGO NAS UNIVERSIDADES E DETERIORAN O SISTEMA PÚBLICO DE PENSIÓNS!:

Porque os empregados e empregadas públicos/as xa sufrimos unha rebaixa nos nosos salarios para contribuír a solucionar os problemas dos que xeraron a crise.

Porque o sistema público de pensións non está en perigo.

Porque as reformas para garantir a continuidade do sistema público de pensións non poden implicar unha pauperización das condicións de vida e da renda dos/as pensionistas que, deste xeito, se vén abocados a unha pobreza estrutural.

Porque esta reforma é un ataque aos traballadores e traballadoras máis novos/as, aos que se condena a unha situación vital peor da que teñen gozado os seus pais e mesmo os seus avós.

Porque coa conxelación das pensións públicas, no 2010, o Estado aforrou 1530 millóns de euros, mentres deixou de recadar 1440 millóns de euros por manter a desgravación fiscal que se aplica a quen pode contratar pensións privadas con bancos e aseguradoras.

Porque os que si están en crise son os plans privados de pensións, aos que este recorte público tenta rescatar, obrigando a traballadores/as a destinar parte da súa renda actual a asegurar uns niveis aceptábeis de vida tras a súa xubilación.

Porque o Estado español triplica a media de contratación temporal precaria de Europa e as Universidades participan dese modelo de precarización. Estes traballadores e traballadoras temporais nunca chegarán aos 35 anos para cobrar o 100% da pensión e teranse que xubilar máis tarde e cobrar menos.

Porque o drástico recorte no financiamento universitario que impón o novo Plan  de Financiamento da Xunta de Galicia vai levar a políticas de axuste do cadro de persoal das Universidades.

Porque a paralización dos programas de recursos humanos da Xunta sitúa os nosos investigadores e a Universidade no seu conxunto nunha situación aínda máis precaria.

Porque a precariedade está instalada nas políticas de recrutamento das Universidades con contratos lixo e inestábeis, impedindo a consolidación dun sistema universitario que cumpra o papel que debe ter nunha sociedade
do coñecemento.

Porque o Documento de financiamento, aprobado polo Consello de Universidades e a Conferencia Xeral de Política Universitaria (26.4.2010), anuncia a necesidade de recortes no cadro de profesorado xa que "Es necesario aprovechar la actual situación económica de manera que en el periodo 2010-2013 se acometan las reformas que son imprescindibles para que las universidades ocupen el puesto que les corresponde en la nueva sociedad y economía del conocimiento: (...) una distribución del profesorado por ramas de conocimiento poco equilibrada que provoca en algunos casos exceso de profesorado para el desempeño de funciones docentes".

Porque o proxecto de Estatuto do PDI abre as portas á compatibilización do exercicio en universidades públicas e privadas, á precarización do emprego con dobre docencia en máis dunha universidade e á segmentación do profesorado con carreiras só docentes, xestoras ou investigadoras

PORQUE A REFORMA LABORAL E DAS PENSIÓNS TAMÉN LLE AFECTA AO PDI

Por todo isto, a CIG fai un chamamento ao profesorado universitario para secundar a folga do día 27 de xaneiro e as mobilizacións convocadas nesta xornada.

USC: La USC tendrá un presupuesto de 228 millones este ejercicio

USC: La USC tendrá un presupuesto de 228 millones este ejercicio
El Claustro aprobó las líneas generales de las cuentas, que caen un 6,8%

Noventa y un votos a favor y 57 y contra. Con un resultado más holgado de lo que se esperaba en un primer momento, el Claustro de la Universidade de Santiago aprobó ayer las líneas generales para los presupuestos del ejercicio del 2011. El documento, defendido por la vicerrectora de Economía e Infraestruturas, Sara Cantorna, contempla un previsión de gastos e ingresos de 228 millones de euros, lo que supone un 6,8% menos que en el ejercicio del 2010.

La vicerrectora explicó que la elaboración de este presupuesto ha venido condicionada por dos situaciones. La primera, la reducción de la aportación para este año del plan de financiación, que pasa de los 413 millones del 2010 a tan solo 390 millones para este año. Además, habrá que tener en cuenta el Plan de Austeridade que las tres universidades deberán presentar ante la Xunta el próximo 15 de febrero, que prevé recortes entre este año y el 2013.

La vicerrectora también destacó que la situación financiera de la USC ha influido en la elaboración de las cuentas para este año. Las dificultades comenzaron en el 2004, cuando se aprobó el plan de equilibrio económico financiero que permitía el endeudamiento de la institución académica. La situación, sin embargo, se agravó el pasado ejercicio, cuando los ingresos del plan de financiación cayeron por primera vez y el presupuesto sufrió un desfase entre ingresos y gastos de 15 millones de euros, que se cubrieron, entre otras partidas, con un préstamos de diez millones de euros autorizado por la Xunta de Galicia.

El personal, lo primero

Ante unas cuentas que exigen una austeridad «que non é nova pero si dunha intensidade descoñecida», tal y como explicó el rector, Juan Casares Long, el equipo de gobierno ha establecido una primera prioridad: el capital humano. El capítulo uno se salva así de la quema y tan solo contempla la bajada del 5% de los salarios de los funcionarios. Se dedicarán a este punto más de 149 millones de euros.

Por su parte, la devolución de la deuda y los anticipos reembolsables se llevarán un total de 7,8 millones de euros. Casi 900.000 están consignados a la amortización de los intereses de la deuda, mientras que el resto corresponde al capítulo noveno, que incluye la devolución de los préstamos privados y la devolución de anticipos reembolsables.

USC: Casares salva con apuros el presupuesto bajo de la USC

USC: Casares salva con apuros el presupuesto bajo de la USC
El texto esquivó por poco la enmienda a la totalidad
El voto en blanco de +Ideas aumentó el respaldo final
El rector reconoce que el plan de la Xunta "permite avanzar moi pouco"
Economía de guerra

Las líneas generales presupuestarias del la USC para 2011, las primeras de Juan Casares al frente del rectorado, se salvaron ayer por solo un puñado de votos de las tres enmiendas con las que +Ideas, Universidade Aberta (UA) y A Trabe pidieron la retirada del texto o su devolución o aplazamiento. Tras un accidentado recuento que obligó a repetir con cartulina a mano alzada hasta tres veces la única votación en la que confluyeron las tres enmiendas, el texto logró el apoyo de 96 claustrales, solo 9 votos más que los partidarios de su retirada. Otros 15 votos fueron en blanco.

La votación final consiguió, sin embargo, un respaldo más holgado: 91 votos a favor (el 50,8%,), entre ellos los de Converxencia; 57 en contra (UA, CAF, Sindicato de Estudantes y A Trabe) y 31 en blanco. Esta última fue la opción final de +Ideas, que criticó la inconcreción del texto y que no se presentase antes en la comisión de economía.

El portavoz del nuevo colectivo docente -impulsado por miembros de la extinta PUP de los ex rectores Barro, Villanueva y Pajares- reconoció, eso sí, que la explicación de la vicerrectora de Economía, Sara Cantorna, fue más clarificadora. "Pero non podemos presentar emendas á intervención da vicerreitora", lamentó Enrique Macías.

UA basó su crítica en que las líneas incumplen el mandato estatutario de presentarse conociéndose ya la programación plurianual. Cantorna justificó la demora argumentando que el plan de financiación de la Xunta que la condicionará aún se sigue negociando y recordó que el anterior rectorado también incumplió este orden temporal.

El personal de administración y servicios (PAS) nacionalista de A Trabe también criticó que se tratase de aprobar el documento sin conocerse el plan de sostenibilidad que la USC presentará al Ejecutivo gallego en febrero.

Cupas, por su parte, coincidió con A Trabe, +Ideas y UA a la hora de reprochar al rector que no hubiese pedido al claustro opinión sobre el plan plurianual de financiación de las universidades antes de rubricarlo. Lourenzo Fernández Prieto (UA) -su rival final en la campaña electoral- añadió además que esto habría hecho a la USC "máis forte" en la negociación de un marco que no contenta a nadie en la institución académica.

Casares encajó bien las críticas, reconoció que "probablemente [o proceso] se puido facer mellor e que houbese máis diálogo" y coincidió con los críticos en subrayar la escasez del plan, pero insistió en que los tres rectores lo aceptaron porque entendieron que no tenían capacidad de modificarlo en un contexto de mayores recortes presupuestarios . "Chegar a 450 millóns de euros en 2015 [para as tres universidades] é avanzar moi pouco dende un punto de partida moi baixo", valoró.

Galicia: El rectorado de la USC salva por unos votos las líneas generales de los presupuestos

Galicia: El rectorado de la USC salva por unos votos las líneas generales de los presupuestos
La votación se repitió tres veces por errores de cálculo en el ajustado recuento
'Tijeretazo' del 7% con respecto a las cuentas del año anterior

El claustro de la USC ha dado esta mañana su apoyo por solo un puñado de votos a las líneas generales de los presupuestos de 2011 presentados por el equipo de Juan Casares. Las tres enmiendas a la totalidad o de retirada o devolución del documento presentadas por +Ideas, Universidade Aberta y A Trabe se fusionaron en una única votación en la que las voces en contra de la propuesta rectoral sumaron 87 votos, solo 9 menos que los 96 que respaldaron las líneas. Otros 15 claustrales votaron en blanco.

La votación tuvo que repetirse hasta tres veces por errores a la hora de contar las cartulinas de cada color en el ajustado recuento.

Los presupuestos caen casi un 7% con respecto al año anterior y se quedan en 228,8 millones de euros.

El rector reconoció en su informe que el plan de financiación plurianual de las tres universidades gallegas, firmado en diciembre por la Xunta y los rectores, permitirá avanzar "moi pouco" de aquí a 2015 desde "un punto de partida moi baixo", pero subrayó que a las universidades, dado el contexto económico global, no tuvieron más remedio que asumirlo. "Os reitores entendimos que non tiñamos capacidade de modificalo", respondió a las críticas de parte de los claustrales de haber sido demasiado blando en la negociación.

El Correo Gallego, 19/01/11

Outras novas relacionadas:

Galicia: USC: El Claustro debate las cuentas para el 2011, que caen un 6,8%

Galicia: USC: El Claustro debate las cuentas para el 2011, que caen un 6,8%

El Claustro de la Universidade de Santiago se reunirá hoy para debatir las líneas generales del presupuesto para el ejercicio del 2011 en la Facultade de Filoloxía.

La propuesta de las cuentas, según el equipo de gobierno, se realiza «en base á situación financeira na que se atopa a USC, así como o novo escenario de financiamento contemplado do Plan de Financiamento para o 2011 e no Plan de Austeridade establecido pola Xunta para o período 2011-2013».

La propuesta presupuestaria asciende a 228 millones de euros, lo que supone un descenso del 6,8% con respecto al pasado ejercicio. Dicha disminución corresponde a la reducción del plan de financiación y a la situación de la institución académica compostelana.

Además, el rector presentará su informe, para lo que dispondrá de 20 minutos, más un turno de cierre tras las intervenciones de los claustrales.

La sesión se cerrara con los ruegos y preguntas, para lo que se establece un máximo de 30 minutos y de tres por cada intervención.

La Voz de Galicia, 19/01/11

Outras novas relacionadas:

Galicia: La USC es la universidad que se aplica más tijeretazo

Galicia: La USC es la universidad que se aplica más tijeretazo
La compostelana presenta los presupuestos más rebajados de la universidad gallega
Rozan los 229 millones de euros

La vieja Fonseca será la que más pierda en 2011. Los presupuestos de la Universidade de Santiago (USC) sufrirán en 2011 un recorte del 6,8% con respecto a 2010. La rebaja es un punto superior a la de la Universidade da Coruña (UDC) y 2,2 mayor a la más ligera del mapa universitario gallego, la de la Universidade de Vigo (Uvigo), cuyos presupuestos no llegan a la caída media del 5% del gasto en personal debido a los recortes en los sueldos de los funcionarios.

El claustro compostelano debatirá mañana las primeras líneas generales con Juan Casares Long como rector, un documento que señala que la USC se las deberá apañar con menos de 229 millones de euros, no solo por la reducción experimentada por el recién estrenado plan de financiación plurianual del sistema universitario gallego, sino también, "e de forma considerable", por la "situación económica intrínseca da USC dende hai anos", en la que, añade, "había un déficit de máis de 15 millóns".

Por la parte que toca a la Xunta, el rectorado advierte de que los recursos del plan del Gobierno "non cobren as necesidades existentes", lo que obligará a "facer unha importante contención do gasto" para afrontar, en primer lugar, los gastos de personal, que ascienden a 149,26 millones de euros.

Las siguientes obligaciones ineludibles son las financieras, que suponen devolver casi ocho millones: 900.000 euros de intereses de préstamos más 6,92 millones de devolución de anticipos reembolsables. Pese los recortes y deudas, el rectorado anuncia que el presupuesto de 2011 se completará con la liquidación equilibrada del de 2010 y que permitirá "afrontar os gastos imprescindibles" para mantener las actividades propias de la universidad, aunque siempre con una "imprescindible" intensificación de la eficacia y la eficiencia.

José Carlos Bermejo Barrera: La burbuja universitaria

José Carlos Bermejo Barrera: La burbuja universitaria

Las universidades españolas parecen vivir al margen de la realidad. Carecen de espíritu crítico y están obsesionadas por dar constantemente a conocer sus logros a la opinión pública, unos logros que tendrían que revertirles en forma de una financiación creciente.

Es curioso que a la vez que se gestó la burbuja financiera nuestras universidades creciesen desmesuradamente, afirmando además, cuando la especulación financiera asfixió la economía real, que el único valor económico era el conocimiento. Paralelamente al desarrollo de la burbuja financiera se produjo el proceso de adelgazamiento de las universidades en muchos países desarrollados, a la vez que cayeron en picado los sueldos de profesores, ingenieros, científicos y tecnólogos, naciendo así la figura del ingeniero mileurista.

En España, sin embargo, las universidades parecen vivir en una burbuja inmune a la economía real. Proclaman que ellas son la solución a la crisis con sus campus de excelencia, futuros motores de ciudades como Vigo (según su rector, que sabe que esa ciudad sin Citroën, sin su puerto, su flota pesquera y sus astilleros no sería nada). O bien que su futuro y el de Galicia estarían garantizados por la Ciudad de la Cultura, según afirmaron los tres rectores gallegos.

Las universidades se nutren de fondos públicos en dura competencia entre sí. Cuando sus profesores consiguen financiación pública para sus proyectos afirman haber logrado proyectos competitivos, solo que entre funcionarios. Sus plantillas se crean cada vez menos en función de sus necesidades docentes y más para la promoción de sus profesores. En toda España se incrementa sin sentido el número de catedráticos, y la Universidad de Santiago está consiguiendo en ello un récord de productividad.

José Carlos Bermejo Barrera: Las normativas bananeras: un caso práctico

ProfesoresJosé Carlos Bermejo Barrera: Las normativas bananeras: un caso práctico

En la película de Woody Allen Bananas, un dictador que toma el poder en una imaginaria república bananera americana anuncia solemnemente en un discurso: “a partir de mañana el idioma oficial de la República será el sueco”. En las universidades españolas de los últimos años está ocurriendo algo similar. Se redactan miles de normas que contradicen leyes de superior jerarquía normativa, que cambian constantemente, e incluso se contradicen entre sí.

La función normativa se desarrolla en todos y cada uno de los niveles de la vida académica. Los equipos de gobierno de las universidades elaboran multitud de normas sin pasar por un control de legalidad previo, que podrían encargar a sus asesorías jurídicas en las que sí hay profesionales del derecho. Pero es que se han dado casos en los que diferentes vicerrectorados de un mismo equipo legislaron contradiciéndose entre sí. Y ello tiene una explicación bastante sencilla.

Los gobiernos de las universidades están claramente sobredimensionados y son innecesariamente complejos; como muchos de ellos son fruto de pactos entre grupos de profesores de distintas orientaciones políticas y con diferentes bases de apoyo y distintos intereses, en algunos casos cada uno tira por su lado y se crean facciones dentro de un mismo equipo de gobierno. Como en la universidad cada órgano de gobierno, ya sea unipersonal o colegiado, cree que tiene la obligación de legislar y cree que en la ley no hay límites, procede consecuentemente a poner por escrito todo aquello que desea regular con vistas al bien común o al bien particular.

La falta de competencia jurídica de muchos profesores y su idea de que la democracia consiste en que la mayoría pueda hacer simplemente lo que desee o se le ocurra, les llevaría a legislar no sólo cosas como que el idioma oficial de un departamento o una facultad fuese el sueco, sino todo tipo de materias.

Si se diese el caso de que se votase en algún órgano colegiado que todos los triángulos deben tener cuatro ángulos, eso podría pasar a ser cierto si la mayoría así lo decide, y si aquellas autoridades que tienen la misión de cumplir y hacer cumplir la ley no lo hacen, bien porque ni siquiera se dan cuenta de los acuerdos y las normas que pueden ser votados en un momento dado, o bien porque se desesperan ante semejantes avalanchas de creatividad normativa, o, y eso sería lo más triste, porque también ellos pueden acabar por admitir que ese puede ser un modo de proceder correcto porque es el modo de proceder más general, incurriendo así en lo que en ética se llama la falacia naturalista.

En España es el propio gobierno central quien en el campo educativo legisla de modo incontrolado. Lo hemos podido comprobar en el caso del Máster docente, un título que se les exige a unos licenciados con determinados títulos obtenidos en las mismas universidades públicas y con el mismo plan de estudios, y a otros no, discriminándolos sólo por la fecha en la que se licenciaron (véase El Defensor del Pueblo da la razón a los estudiantes de Santiago, pero los manda a un callejón sin salida, http://firgoa.usc.es/drupal/node/46201). Del mismo modo que para acceder a los cuerpos docentes de nivel medio , en los que la ley exige el título de licenciado, a unas personas les basta ese título y otros deben poseer otro de nivel superior: el Máster docente.

Con este precedente, que llegó a conocimiento del Defensor del Pueblo, quien reconociendo esas posibles ilegalidades decidió remitir a los estudiantes al camino sin fin de la jurisdicción contencioso administrativa, es fácil comprender cómo en toda España y a todos los niveles los Másteres universitarios parecen haberse convertido en mundos notoriamente bananeros.

Galicia: Economía sugiere que se reducirán becas de investigadores universitarios

Galicia: Economía sugiere que se reducirán becas de investigadores universitarios
La Xunta reorientará la actividad científica para lograr "rendimiento económico"

Los investigadores de la universidad que creían que la aprobación del nuevo plan de Investigación, Innovación e Crecemento (I2=C) iba a despejar algo su futuro tendrán que seguir esperando. Según anunció ayer el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, tras el Consello de la Xunta, habrá un cambio en la gestión de las becas, que incluso modificarán su denominación y "se adecuarán a las necesidades de la universidad". Aunque evitó asumir una disminución en las futuras becas universitarias e incluso lo negó a preguntas de los periodistas, el resto de sus palabras describían claramente una caída en los contratos de investigación.

"Se han prorrogado todos los contratos. A partir de enero vamos a desarrollar estos programas. Es necesaria una adaptación a las necesidades del Sistema Galego de Universidades. Es imprescindible que haya una adaptación cierta, que no se generen expectativas que después no se pueden complementar. Por ejemplo, las becas Ramón y Cajal en toda España son 250; se estaban ofreciendo en Galicia entre 70 y 80 de este tipo y parece que no tiene un especial sentido. Eso no se puede mantener a largo plazo", explicó Guerra.

En su opinión, las universidades no pueden absorber a todos los investigadores que reciben becas de la Xunta, por lo que hay que "adecuarlas". Parece poco probable que esta "adecuación" sea algo distinto de una disminución de las ayudas, por mucho que tanto él como el presidente Alberto Núñez Feijóo se afanasen en negarlo. "Nos adaptaremos a las necesidades de la universidad", repetían.

Galicia: Los rectores asumen la financiación universitaria por "responsabilidad"

Galicia: Los rectores asumen la financiación universitaria por "responsabilidad"
El modelo para 2011 mantiene los porcentajes de reparto de fondos entre centros

"Asumimos de forma responsable el compromiso con la financiación del Sistema Universitario Galego (SUG) en las dificultades de la crisis". Es parte del lacónico discurso que pronunció ayer, en nombre de los tres rectores de Galicia, Juan Casares Long, de la Universidade de Santiago, tras estampar su firma junto a la de los conselleiros de Economía, Facenda y Educación en un acuerdo que consagra la distribución de las aportaciones de dinero de la Xunta al SUG hasta 2015.

Lo que se concreta de momento es cómo se distribuirán los 390 millones que las universidades recibirán en 2011. El reparto de los fondos tendrá una proporción similar a la de 2010: el 43% para Santiago, el 30% para Vigo y el 27% para A Coruña, tal y como se acordó hace once días.

De toda la cantidad, 290 millones serán la financiación estructural. La novedad más importante que aporta este plan es, sin embargo, la de aportación por resultados, que se distribuirá en función de los contratos programa que se acordarán con cada universidad. El primer año será de un 5%, pero se pretende ir ampliando hasta un 20% al finalizar el plan firmado ayer en el Pazo de Raxoi.

Se suscribirán dos contratos programa con cada universidad, uno que corresponderá a los años 2011-2012 y otro de 2013 a 2015. La Xunta aportará fondos en función de los objetivos de mejora de los centros dentro de ocho campos de acción: adaptación a las necesidades sociales, docencia, investigación, transferencia de tecnología, proyección internacional, responsabilidad social, gestión y campus.

Existen unos indicadores asociados a cada uno de estos campos que determinarán las aportaciones. En los dos próximos años se destinará a este fondo un crédito de poco más de 19 millones de euros, que se distribuirá entre las universidades en función de criterios basados en el número de estudiantes y en los ingresos medios por proyectos competitivos en los últimos tres años.

También hay una parte de los fondos en función de la mejora de la calidad, que el año que viene se distribuirá con los mismos porcentajes que se venía repartiendo, pero que a partir de 2012 tendrá en cuenta el cumplimiento por parte de las universidades de los compromisos de sostenibilidad. Se primarán los criterios de eficiencia y eficacia en la gestión económico-financiera.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, enfatizó que el plan de financiación demuestra el compromiso de su Gobierno con la Universidad a pesar de la crisis, ya que el peso de los recursos se mantiene en el "presupuesto que más cayó en la historia de Galicia". "Los códigos e intereses de la Administración y las universidades no tienen por qué coincidir, pero tampoco por qué ser hostiles", apuntó.

El País, 22/12/10

Outras novas relacionadas:

Galicia: Estudiantes de la USC protestan en Santiago contra el Plan Bolonia

Galicia: Estudiantes de la USC protestan en Santiago contra el Plan Bolonia

Varios centenares de estudiantes de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) se manifestaron hoy en las calles de la capital gallega para mostrar su rechazo al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), conocido como Plan Bolonia, y reclamar el derecho a terminar los estudios de licenciaturas por los planes antiguos.

Bajo el lema "Lucharemos por nuestro derecho a licenciarnos con dignidad", los universitarios partieron pasadas las 12:00 horas de la plaza de O Toural en dirección a la plaza del Obradoiro, donde se concentraron frente a las puertas del Pazo de San Xerome, sede del Rectorado de la Universidad.

Los estudiantes entonaron consignas como "Bolonia es nuestra ruina", "No, no al plan de extinción" y exigieron la "dimisión" del rector de la USC, Juan Casares Long, al que criticaron por negarse a mantener una charla abierta con los estudiantes y escuchar sus reivindicaciones.

El secretario general de los Sindicato de Estudiantes, Manuel Abelleira, denunció en declaraciones a EFE que el rectorado, y en concreto, la vicerrectora de Grao y Postgrao, Eva Castro, están "obligando" en la práctica a los estudiantes a pasarse al Plan Bolonia para liberarse de un problema de financiación, lo que definió como "ilegal".

Galicia: USC: Juan J. Casares Long: «Se se medisen necesidades e méritos, Santiago tería máis fondos»

Galicia: USC: Juan J. Casares Long: «Se se medisen necesidades e méritos, Santiago tería máis fondos»
O reitor compostelán admite que o financiamento das universidades non é o desexado, e augura aínda longas negociacións para concretar o plan económico

A situación económica afecta tamén ás universidades. Tiveron que negociar un plan de financiamento nun mal contexto, e as tres consideran que deberían recibir máis do que lles correspondeu.

- ¿Este é o plan que quería Santiago?

- Non. Está claro que o que quería a USC era un no que puidera desenvolver máis actividades de investigación; facer fronte aos compromisos da implantación real de Bolonia; arranxar as cousas que o precisan e facer as novas que foran necesarias. Pero é o plan que nos tocou en sorte nuns tempos moi difíciles, onde os recursos públicos son escasos, e con elo hai que traballar.

- ¿Cedeu moito Santiago?

- Gustaríame que o financiamento se medira polas súas necesidades e merecementos. E coido que se se medise así, no primeiro caso con tódolos controis necesarios, e no segundo con todos os indicadores que se queiran establecer, a USC destacaría claramente no reparto dos recursos, tería máis fondos.

- ¿Máis de como quedou?

- Penso sinceramente que si. Tamén entendo que se decidiran utilizar no 2011 criterios históricos para o reparto dos orzamentos, e mesmo non todos. Nós defendemos nos debates, nos que o certo é que sempre reinou o respecto, que houbese indicadores vinculados a obxectivos para todo. Non nos parecen mal, e tamén utilizar datos históricos, porque moitos se basean en indicadores. Non fomos nós os que reducimos o número de 60 a 20 parámetros para avaliar na parte de resultados. Non somos tres institucións iguais, unhas teñen máis anos, ou máis titulacións, ou máis alumnos, polo que as necesidades non son iguais. Para que o reparto fose igual as realidades tiñan que ser as mesmas. A USC entende que somos distintas e os recursos teñen que contemplarse en base a iso.

- Vigo, e sobre todo A Coruña, critican o reparto en base a criterios históricos, dando a entender que en base á eficiencia a USC quedaría atrás.

- Os datos históricos non xurdiron por maxia, senón que estamos falando do último plan de financiamento que fixou uns criterios en base a unhas xustificacións. Nós estamos encantados con que se fixen obxectivos de todos os tipos, porque a USC pode dar resposta.

- Ata xullo vanse negociar os recursos vinculados a obxectivos dun fondo de máis de 300 millóns de euros anuais. ¿Aínda hai tela que cortar ata concretalo todo?

- Estamos falando dun 5% dun fondo de moitos millóns, que chegará a un 20% no 2015, polo que hai que ter en conta investigación, docencia e parte estrutural. Non é o mesmo unha clase práctica de ciencias da saúde que de ciencias experimentais, e nós temos moitas titulacións de saúde. Estamos a falar de moitos cartos, polo que non é unha reunión dun par de horas. Van ser temas realmente difíciles.

Galicia: La financiación en función de la calidad divide a los rectores

Galicia: La financiación en función de la calidad divide a los rectores
Los criterios están fijados pero hay que decidir cuáles pesan más en el reparto de los fondos y cómo se evalúa cada uno

La fórmula para medir la eficiencia de cada universidad y traducirla en financiación explica porque el viernes por la noche y tras cinco horas de negociación, a las que hay que sumar nueve meses de conversaciones, el Consello de Universidades, que reúne a Xunta y rectores, solo sacó adelante la subvención del Gobierno autonómico a los campus para 2011 y las directrices generales del Plan de Financiación de la educación superior en Galicia para el próximo quinquenio, pero no cerró el pacto definitivamente.

Quedó en el aire una cuestión nada baladí, que debe consensuarse en la primera mitad de 2011 para aplicarse ya en la distribución de los fondos de 2012. Las universidades ya fijaron veinte indicadores que medirán la eficiencia y calidad de su actividad académica y científica (tesis, artículos, patentes, cualificación de sus investigadores, captación de recursos privados, atracción de estudiantes extranjeros, alumnos que terminan la carrera en los años estipulados, ...). La discusión está en decidir que criterios pesan más que otros y cuánto a la hora de repartir el dinero de la Xunta. Tampoco hay consenso sobre cómo valorar cada criterio. Por ejemplo: no pueden valer lo mismo todos los artículos publicados en revistas científicas, pues las de más prestigio tienen más valor, pero al tiempo que hay que tener en cuenta la producción no sólo de calidad, sino también en cantidad.

La falta de acuerdo sobre el método para asignar recursos en función de la calidad de las universidades es la razón porque los rectores salieron de la sesión de trabajo del viernes, ofreciendo una imagen más de desacuerdo que de pacto, con declaraciones que evidencian los intereses divergentes de las tres universidades y permiten prever que el consenso para el sistema de evaluaciónde los campus que luego ha decidir los euros de cada uno no será fácil.

La Consellería de Educación, por su parte, tanto el viernes como ayer, puso el acento en que el Plan de Financiación no recibió ningún voto en contra, aunque sí abstenciones. También subrayó que este plan "supone un cambio sustancial respecto al anterior, pues tratará de primar la eficiencia de las universidades". Coincide con la valoración del rector de la Universidad de Vigo, Salustiano Mato, para quien el plan es bueno porque a partir de 2012 el presupuesto no se repartirá basicamente en función del número de alumnos, profesores y edificios de cada campus, y se tendrá en cuenta el esfuerzo de cada uno.

No gusta tanto a los rectores de A Coruña y Santiago el futuro modelo. ¿Por qué? Compostela era la universidad que salía ganando con el actual sistema, donde pesaban criterios históricos y se subvencionaba sobre todo para sufragar el mantenimiento de las instituciones, y la suya es la más grande. Aunque Santiago es un campus con buenos resultados académicos y destacados logros en I+D+i, y con una financiación por objetivos puede seguir captando buena parte de los fondos, ¿para qué cambiar un modelo que ya le beneficia? Además en Vigo dan por seguro que con el nuevo modelo tendrá que ceder parte de su ración de la tarta, porque ahora el reparto del pastel es el mismo que hace diez años, pero en una década Vigo y A Coruña han avanzado posiciones.

La universidad herculina es la que más reticente se ha mostrado con el nuevo modelo. Las estadísticas la sitúan a la cola de los campus gallegos y prefiere optar por exigir recursos que compensen "desequilibrios históricos". Es decir, pide un plus económico por ser junto a Vigo más joven que Santiago.

El objetivo del nuevo modelo de financiación, que repartirá como mínimo 2.105 millones de euros hasta 2015, es que en 2015 el 30% de los recursos que la Xunta ponga a disposición de las universidades se reparta en base a la eficiencia de cada entidad. El porcentaje del 30% se alcanzará gradualmente, empezando por un diez por ciento en 2011, que irá aumentando un 5% cada ejercicio presupuestario.

Faro de Vigo, 12/12/10

Outras novas relacionadas:

Galicia: Las universidades aplazan seis meses el nuevo plan de financiación

Galicia: Las universidades aplazan seis meses el nuevo plan de financiación
Educación no puso ninguna cifra encima de la mesa y habrá que debatir el reparto de los fondos estructurales
Xunta y rectores aprobaron ayer un informe con los presupuestos del 2011 y las bases del documento

Sin apenas cambios. Las universidades gallegas tendrán en el 2011 un presupuesto prácticamente idéntico al del 2010 -con un descenso que compensan con la bajada del salario de los empleados públicos- y, lo que es peor para algunas instituciones que se ven discriminadas, con unos criterios de reparto idénticos: es decir, algo más de un 27% del total para la Universidade da Coruña; algo menos del 43% para Santiago y un escaso 30% para Vigo. La cifra global a la que se aplican estos porcentajes es de 343 millones de euros, ya que la Xunta habla de 390 pero los casi 50 restantes son para convocatorias competitivas como el programa Parga Pondal y otro tipo de contratos programa.

Educación, Facenda y los tres rectores se reunieron ayer en el Consello Galego de Universidades para apurar unas negociaciones que necesitaban cerrar para poder hacer los presupuestos del 2011. En realidad fueron estos los únicos que quedaron totalmente cerrados, ya que el plan de financiación 2011-2015 lo hizo con matices pero sin ningún voto en contra, tal y como informó Educación.

Los rectores firmaron un convenio que recoge las cuentas del próximo año y un anexo con los criterios de reparto para los años del 2012 al 2015, que todavía podrán debatirse hasta el 31 de julio del próximo año. Lo más llamativo es que no se ha puesto ninguna cifra encima de la mesa para todo el plan, pese a que hay estimaciones de 2.105 millones de euros, que podrían ir de los 390 millones del 2011 a un total de 450 en el 2015, pero siempre en función de los presupuestos que maneje la Xunta. De cara a julio, a las tres instituciones les queda definir cómo se repartirán todos los fondos que en el futuro se liguen a objetivos.

Y cada vez serán más. El plan de financiación establece un 90% para el fondo estructural y un 10% ligados a objetivos y a mejora de la calidad. A partir del 2014, este 10% subirá al 15%, mientras que dentro del fondo estructural también se fijarán porcentajes en base a los resultados logrados. En el 2012 será un 5% del total, en el 2013 un 10% y así sucesivamente hasta que alcance el 20% en el 2015, año en el que finaliza la vigencia del plan económico.

El nuevo documento, a diferencia del anterior, elimina un fondo de compensación que se creó para paliar diferencias históricas en cuanto a infraestructuras e inversiones que sufrieron las universidades de Vigo y A Coruña.

Galicia: Los rectores debaten con la Xunta un plan financiero que ven insuficiente

Galicia: Los rectores debaten con la Xunta un plan financiero que ven insuficiente
El reparto propuesto para 390 millones de euros no cubre todas las expectativas de las tres universidades

La Xunta se sienta hoy con los tres rectores para cerrar un plan de financiación que, a priori, no parece contentar a ninguno de los representantes de las universidades gallegas. El reparto de la partida de 390 millones para el próximo año será bastante similar al ya realizado en la convocatoria anterior, pero no por ello satisface a los rectores, que así lo dejarán ver al responsable de Educación, Xesús Vázquez, en la reunión de Consello de Universidades que comenzará a las cinco de la tarde y que se prevé «larga», según los propios portavoces de Educación.

Desde la Universidade da Coruña recuerdan que se esperaba «tender a unha converxencia e a un equilibro» y reiteran algunos de los argumentos ya esgrimidos, como son el hecho de que poseen titulaciones «únicas e exclusivas» que atraen a estudiantes de todo el noroeste de la Península. De hecho, el mes pasado el vicerrector de Estratexia e Planificación Económica, Ángel Fernández, calificó de «inviable e imposible» el estado actual de la institución que tiene en los fondos aportados por la Xunta el 75% de sus ingresos.

El responsable de la Universidade da Coruña incide en que la congelación de las aportaciones en los niveles actuales puede ser una mala noticia y, por ello, esta ha sido una de las principales reivindicaciones en las negociaciones previas al consello de hoy. Prevén contar con una partida que oscila entre los 93 y los 96 millones de euros.

Vigo apela a sus resultados

Los portavoces del rectorado de la Universidade de Vigo aluden a que sus «resultados académicos» deberían estar reconocidos en el reparto del Gobierno autónomo. Dan por hecho que tienen asegurada casi el 30% de la aportación, mientras que la de la institución coruñesa se fijará en el 26%, y en casi un 44% para la más antigua, la de Compostela. Precisamente, el rector santiagués, Juan Casares, también hará valer sus excelencias, como contar con edificios históricos, además de la plantilla docente que suma más décadas de trabajo.

Partida para investigación

Una parte de los 390 euros se distribuirán de acuerdo con criterios objetivos en los que poco peso tendrán los argumentos de los representantes universitarios. Así, del total, un 5% (19,5 millones) se destinará a la financiación por resultados y de esta partida solo un 30% será para objetivos relacionados con proyectos de investigación, lo que supone poco más de seis millones para las tres universidades. Además, existe una propuesta para que dentro del capítulo ligado a la calidad -dotado también con 19,5 millones- se repartan entre un 1 y un 3% en función de los resultados de cada entidad. En esta sesión del Consello de Universidades estará la conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás.

La Universidade da Coruña denuncia que corre el riesgo de «perder centos de alumnos»

El vicerrector de Infraestructuras coruñés, Xosé Lois Martínez, denunció ayer que la Universidade da Coruña (UDC) corre el riesgo de «perder centos de alumnos» por la falta de infraestructuras que ya están aprobadas, como la residencia universitaria. El rectorado asegura que la Xunta mantiene paralizado este proyecto clave y resaltan que las últimas noticias de esta tramitación han sido anunciadas por el delegado de la Xunta en A Coruña, Diego Calvo, que afirmó que el proyecto está pendiente de un trámite.

«Temos que ter en conta que no actual escenario de crise e na cidade máis cara de Galicia a residencia universitaria é clave para os estudantes», precisa Xosé Lois Martínez, que recuerda que la UDC oferta carreras, como Arquitectura o Aparejadores, en «exclusiva» en Galicia. «Para unha familia de León, por exemplo, que ten un fillo que quere cursar estes estudos é determinante contar cunha praza nunha residencia universitaria na que só se abonen cen euros; se non podemos ofrecerlla aquí, terminarán por elixir outras aulas na que teñen esta posibilidade», precisa. En este sentido, Martínez tiene claro que el retraso en la creación de infraestructuras los pone en «desvantaxe» con respecto al resto de las universidades de Europa y apunta que desde la UDC han cumplido con todos los trámites exigidos

Plan de I+D+i

En el orden del día de la sesión del Consello de Universidades también figura un tema clave para los investigadores: el plan de I+D+i.

La Voz de Galicia, 10/12/10

Outras novas relacionadas:

Distribuir contido