Democracia

Cuestións sobre a democracia

Federico Mayor Zaragoza: Ni un día más

Federico Mayor Zaragoza: Ni un día más
Federico Mayor Zaragoza es Presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex Director General de la UNESCO

La deriva de Occidente acosado por los mercados debe terminar sin dilación. En la primera página de “El País” del 3.09.11 se anuncia que “el fantasma de la recaída de US y UE desmorona de nuevo la confianza de los mercados” en los Estados que, para resguardarla, les obliga como en el caso español, a introducir cambios urgentes en la propia Constitución, indispensables para el concierto intraeuropeo, a qué precio de autoridad y prestigio de los políticos sometidos a los mandatos del “gran dominio” mundial.

El día 4, el Banco Central Europeo advierte a Berlusconi de que tiene que avanzar en los ajustes… y el ex Presidente José María Aznar manifiesta, siempre tan positivo y oportuno (¡), que “Italia y España deben asumir que fueron salvados”. Da vértigo pensar en que el ex Presidente y actual asesor de Murdoch vuelva a influir en la política nacional.

El día 5, el título es “El temor a la recaída hunde los mercados”. Y el día 7, para acabar de propiciar los ataques especulativos, la presidenta del FMI, de tan buenos augurios ella, alerta de una “recesión global inminente”. “Es de necio confundir valor y precio”, sentenció D. Antonio Machado.

Han sido muy necios muchos gobernantes que aceptaron sustituir los valores democráticos y de justicia social por las leyes del mercado. A estas referencias, con la triste imagen pública de los gobernantes acosados por las interesadas fluctuaciones bursátiles, que urgen la adopción de medidas para restablecer los principios éticos que exige la buena gobernación, se unen las preocupantes fotografías de los líderes europeos y asociados repartiéndose –antes de tenerlo cazado, en porcentajes previsiblemente pactados en algún caso, y con el siniestro horizonte de la sharía en lugar de la tan pregonada democracia- la piel del oso libio. “La italiana ENI ya prepara su retorno a Libia”… “Las multinacionales pugnan por el nuevo pastel energético libio” (ABC, 29.08.11). “China teme quedarse fuera del reparto del botín libio” (“Público”, 31.08.11). “La lucha por el petróleo ensucia la Cumbre de Libia en París” (“Público”, 02-09-11)… … Y “La ONU acuerda desbloquear los fondos libios congelados”.

Las Naciones Unidas trataban de salvar la vida de los libios sublevados. A través de la OTAN, la “protección” se ha convertido en una clara y decisiva participación en la contienda. “El mundo –anuncia “El País” del 2 de septiembre- da la bendición a la nueva Libia…”. El “mundo” representado por los países convocados por el Presidente Sarkosy… entre ellos el SG de la ONU.

 En contra de lo deseable, no es Sarkosy en la ONU sino la ONU en Sarkosy! Más democracia y menos “mercadocracia”, en ingeniosa y justa referencia al impacto creciente de “los mercados”. Está claro que no mejorará la tasa de desempleo de EEUU, en Europa y en España –de modo muy especial por la enorme “burbuja” inmobiliaria, fruto de la “codicia e irresponsabilidad”, en palabras del Presidente Obama, de unos pocos- porque todos los recortes son contrarios a la creación de empleo (sin tener en cuenta la desmesurada deslocalización productiva). ¿Cómo se va a “incentivar el consumo” si todo se aminora, se privatiza, se disminuyen las inversiones públicas? ¿Cómo van a tener, por fin, “confianza”, si lo único que dejan hacer los mercados es reducir más y más los márgenes y posibilidades de iniciativas ciudadanas? ¿Cómo reclama el FMI mayor estabilidad cuando sus predicciones desestabilizan de inmediato?

Eso sí: los más ricos aprovechan los vaivenes y compran muy barato… para vender luego cuando, lógicamente, se recuperan mejores niveles… Es imprescindible -¡ni un día más!- dar un auténtico “volantazo”: 1) En la UE: i) autonomía en materia de seguridad y reducción urgente de gastos militares; aliados de los EEUU, sí, pero súbditos a través de la OTAN, no. ii) federación económica y fiscal, dotación de una propia agencia de calificación, emisión de eurobonos y eliminación sin contemplaciones de los paraísos fiscales; iii) concertación de grandes planes de energías renovables y regulación del consumo y precio del petróleo; iv) proyecto conjunto de cooperación internacional para contribuir al acceso de todos los seres humanos a la alimentación, al agua y a los servicios higiénicos y sanitarios; v) moderación de la delocalización productiva, con seguimiento muy estricto de las condiciones laborales y respeto de los Derechos Humanos en los países “fabricantes”; vi) coordinación de recursos personales y técnicos para hacer frente, a escala regional, a catástrofes naturales y provocadas; vii) proclamación de los principios democráticos que deben orientar la acción política, promoviendo la participación y “escucha” de los pueblos a través, especialmente, de los medios de comunicación virtual (ciberespacio), asegurando no sólo la libertad irrestricta de expresión sino el acceso de todo ciudadano a una información veraz, regulando los excesos uniformizadores del gran poder mediático…

2) En los EEUU i) En el amargo declive de las pretensiones hegemónicas, promover alianzas, con las asociaciones regionales en particular, y compartir experiencias y conocimientos para garantizar, a través de unas Naciones Unidas reforzadas de forma apremiante, la gobernación mundial. ii) Liderar el desarme nuclear con carácter de urgencia, para hacer posible un horizonte libre de la amenaza atómica, y la disminución acelerada de la venta de armas, en especial las que corresponden a confrontaciones del pasado, desarrollando la nueva tecnología de seguridad que corresponde a las necesidades actuales. iii) Plenamente integrados en el nuevo Sistema de las Naciones Unidas, dotar de la autoridad necesaria al FMI, al BM y a la OMC, para que terminen los ataques especulativos de la “dólar-zona” a la “euro-zona” y “yuan-zona”, favoreciendo una economía mundial basada en el desarrollo sostenible, de tal forma que quienes todavía se aferren a mantener el “gran dominio” se convenzan de la inexorable necesidad de contribuir, ahora, al inicio de una nueva era…

3) A escala mundial i) Como ya he tenido ocasión de insistir a menudo, es impostergable una reunión de emergencia para la refundación, con el concurso de todos los países, de unas Naciones Unidas capaces, por la autoridad que le confiere el respaldo de la gran mayoría de los países, de actuar eficazmente frente a los grandes desafíos del momento: Libia, Siria, Yemen.. conflicto Israel/Palestina… terrorismo tráficos supranacionales de armas, drogas, personas… ii) Con las Naciones Unidas al timón, se iniciaría “un nuevo comienzo”, caracterizado por la concertación y complementariedad. China, la India, América Latina, África… deben jugar un papel que esclarezca los horizontes de las generaciones venideras. Es el gran compromiso. Ni un día más.

Alainet, 08/09/11

Los socialistas europeos se oponen a la inclusión del límite al déficit en la Constitución

Zapatero y MerkelLos socialistas europeos se oponen a la inclusión del límite al déficit en la Constitución
El Grupo Socialista en la Eurocámara, al que pertenece el PSOE, acusan a Merkel y Sarkozy de "minar el funcionamiento democrático de las instituciones"

Los socialistas europeos rechazan que limitar el déficit en la Constitución sea la solución a la crisis aunque evitan las críticas a España por entender que el Gobierno tenía poco margen frente a las presiones de Merkel.

El Grupo Socialista en el Europarlamento ha decidido denunciar la próxima semana en Estrasburgo la propuesta de Merkel y Sarkozy a los que acusan de "minar el funcionamiento democrático de las instituciones europeas" con sus acuerdos y citas bilaterales.

Los socialistas defienden que son necesarias muchas "normas de oro" contra la crisis, "para inversiones, para justicia, para equidad social". Según el vicepresidente del Grupo Socialista Europeo, Hannes Swoboda, "la insistencia de Merkel y Sarkozy, la insistencia de los conservadores por decir que la Regla de Oro -ley del control del déficit en la Constitución- es la solución de todos los problemas, es un absoluto error".

Sin embargo, los socialistas europeos intentarán, como grupo, evitar las críticas directas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero porque "el Gobierno español estaba en una situación muy difícil, tenía la presión de Merkel y Sarkozy y tenía que agradecer los esfuerzos que han hecho para apoyar a España, sobre todo Merkel", explica Slowobodan a la Cadena SER tras una reunión con periodistas en la que ha estado acompañado de la también vicepresidenta Maria Badía.

En opinión de Badía, "la contención del presupuesto no es el único objetivo de los socialistas españoles". Swoboda ha precisado, sin embargo, que "la Regla de Oro podría ser un instrumento complementario a los futuros eurobonos" y ha lamentado que "ni Alemania ni Francia hayan ofrecido esta u otra contrapartida".

Los socialistas europeos consideran crucial el debate que el Pleno del Parlamento Europeo mantendrá la próxima semana con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, sobre este tema y lamentan que Sarkozy y Merkel se reúnan para hablar de la crisis sin convocar a los representantes de las Instituciones Europeas.

Cadena Ser, 08/09/11

Outras novas relacionadas:

Alfredo Jalife-Rahme: "Una elite secreta de 9 banqueros domina las finanzas globales", según NYT

Alfredo Jalife-Rahme: "Una elite secreta de 9 banqueros domina las finanzas globales", según NYT

Me referiré a un añejo tema de casi 13 años que se remonta a la candidatura de Bill Clinton, quien operó un acuerdo "secreto" con las "manos invisibles" ya muy vistas de la plutocracia oligárquico-oligopólica de los banqueros de Wall Street (Nicholas D. Kristof y Edward Wyatt, NYT 15, 16, 17 y 18/2/99)

Queda expuesto el secuestro tanto de la "democracia" como de la actividad de la "política" y la "economía" subyugadas por las fuerzas del inexistente "mercado financiero", manipuladas por un puñado de banqueros, quienes maniobran en la opacidad absoluta.

Que conste que nos encontramos a inicios del siglo XXI.

Exhumamos (Bajo la Lupa, 31/8/11) un inquietante artículo de Louise Story en The New York Times (NYT, 11/12/10) quien revela que " cada tercer miércoles del mes, nueve miembros de la elite de la sociedad de Wall Street se reúnen en Manhattan" con el fin de "proteger los intereses de los grandes bancos en el vasto mercado de los derivados financieros, uno de los más redituables y controvertidos campos de las finanzas".

Los ocultos nueve banqueros conforman "un poderoso (sic) comité que ayuda (sic) a vigilar las transacciones de los derivados, instrumentos que, como los seguros, son usados para cubrir los riesgos" en un gran negocio de "multibillones".

En realidad, ya rebasaron el millar de billones, en una equivalencia de varias veces el PIB global y cuyo monto se desconoce debido a su " desregulación" (carece de vigilancia tanto gubernamental como ciudadana) y su "contabilidad invisible" (off balance sheet) en los "paraísos fiscales" (off shore).

Los "derivados financieros" hipertóxicos ("armas financieras de destrucción masiva", Warren Buffet dixit) constituyen un incurable cáncer financierista, cuyas metástasis han alcanzado todos los rincones del planeta donde opera la desregulada globalización, que antes de extinguirse cobrará muchas víctimas.

Las víctimas, es decir, los ciudadanos del planeta, se encuentran impotentes para lidiar con tal incurable cáncer financierista, debido a que desconocen su identidad, cuando ni la clase política, patéticamente más ignara que nunca, entiende su dinámica.

Moncho Alpuente: Pim, pam, pum

Moncho Alpuente: Pim, pam, pum

Más policías y menos educadores, esta es la nueva receta de la presidenta de la Comunidad de Madrid para afrontar la crisis y generar empleo, una policía autonómica contundente y expeditiva como los mossos catalanes, una guardia pretoriana que la proteja del pacífico acoso de los "indignados" que, según sus palabras, han tomado la Puerta del Sol por La Bastilla. Alérgica a las tildes y adicta a las mayúsculas, como demuestra en su carta a los "Queridos Profesores de Educación" (hay amores que matan), Esperanza Aguirre se perdió muchas clases de ortografía pero defiende el analfabetismo bilingüe como opción educativa. En las clases de Historia tampoco estuvo muy atenta, la Bastilla que tomaron los indignados de la Revolución Francesa no era una plaza sino un castillo, presidio y fortaleza, un símbolo de la represión como lo fue hasta hace unas décadas la antigua Casa de Correos, luego Dirección General de la Seguridad del Estado y hoy sede de la Comunidad de Madrid, un edificio siniestro por el que aún deambulan los fantasmas de algunos de los que sufrieron persecución por la Injusticia en sus lúgubres calabozos. Cuentan que aún circula por sus mazmorras el esperpéntico ectoplasma de Max Estrella el protagonista de Luces de Bohemia que recaló en ellas.

Encastillada en su Bastilla, la presidenta "Sacó a la policía autonómica del baúl", como titulaba este periódico, una policía imposible y apolillada, pues el Estatuto de Autonomía no contempla la existencia de una policía autonómica. Pero si la otrora intocable Constitución puede hoy reformarse, estirarse o encogerse para pasar por la puerta de atrás, sin contar con la ciudadanía, por qué no se va cambiar el Estatuto para que Esperanza tenga su PAM (policía autonómica de Madrid), un cuerpo explosivo de mucha élite y mano dura. ¡Ya está bien de mariconadas! como arengó un mando de la policía municipal a sus mesnadas antes de liarse a porrazos contra los ateos indignados, un lema que podría campear a la puerta de los cuarteles de la PAM como inspiración para nuestros "guardias de la porra", traducción al castizo de los ejemplares Mossos d'Esquadra. Los "guardias de la porra", los nuevos guindillas, no llevarán chaqueta para no resucitar el chistecito de "ser más vago que la chaqueta de un guardia" y gozar de libertad de movimientos para aporrear, con "molinete" o de "sobaquillo". Su uniforme deberá basarse en el traje regional autonómico de chulo o chulapo con su gorrilla (parpusa) y su pañuelito (safo) al cuello, de color rojo y tachonado de estrellas comunitarias. La porra de reglamento será un poco más larga y más gruesa que la de los otros cuerpos, una innovación destinada a resaltar cómo las gastan y lo bien puestos que los tienen nuestros maderos. Su himno El Pichi de Las leandras y de Celia Gámez, posible patrona del cuerpo. "Pichi, es el chulo que castiga del Portillo a la Arganzuela" entonarán viriles y aguerridos nuestros policías autonómicos para darse ánimos antes de salir a repartir estopa en nombre de Esperanza por los alrededores de su Bastilla.

Aunque la presidenta se muestre extremadamente reacia a invertir en educación, es posible que algunos de los nuevos centuriones necesiten clases de apoyo para una correcta inmersión lingüística en la lengua de Arniches y de Ramoncín, con arrastre de sílabas y mucha prosopopeya: "Disuélvase caballero y no me obstaculice la circulación viaria de la peatonalidad circundante. ¡Vamos palante!. Con frases como esta y hostias como panes, el honor y la integridad física de nuestra presidenta autonómica estarían plenamente garantizados y a Esperanza Aguirre le quedaría tiempo para subcontratar a un exprofesor interino, desinterinizado tras los últimos recortes, para repasar la ortografía y no confundir la ira con el irá y esta con está, sirva un ejemplo: "Esta ira de los indignados no está justificada y no irá a ninguna parte", escríbase cien veces. Reflexione también la alumna sobre las diferencias entre más adverbio comparativo y mas, conjunción adversativa que significa pero, como en la frase: "Mas yo no creo que haya que hacer más concesiones a los indignados". Más educación y más ortografía no están de más, mas no piense la presidenta que con eso basta, esta vez está equivocada y su ira no irá a buen puerto. Nos vemos en la Bastilla esquina a Sol.

El País, 07/09/11

Outras novas relacionadas:

J.R. Capella: Una última canalladita

J.R. Capella: Una última canalladita

No se puede considerar de otra manera la propuesta de Zapatero, inmediatamente apoyada por Rajoy, de limitar constitucionalmente el déficit público.

Un ulterior déficit público será necesario no sólo en España sino en casi todas las economías cuando se vuelva evidente que las políticas neoliberales que ya han generado el déficit existente son incapaces de estimular la actividad productiva. Entonces será preciso endeudarse más para emprender una política distinta: fomentar la actividad económico-productiva desde las instituciones públicas. De modo que, hoy, la limitación constitucional del déficit equivale a la consagración constitucional de una sola política económica: la esperpéntica política económica neoliberal.

Esta reforma constitucional, hecha en Palacio con la alevosía del verano y excluyendo la consulta siquiera formal a la calle, no es menor: volatiliza los restos de estado redistributivo que quedan tras los recortes sociales y de gasto público impuestos ya. El estado redistributivo está hoy en la letra muerta de la Constitución de 1978. Sólo la lucha social puede impedir mayores desaguisados.

Los responsables económicos y políticos de las políticas que han abocado a una crisis económica de gravedad y de consecuencias sin precedentes se hallan, todavía, en la dirección de un sistema económico en el que con la especulación se obtienen mayores ganancias que con la producción, a costa, claro está, de las poblaciones: de las vidas de quienes no pueden encontrar trabajo pese a que el trabajo está constitucionalmente garantizado; a costa de los que en España pierden su vivienda —también un derecho constitucional— fagocitada por el sistema financiero; a costa de la sanidad pública y —temo que lo veremos pronto— de la salud pública; a costa de la educación. En repúblicas bien ordenadas esos responsables serían juzgados y condenados con dureza. Pero no estamos en una república bien ordenada, sino en esta cosa.

Mientras tanto, 06/09/11

Iñaki Gabilondo: El dinero, fuera de control

Iñaki Gabilondo: El dinero, fuera de control

Cadena Ser, 05/09/11

Imaxe de O Garcia do Outeiro

Antom Fente Parada: Líbia, umha guerra de manual

Antom Fente Parada: Líbia, umha guerra de manual

Caiu Muammar Khadaffi e Europa e os EUA falam de reconstruçom e de grandes somas de dinheiro para reflotar a economia líbia. Podemo-nos sentir fachendosos do bom fazer e obrar dos nossos dirigentes sempre atentes a exportar a "democracia" lá onde o ouro preto sai da terra. Queiramos ou nom a guerra de Líbia, sob a camuflagem de guerra incivil, configura o novo modus operandi  do imperialismo dos direitos humanos. A diferença do iraque supom umha nova forma de interferir num Estado soberano para benéficio das elites ocidentais em que o desgaste do império é menor, a sua imagem nom se resente e os benefícios correrám a regueiros.

A guerra de Líbia é a morte matada da primavera dos povos árabe. Umha dupla morte, dumha banda pom-se fim à soberania líbia mediante as dívidas contraídas com occidente, coma sempre em meio dumha guerra, e assumindo nom só a dívida do bando ganhador mas também com toda certeza as dívidas da Líbia de Khadaffi. Doutra banda, esmagará-se o nível de vida da populaçom local e provavelmente vivirá-se umha involuçom nos direitos colectivos e individuais baixo a extrema direita islámica que já impuxo a lei islámica como fundamento do direito do futuro estado "democrático".

Prolongar a guerra de Líbia era umha boa forma de nom sujar as maos directamente enquanto os impostos das populaçons dos estados occidentais (contrárias à guerra maioritariamente) pagavam os bombardeios, enquanto eles proprios som bombardeados por pacotes de mais e mais austeridade. Richard Armitage, ex-subsecretário de Estado indicou para o Iraque que a forma de conduzir a guerra da "coligaçom" fora demasiado branda. Em sua opiniom devia-se tomar nota de Alemanha e Japom após a II Guerra Mundial, quando a populaçom ficou exausta e profudamente paralisada (em estado de shock) a raíz do acontecido. Assim, umha vitória muito rápida frente às forças inimigas impediu que a gente se sinta atemorizada como nos casos aludidos e, portanto, "os EUA enfrentam-se a umha populaçom iraquiana à que o shock e a conmoçom nom lhe figérom efeito" [1].  O imperialismo dos direitos humanos, tal e como o historiador Eric Hobsbawn o tem denominado, mais umha vez actua seguindo o seu manual:

A persistência da firme linha de continuidade até o presente revela mais uma vez que os EUA parecem-se muito a qualquer estado poderoso. Perseguem os interesses estratégicos e económicos dos sectores dominantes da sua populaçom, ao som dumha fanfarria retórica sobre a sua dedicaçom aos valores mais elevados. Trata-se praticamente dum universal histórico, e é o motivo pelo que a gente sensata empresta pouca atençom às declarações de nobres intençons dos dirigentes ou os elogios de seus seguidores [2].

 A Líbia do ditador Khadaffi cumpre lembrar que era um estado com uns níveis de serviços sociais à cabeça do continente africano, com o nível educativo e a esperança de vida mais elevados de África algo que reconhecem até os que agora o pintam como inimigo público de Ocidente enquanto há dous dias se abraçavam a ele e nos diziam que era um "amigo" que combatia a Al-Qaeda [3].

John Brown: De la Puerta del Sol a La Bastilla. Esperanza Aguirre privada de lo público

John Brown: De la Puerta del Sol a La Bastilla. Esperanza Aguirre privada de lo público

Son de gran interés las últimas declaraciones de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Doña Esperanza Aguirre. A propósito de los acontecimientos que vienen sucediéndose enfrente de la sede de su institución, en la Puerta del Sol de Madrid, ha declarado en tono agresivo y antipático que constituyen un acto ilegal. Manifestarse y concentrarse, organizar asambleas o aún acampar en un espacio público es, a juicio de la mandataria, una infracción de la ley si estos actos no están avalados por lo que en tiempos de Franco se denominaba "la correspondiente autorización gubernativa". Cabría recordar a la Excma. Sra. Aguirre que los actos que se reproducen ante sus balcones desde el 15M, como mucho podrían constituir una infracción administrativa, pues no se ha solido pedir autorización para realizarlos, pero en ningún caso una violación de preceptos legales, pues los derechos de reunión y manifestación son derechos fundamentales reconocidos en la hoy tan maltrecha Constitución. Tampoco puede afirmar la responsable autonómica madrileña que todo esto sea algo que nunca se ha visto. La celebración de comicios ciudadanos en las plazas públicas tiene al menos un precedente histórico ilustre: la democracia ateniense. Es de temer, sin embargo, que la enfurecida Presidenta autonómica no esté para este tipo de matices. Por ese motivo, considera que la actuación del gobierno y de los ministros del interior de Zapatero ante los referidos hechos ha constituido un grave abandono de responsabilidades. El ministerio del interior habría permitido una violación repetida de la ley movido por oscuras intenciones electoralistas. En consecuencia, la Sra. Aguirre amenaza con pedir una policía autonómica que actúe con la misma contundencia que la catalana y, en cualquier caso, emplaza a los ciudadanos que hacen un uso político de la plaza en el marco del movimiento 15M al día después del 20 de noviembre, cuando haya "un nuevo ministro del interior" del Partido Popular. Como afirma en su tono de chulapa madrileña: "se acabó la broma de la Puerta del Sol".

Más allá de estas opinables declaraciones y de las amenazas que entrañan, la Presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado que las actividades del 15M constituyen una "privatización de la Puerta del Sol". A su juicio, "unos quieren privatizar la Puerta del Sol para transformar la Puerta del Sol en la Bastilla." Curiosa comparación, la de la toma de la Puerta del Sol con la de la Bastilla. Tal vez la Sra. Aguirre tenga una potente memoria histórica y recuerde que el edificio que hoy ocupan las oficinas de su gobierno regional era hace unas décadas un siniestro centro de detención y de tortura, la Dirección General de Seguridad (DGS) de Franco. Tal vez el nexo nunca explícitamente justificado entre la Puerta del Sol y la Bastilla sea la relación entre su edificio emblemático y el principal centro de detención del régimen absolutista francés, la prisión de La Bastilla que la revolución francesa tomó como primer objetivo político y que el pueblo de París derribó hasta la última piedra. Con ese acto, no destruyeron los revolucionario franceses ningún bien público, sino la prisión que, de forma estrictamente privada, sin consideración alguna de legalidad, gestionaba a su antojo el monarca.

Si seguimos recurriendo a imágenes de la Revolución Francesa, como nos invita a hacerlo la enojada Presidenta, hay que decir que el 15M no tiene ninguna intención de transformar la Puerta del Sol en la Bastilla, ni siquiera en la plaza de la Bastilla librada de su prisión: pretende convertirla en el Juego de Pelota (le Jeu de Paume); pabellón en que se reunió la asamblea constituyente en 1789, prometiendo cada uno de sus miembros no salir de allí "a no ser por la fuerza de las bayonetas", mientras no hubiera constitución. El 15M lo que desea y ya en parte ha hecho es convertir la Puerta del Sol en un auténtico espacio público. El problema es que la Presidenta confunde las cosas y maneja un criterio para determinar lo público, enteramente...privado. Para ella lo público es lo que corresponde al público, a la clientela del Corte Inglés y demás almacenes, a la circulación privada de mercancías, a los flujos acelerados de personas y cosas propios del capitalismo actual, lo que corresponde también a la policía y a la administración de la población. Una reunión a cielo abierto, una asamblea de ciudadanos en la plaza pública no puede ser para ella algo público, pues, manifiestamente, los ciudadanos congregados en la Puerta del Sol para debatir de todo lo que no se debate en un Parlamento privatizado por los poderes financieros no son "el público" de nadie, ni de un gran almacén ni de políticos demagogos,..

Soledad Gallego-Díaz: Un sacrificio constitucional

Soledad Gallego-Díaz: Un sacrificio constitucional

La triste imagen de un presidente del Gobierno que parece ansioso por inmolarse no oculta la realidad: lo que se está sacrificando en estas últimas semanas no es la estampa de Rodríguez Zapatero, sino la percepción de la propia Constitución, convertida de golpe en un texto que se puede cambiar en 48 horas, sin consenso y sin consulta a todos los grupos parlamentarios, por el repentino acuerdo de los dos grandes partidos. Se sacrifica en el altar de los mercados financieros la representación que tenía la mayoría de los ciudadanos del texto constitucional como un modelo estable, que debía someterse a un patrón de reforma más elevado que el resto de las normas legislativas. Conste además que las reformas de la Constitución no las hacen los Gobiernos, sino los partidos, así que, llegado el momento, la responsabilidad de lo que ha sucedido aquí no debería exigírsele a Zapatero o a Rajoy, sino directamente al PSOE y al PP.

Colocar a la propia Constitución en el campo de los especuladores, que se mueven a velocidad de vértigo, es una idea peligrosa. Se asegura que esta era la única manera de impedir que la segunda oleada de la crisis, inevitable en otoño, vuelva a colocar los intereses de la deuda en niveles insoportables; que solo así se podrá evitar que la eurozona salte por los aires; que estamos defendiendo Europa. En pocas semanas sabremos el efecto real que ha tenido esta ofrenda, pero es difícil creer que actúe como algo más que un momentáneo bálsamo, en el mejor de los casos.

Es difícil de creer que el daño sufrido por la Constitución esté justificado, porque los problemas que enfrenta el euro no se deben solo, ni tan siquiera principalmente, a la excesiva deuda soberana de algunos de sus países miembros. Todo el mundo sabía que esta crisis iba a llegar en algún momento, después de la creación de la moneda única, y que la única forma de encararla sería crear herramientas de gobernanza económica europea, incluida una política fiscal coordinada. No se hizo nada en estos años, y Alemania no debería sentirse ajena a ese despropósito. Todo lo que podía salir mal, salió mal, como denunciaron hasta la saciedad expertos y analistas. ¿A qué viene ahora hacerse los escandalizados? Los únicos que tienen derecho a sentirse estafados son los ciudadanos, no sus gobernantes y mucho menos los alemanes, que debían conocer exactamente lo que estaban haciendo sus bancos como ha escrito recientemente en este periódico el ex primer ministro británico Gordon Brown.

No se va a defender al euro y a la Unión Europea atropellando a la Constitución española. Se hará, si es que existe voluntad política para ello, con análisis como los de Brown, con unas pocas ideas claras que se esté dispuesto a explicar y a sostener. Altiero Spinelli, uno de los fundadores de la Unión Europea, escribió ya en los años sesenta: "Si el Estado nacional es la única forma de organización política de los europeos, deberíamos aceptar que hemos llegado al fin de la civilización europea". No existe la menor posibilidad de mantener un papel relevante en los próximos 20 años que no sea avanzar en la construcción europea, algo que, por supuesto, no alegra a los especuladores, pero que, afortunadamente, no pertenece a su ámbito, sino a la pura voluntad política. Los españoles y los europeos enfrentamos un otoño decisivo: lo que se discuta y decida en los próximos meses será determinante para nuestro futuro.

En el siglo pasado ocurrió el llamado "Pánico de 1907", que estuvo a punto de destruir el sistema financiero norteamericano y hundir al dólar. Fueron unas semanas y unos meses decisivos en los que un grupo de personas, públicas y privadas, sometidas a una enorme presión, tomó a gran velocidad un puñado de decisiones correctas. Ninguna moneda nueva (el dólar se creó realmente en 1863) nace sin enormes presiones y ninguna sobrevive sin grandes acuerdos. En nuestro caso, lo que falta es saber la categoría de quienes toman las decisiones.

El País, 04/09/11

Manuel Rivas: La cajera

Manuel Rivas: La cajera

De la reina de España, doña Sofía, se dijo como elogio que era "una profesional". Ella también lo es. La cajera de mi supermercado habitual. Una reina precaria. Sonríe al dar el tique de la compra, incluso en un día como hoy. Un día nublado por dentro y por fuera. Me dice adiós. El último adiós. Se despide porque la despiden. ¿Y por qué la despiden? Porque se cumplen tres años. Le han ido haciendo contratos temporales. Había llegado su hora. Es decir, deberían hacerla fija. Su salario es mínimo, pero su trabajo, impagable. Tres años poniendo buena cara al gentío impaciente de las colas. Tres años regalando bromas, una sonrisa, un plus personal que nadie le exigía. Hay momentos en que la caja de un supermercado es un paso abrupto, con sus choques y broncas, pero ella sabía manejar a ebrios, furtivos o señoritas faltonas con una popular soltura freudiana. Ese oficio de brega pública requiere cualidades diplomáticas, agilidad mental, un estado de vilo durante largas horas. Y aun así había una huella humana, una tinta invisible, en el tique de la cajera. Esa cajera que dice adiós con una firmeza melancólica que recuerda a Celia Johnson en la estación de Breve encuentro, mientras sus manos atienden ya el nuevo pedido con la velocidad chaplinesca de Tiempos modernos. Trabaja para una cadena que ha incrementado sus beneficios. Cada vez menos gente hace más trabajo. He pagado mis mercancías, pero marcho con la sensación de ser testigo de una sustracción criminal. Vivimos dominados por un pensamiento único, ese oxímoron de "liberalismo totalitario" que ya presenta la forma de un pensamiento aristontónico, un cúmulo de tontos eufemismos. Reformas que aceleran los despidos. Austeridad como expolio público, mientras se escabullen los grandes corruptos. De querer ahorrar, los bicéfalos suprimirían las diputaciones, esas escuelas de caciques. Y no tocarían lo sagrado. La escuela de la cajera.

El País, 03/09/11

Ignacio Ramonet: "La austeridad conduce a una asfixia total de la economía"

Ignacio Ramonet: "La austeridad conduce a una asfixia total de la economía"
El director de Le Monde Diplomatique en castellano analiza las medidas puestas en marcha por los Gobiernos de la Unión Europea para combatir la crisis y la respuesta de los ciudadanos
"Si ven solo una alternativa, tal vez deberían hacer un solo partido"

Como director de una de las revistas de análisis de política internacional más prestigiosas del mundo, Ignacio Ramonet critica que los Gobiernos europeos hayan hecho de la defensa del euro su única prioridad.

- ¿Mandan en la Unión Europea los mercados? ¿Caminamos hacia una Europa basada en los intereses?

- Es casi una banalidad decirlo. La Europa que se está construyendo está orientada a una prioridad: que el euro siga siendo una moneda fuerte. Todo lo demás tiene que sacrificarse por eso. Estas medidas se presentan como una salida de la crisis, pero no lo son. El BCE adoptó una política laxa tras la caída de Lehman Brothers, después del 15 de septiembre de 2008, con la idea de que no se podía dejar al sistema sin liquidez. Hoy esa política se sanciona.

- ¿Cuáles son los peligros de esta política de austeridad?

- En Estados Unidos se está llevando a cabo una política de amplia liquidez, lo contrario del proceso de austeridad y ajuste que se ha aplicado aquí. Evidentemente, como dice Paul Krugman, en un país en el que se acaba de padecer una de las peores crisis económicas de su historia lo peor que se puede hacer es aplicar austeridad, porque va a conducir a una asfixia general del sistema económico. No vamos a ir a una crisis que va a durar dos o tres años. No sabemos dónde va a parar.

- Las últimas decisiones en materia de política económica han sacado a la gente a la calle. ¿Cuál es el sentido del movimiento del 15-M?

- Lo que están diciendo es: "No queremos ser una generación perdida". Los Gobiernos sacrifican una generación, en una Europa de 500 millones de habitantes, para defender al euro, y esos jóvenes piden que se sacrifique otra cosa. Pero también es una generación que va a acabar por creer que la política no sirve para nada. Mi sentimiento es que tienen la ilusión de que pueden renovar la política. La idea es que hay que reinventarla, y para ello hay que partir de cero. Ellos piensan que la Constitución tiene muchas carencias, y no es falso.

- ¿Qué opina de la reforma constitucional pactada por PP y PSOE?

- Es como si el Gobierno, el PSOE y PP quisieran otorgarle la razón a los indignados cuando estos afirman que no les representan. Este Gobierno ha hablado mucho de "democracia participativa" pero cuando llega el momento de tomar una decisión capital le niega la participación a los ciudadanos. Es un caso típico de confiscación de la democracia.

- Se critica que esta reforma introduce un principio económico neoliberal en la Constitución.

- La introducción de la regla de oro sobre el límite al déficit público significa la inscripción en nuestra Carta Magna de un dogma neoliberal fundamental. Desde ahora la propia Constitución será el piloto automático que conducirá al país por la vía neoliberal sin que nada se pueda oponer legalmente a ello. Pero legalmente no quiere decir legítimamente. Y la ciudadanía tiene derecho a oponerse, de modo no violento pero radical.

"Los mercados no han sido elegidos"

Las decisiones tomadas por el Gobierno español y tendentes a implementar un plan de austeridad "han pillado al país por sorpresa", afirma Ramonet. En este sentido, se muestra partidario de que el actual Ejecutivo, que había ganado las elecciones con un programa basado en la defensa de los humildes, debería haber dimitido en el momento en que dio un giro radical a su política económica. "¿Cómo un dirigente socialista, que ha ganado las elecciones sobre un programa concreto, puede seguir adelante si tiene que cambiarlo con medidas muy duras para los más desfavorecidos?", se pregunta.

Ramonet explica que los ciudadanos se están dando cuenta de que son los mercados los que hacen la política europea, que define como una "política de los intereses". "Los mercados no han sido elegidos, ¿qué legitimidad tienen?".

"Estamos votando entre opciones bastante restringidas. Si dentro de todo esto tienes a los inversores, que te imponen un diferencial de tipo de interés, y se convierte en algo mucho más determinante que tu programa, tu palabra y tus ciudadanos, ¿para qué se necesita un programa y unas elecciones?", indica.

Reflexiona que se acepta la existencia de varias familias políticas, pero solo una política económica. "Si ven solo una alternativa, tal vez deberían hacer un solo partido", añade.

Cinco Días, 03/09/11

Outras novas relacionadas:

Concha Caballero: Triste final

Triste ZapateroConcha Caballero: Triste final

Nadie nos va a confesar nunca la verdad. Nadie nos contará los entresijos de esta decisión, las llamadas recibidas, la letra pequeña de esta decisión. Nunca sabremos si fue el Banco Central Europeo quien chantajeó al Gobierno con abandonar su deuda en el corral de los mercados o si fueron Angela Merkel o Sarkozy quienes llamaron al presidente de Gobierno para transmitirle algún ultimátum. En realidad, da lo mismo la identidad del mensajero. Lo importante es que, fuese quien fuese el emisario, tenía claro que sus deseos no iban a ser contrariados, ni siquiera explicados a la ciudadanía.

El presidente del Gobierno recurrió al aliado natural de estas políticas, al portavoz del Partido Popular, para reclamar un apoyo que obtuvo de forma inmediata, no en vano se suscribían por primera vez las tesis que la FAES y la gran derecha europea venía planteando desde tiempo inmemorial. Tampoco se sabrá nunca la razón por la que José Luis Rodríguez Zapatero, como un nuevo Fausto, ha vendido su alma al diablo a cambio de unas líneas elogiosas en los libros de historia que escribirán los vencedores, aunque las letras se escriban sobre la pira donde se incineran los últimos sueños de su propia organización política.

Las imágenes, en este caso, valen más que todas las palabras pronunciadas por los diferentes dirigentes socialistas en estos días. La entrada a las reuniones en las que discutieron, a posteriori, la reforma constitucional, era lo más parecido a una luctuosa despedida. Las caras de tristeza, los rostros cansados y el olor a derrota eran evidentes. Sólo los auténticos burócratas, quizá los que conocieron de antemano las decisiones y que consideran la política un juego infantil frente a los mercados, lucían impertérritos.

Realmente, tampoco sabremos por qué Rodríguez Zapatero, en calidad de secretario general del PSOE, no le comunicó su decisión al candidato de su partido hasta no tener cerrado el acuerdo con Mariano Rajoy. Alguien debería explicar cómo se ha llegado a este caudillismo de nuevo cuño, envuelto en la bandera española y en la vieja apelación de que los tiempos futuros le absolverán. Tampoco nos contarán las horas oscuras de ese día de negociación interna del PSOE; si es cierto que incluso estaba cerrado que en el texto constitucional apareciera la cifra exacta de la derrota política; si es verdad que muchas federaciones se debatían entre oponerse rotundamente a la reforma constitucional o negociar un pequeñísimo espacio para la política, dejando sin cifrar la reducción del déficit. Minúsculas esperanzas para salvar las últimas banderas.

Nadie nos contará nada, aunque sea nuestra Constitución y se trate del valor de nuestra democracia. Ya se sabe que para las decisiones económicas, las que de verdad determinan nuestras vidas, la ciudadanía es un estorbo, una rémora que dificulta el reino de los tecnócratas a sueldo y de los intereses de los sectores financieros.

Algunos intelectuales cínicos llaman "ganga utópica" a todos los artículos de los textos constitucionales que hacen referencia a temas sociales como el derecho a la vivienda o la bella declaración de que "toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general". La primera vez que escuché tal expresión me pareció indignante. Ahora han convertido también en ganga utópica la declaración inicial de que la soberanía reside en el pueblo porque han escrito con tinta invisible que excepto cuando se trate de decisiones de carácter económico.

Triste final de una difícil legislatura y torpe exhibición de la falta de alternativas ante una derecha que empuja ya descaradamente hacia el fin del estado del bienestar. Al finalizar el debate, Mariano Rajoy hizo ese gesto tan particular, ese movimiento de mandíbula con el que celebra sus grandes triunfos. Incluso se ha relamido un poco el bigote, tan satisfecho como el gato que acaba de zamparse al ratón.

El País, 03/09/11

Outras novas relacionadas:

Juan José Millás: Cambio de programa

Éxtasis místicoJuan José Millás: Cambio de programa

Lo del PSOE ya no sabemos si es disciplina o si son tragaderas. Quizá sea una combinación de ambas cosas, pues lo primero requiere ciertas dosis de lo segundo. Quienes hemos hecho la mili, donde la palabra disciplina se pronunciaba más que la palabra patria, lo sabemos. Al licenciarse, tenía uno que operarse de la garganta para que volviera a su tamaño natural. De lo que no había manera de curarse era de la humillación de aquellos meses eternos. Teníamos un sargento beato y alcohólico que al atardecer, ya completamente colocado, nos obligaba a rezar el rosario de rodillas. Y lo rezábamos, no sé aún si por disciplina o por tragaderas.

Al PSOE le han ordenado que ofrezca misas negras a los mercados financieros y ahí tienen a todo el grupo socialista, con la excepción de Antonio Gutiérrez, arrodillado ante el becerro de oro. Quiere decirse que Zapatero, cual un Moisés inverso, se ha tirado al monte y ha regresado de él con las Tablas de Ley, cuya disposición tipográfica es idéntica a la del Ibex 35 en las páginas de economía de la prensa diaria. Todos los hijos del PSOE se acercaron a ZP y vieron que la piel de su cara resplandecía y temieron acercarse a él. Pero el líder los llamó y todos se congregaron en torno a él y entonces les ordenó votar a favor de lo que a él le habían ordenado los mercados financieros. Y cuando terminó de hablar con ellos, puso un velo sobre su cara.

Viene todo esto a cuento de que en el cambio de programa socialista hay mucha revelación divina, muchas caídas del caballo, muchas conversiones milagrosas. Hace poco veíamos en la tele un reportaje sobre las apariciones de El Escorial y nos causaba asombro la cantidad de seguidores de la embaucadora. Ahora nos causa estupor la cantidad de militantes del PSOE dispuestos a tragarse las nuevas tablas de la ley socialdemócrata. Y no es, rectificamos, por tragaderas ni por disciplina, sino por beatería. Han visto la verdad, qué le vamos a hacer. Tradicionalmente, cuando alguien recibe una revelación de carácter transcendental, un pueblo entero se va al carajo. Y en esas estamos, en irnos al carajo.

Dios nos ampare.

La Opinión, 02/09/11

Zapatero: "La culpa es del cha cha cha"

ChachachaZapatero: "La culpa es del cha cha cha"
Llamazares impide el pacto de PP y PSOE con CiU

El diputado de IU ejerce su derecho de veto a una enmienda transaccional que tiene cualquier diputado e impide sumar al pacto a CiU a la reforma constitucional ante el enfado de Zapatero.

Gaspar Llamazares, diputado de IU, simbolizó este viernes la fuerza que puede adquirir un sólo parlamentario: su veto fue suficiente para impedir que CiU se sumara a la reforma constitucional pactada por PSOE y PP para establecer un techo de gasto a las administraciones públicas.

Según el reglamento del Congreso, la oposición de un solo diputado es suficiente para impedir que se vote una enmienda transaccional. Llamazares ejerció su derecho durante el pleno en el que se votaba dicha reforma y tumbó la transaccional que habían pactado los dos grandes partidos con los nacionalistas catalanes a última hora. Cuando Duran i Lleida pidió explicaciones, José Bono, presidente del Congreso, le  aclaró que así lo establecían las normas. Duran volvió a sentarse en su escaño visiblemente molesto.

Tras este veto, los diputados de CiU no votaron, aunque permanecieron en el hemiciclo. Lo mismo hicieron los parlamentarios del PNV. Quienes sí se ausentaron durante las votaciones fueron los diputados de ERC, BNG, Nafarroa Bai y de ICV.

Al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el veto del diputado de IU tampoco le sentó bien. "La culpa es de Llamazares", dijo el presidente tras constatar que "no ha sido posible" ampliar a CiU el consenso entre PSOE y PP para incluir la estabilidad presupuestaria en la Constitución.

El portavoz de IU ya lo había advertído por Twitter: "Aviso en serio. Vetaré cualquier transacción de PP y PSOE . En justa correspondencia. El que avisa no es traidor".

Llamazares, a diferencia de su compañera de ICV Nuria Buenaventura, permaneció en el hemiciclo durante la votación de las enmiendas a la propuesta de reforma presentada por PSOE y PP, y de esta manera pudo impedir la votación de la que habían transaccionado con CiU para incorporar a los nacionalistas catalanes al consenso.

Una vez terminado el pleno, Llamazares explicó en twitter su actitud: "Me he ido en espíritu con mis compañeros, y he dejado mi cuerpo para vetar las transacciones de PPSOE y CIU en justa correspondencia". En otro tweet ahondaba en sus razones: "Un golpe de mercado a la Constitución y un trámite sumario de 48 horas, sin debate y con veto al referéndum, no podía terminar en pasteleo oscuro".

Y remataba el diputado de IU: "Se trata, aunque se pierda, de mantener la dignidad del Parlamento, burlado por un trámite fraudulento, y la de parlamentario que no es oveja".

Público, 02/09/11

Distribuir contido