Novas educación

Novas xerais sobre educación

Diane Ravitch: Universities to be tested to distraction

Diane Ravitch: Universities to be tested to distraction
"One would think these tests are unerring scientific instruments, but they are not. They are not barometers or thermometers; they are social constructions"

US schools policy has been all about accountability and measurement. This has led to demoralisation among teachers and a narrowing of what education means. Now higher education is about to be subjected to the same experience.

US President Barack Obama said in his recent state of the union address that teachers should not “teach to the test”. Everyone loves that sentiment, and Obama’s words resonated with teachers. But his signature programme, Race to the Top, requires that states evaluate teachers based on the test scores of their students.

It encourages states and districts to award bonuses to teachers based on the test scores of their students. It recommends that states and districts fire staff and close schools if their test scores are too low. Under these circumstances, how can teachers avoid teaching to the test?

The US Department of Education – under both President George W Bush and Obama – loves measurement and data. The new language of education prizes data-driven decision-making.

Federal funds now pay states to build warehouses of data so that students can be tracked from their earliest years through college and beyond. The department wants colleges of education to be held accountable if the students of their graduates don’t get higher test scores.

Now the children of the No Child Left Behind (NCLB) policy of annual tests for maths and reading are arriving on college campuses.

Manuel Castells: Primavera valenciana

Manuel Castells: Primavera valenciana
La ciudadanía ha perdido el miedo, sigue indignada y encuentra cada vez más motivos para no confiar en sus dirigentes

Ya tiene una entrada en Wikipedia: "Se conoce por 'primavera valenciana' a una serie de protestas propulsadas en Valencia por el movimiento estudiantil contra los recortes y la devaluación de la enseñanza pública, en los primeros días, y contra la fuerte represión policial que sufrieron los manifestantes en las siguientes jornadas".

Yo estudié secundaria en el Instituto Lluís Vives de Valencia, que siempre ha sido excelente, vanidad de antiguo alumno aparte. En plena noche franquista. Y aunque niño (como los que ahora apalearon) presencié cargas policiales, porque la calle Xàtiva era y es punto neurálgico de la protesta ciudadana. Nunca más, me prometí. Fue una de las imágenes en mi mente que me llevaron a ejercer de subversivo en la Universitat de Barcelona a los 17 años. Y ahí estamos de nuevo, con el jefe de policía (Antonio Moreno, acuérdense) ordenando atacar "al enemigo" y con la reencarnación de gobernador falangista, Paula Sánchez de León (ténganla presente en sus oraciones) insistiendo en mantener cargos contra jóvenes manifestantes brutalmente golpeados por la policía. Tiene razón el Sindicato Unificado de Policía en tildar de cobardes a los políticos, empezando por el nuevecito ministro del Interior (vaya estreno, don Jorge) que tiran de la porra y esconden la mano responsabilizando a los agentes. Cierto es que hay energúmenos en la policía como en todas partes. Recuerden al guardia de Barcelona que se lamentaba en Facebook de no haber podido pegar tanto como los mossos en la carga del 27 de mayo en plaza Catalunya. Pero para eso hay mandos, disciplina y profesionalidad. Se corta la calle diez minutos porque de algún modo hay que hacerse oír y se aporrea salvajemente a un grupito de unos 40 niños, con varios heridos y 17 detenidos, entre ellos un joven lesionado, esposado y aislado en un calabozo 30 horas. El pretexto fue baladí.

Si hubiera que reprimir cada interrupción de trafico por obra pública, estarían todos los trabajadores municipales en la cárcel. Y es que el ejercicio de la protesta democrática es tan obra pública como el alcantarillado. Tras el 15-F hubo feroces cargas contra manifestantes pacíficos tres días más: 25 jóvenes, algunos menores, pasando noche en la cárcel y nuevos heridos. En ese aquelarre de violencia salió a la superficie el instinto básico del ordeno y mando que aún persiste en un Estado con un aún leve barniz democrático. Y la intolerancia de la ínclita Rita, "la alcaldesa" que asimila izquierda y violencia, olvidando la dialéctica de los puños y las pistolas de sus ancestros.

Felizmente los caminos de la primavera son infinitos. Y de esta salvajada aderezada de cinismo ha surgido una nueva llamarada de indignación, nacional e internacional, que se ha hecho protesta intergeneracional masiva, pacifica y firme. Es bello ver a los padres salir a la calle a defender a sus hijas (una de las cuales anda con brazo escayolado). Ahora empiezan a verse los efectos profundos del 15-M. La gente ha perdido el miedo. Y cuando sienten una iniquidad, lo dicen y se oponen. Y blanden libros y manos mostrando cuáles son sus armas. Así que ahora se unen las protestas sociales contra el desmantelamiento de servicios públicos con las protestas éticas contra la violencia autoritaria.

No debieran algunos gerifaltes del PP escudarse en la legitimidad de su mayoría absoluta. Primero, porque es un argumento especioso: fue el PSOE quien perdió. Con los votos obtenidos por el PP en el 2011 hubiese perdido las elecciones del 2004 y del 2008. Lo cual quiere decir que la mayoría parlamentaria no se corresponde con una mayoría social. Pero, sobre todo, argumentar con la mayoría absoluta para cubrir actuaciones antidemocráticas contribuye a debilitar aún más la credibilidad de una democracia prematuramente envejecida. Los votos son un depósito condicional, no un abandono a la arbitrariedad política. Bien haría Rajoy, cuya influencia moderadora retiene a los jinetes del apocalipsis que relinchan en el PP, de tirar de las bridas en este momento. Entramos en un periodo de lógica agitación social con una ciudadanía sufriendo las consecuencias de una crisis que no es suya y con apenas otra forma de expresión que tomar la calle y ocupar espacios de libertad. Si el disenso se trata policialmente y además azuzando la violencia, se puede entrar en un clima de extrema tensión que convierta la crisis económica en crisis social destructiva. No es de recibo justificar la violencia del Estado con el tópico de "los violentos". Claro que puede haber excitados en las manifestaciones (aunque no los hubo entre los estudiantes de Valencia). Pero para eso se dispone de una policía profesional, que aguanta cuando hace falta y controla con eficacia cuando es necesario, sin recurrir a la violencia. Son los políticos y algunos mandos fascistoides, no los agentes ni los escasos manifestantes desmadrados, los responsables de una violencia que puede degenerar rápidamente si desde los altos niveles no se pone coto. Presidente Rajoy: dé el ejemplo ahora, si le importa tanto la imagen del país. Destituya a su delegada y despida al policía que etiqueta a los ciudadanos como el enemigo. Dé un aviso a navegantes. Y ayude a restablecer un clima de protesta cívica y pacífica que es esencial en una democracia real. No se haga cómplice de un clima de intimidación que ya no funciona porque la ciudadanía ha perdido el miedo, sigue indignada y encuentra cada vez mas motivos para no confiar en sus dirigentes, ellos sí intimidados por la Merkel en lugar de plantar cara y defender los intereses de quienes les pagan. Hay en nuestro país un deterioro rápido de la educación pública, la base de la formación personal y profesional. Si niños y jóvenes protestan, habrá que oírlos en lugar de pegarles, porque ellos quieren implicarse en la democracia.

El 29 de febrero el país será un clamor. Y esperemos que el espíritu de convivencia devuelva la violencia del Estado a las catacumbas de una historia que creíamos superada.

La Vanguardia, 25/02/12

El PP planea introducir en la escuela el espíritu empresarial

El PP planea introducir en la escuela el espíritu empresarial
Los empresarios quieren que el Gobierno remarque su imagen en la asignatura que sustituya a Ciudadanía

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, no ha criticado nunca la asignatura de Educación para la Ciudadanía por cuestiones religiosas. Pese a que la inclusión del matrimonio gay como un tipo más de familia fue el origen del conflicto, al ministro le preocupa más que algunos libros incluyan críticas a los abusos del capitalismo. Algunas asociaciones de empresarios ya le han pedido que la futura Educación Cívica incluya formación empresarial y la dirección nacional de los conservadores lanzó el pasado lunes a sus dirigentes el siguiente argumentario: "Para el PP, el espíritu emprendedor se debe fortalecer desde el primer momento en los colegios".

A la vanguardia de la inclusión de contenidos empresariales en la escuela aparece el modelo educativo del que más presume el Gobierno, el de la Comunidad de Madrid. Un proyecto piloto instalado en diez colegios (públicos y privados) madrileños enseña a los niños de 5º de Primaria formación en cultura emprendedora. La Fundación Créate (compuesta por grandes empresas y por dirigentes del PP madrileño como el exconsejero Juan José Güemes) ha empezado en enero un proyecto que las asambleas de profesores y familias califican de "adiestramiento neoliberal".

Imagen del empresario

"Transformar la imagen del emprendedor y del empresario y acercarlo a la escuela". Así define la Fundación Créate uno de sus objetivos. Precisamente lo contrario de lo que, según el ministro, pretendía la Educación para la Ciudadanía. "Le pediremos al ministro que rectifique todo aquello que no se corresponde con la realidad. No se puede envenenar a nuestros niños con asuntos del pasado", asegura un portavoz de la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar.

De momento, el Gobierno sólo confirma que la nueva asignatura incluirá la enseñanza de "las normas constitucionales y las instituciones europeas y españolas". Desde Educación aseguran que, para completar el contenido, están "abiertos a otras propuestas".

"Es evidente que pretenden adoctrinar a los niños desde pequeños en el pensamiento neoliberal", denuncia el presidente de la asociación de padres y madres de alumnos de Madrid Fapa Giner de los Ríos, José Luis Pazos. Una comisión de educación del Movimiento 15-M va más allá y denuncia que a los alumnos del Colegio Ramiro de Maeztu uno de los centros escogidos por la consejería están recibiendo "el abecé del futuro capitalista/consumidor".

La Consejería asegura que el proyecto de la Fundación Créate no está financiado con dinero público y que se imparte en horario extraescolar. Sin embargo, la Fundación presume de implantar la enseñanza empresarial de manera "transversal" en cada asignatura.

El ministro se ha esforzado en buscar ejemplos en los manuales de Ciudadanía que demuestren la supuesta "demonización" del empresario. "El neoliberalismo perjudica a todos los trabajadores, pero sobre todo a las mujeres trabajadoras", citó Wert en el Congreso como ejemplo de doctrina socialista. El ejemplo proviene de un capítulo del libro de texto de la editorial McGrawHill titulado Causas de la feminización de la pobreza. El libro explica que las mujeres son "el grupo laboral más débil, el que tiene una sindicación más baja, el más dócil y, con mucha frecuencia, el más necesitado de ingresos".

La consejera de Educación de Madrid, Lucía Figar, calificó la pasada semana a Ciudadanía como "la religión socialista; el catecismo del buen socialista". Precisamente esas palabras titulan el informe de la Fundación FAES que critica la asignatura. "Cuando escucho esas cosas, siento vergüenza. ¿Cómo pueden decir que criticamos a los empresarios? Si nosotros, los editores, también somos empresarios", denuncia el editor de Serbal, José María Riaño.

La FAES critica duramente el libro de esta editorial porque incluye un texto que afirma que la revolución soviética inauguró un régimen de libertades. "Está todo descontextualizado. Nuestro libro tiene un pensamiento de izquierdas, pero jamás hemos recibido una queja. Es elegido por centros con ideario acorde a lo que se dice en el libro como otros que niegan la evolución son utilizados en los colegios religiosos", concluye Riaño.

Público, 17/02/12

Outras novas relacionadas:

Resistiré multitud

Laura Marrone: ¿Por qué creció la educación privada en Argentina?

Laura Marrone: ¿Por qué creció la educación privada en Argentina?
El debate sobre la “calidad” versus “una buena educación”
Laura Marrone es docente de Ciudad de Buenos Aires. Actualmente Secretaria de Asuntos Pedagógicos de Ademys-CTA

Un informe del INDEC, que ha tenido repercusión mediática reciente, da cuenta de que el 37,5 % de la matrícula de primer grado hoy en la Argentina se dirige directamente a la escuela privada lo cual es un salto cualitativo en relación a años anteriores. Solo en provincia de Buenos Aires entre el 2002 y 2007 la escuela pública perdió el 4,6% de su matrícula y en cambio la privada aumentó 13%. No estamos, sin embargo, frente a fenómeno nuevo sino a un proceso que se viene profundizando desde la década del 90 y que muestra en los últimos años cifras preocupantes. La Provincia de Buenos Aires ya supera el 30% y la Ciudad de Buenos Aires el 48% de su matrícula privada.

Las usinas de pensamiento privatistas divulgan que la causa de esta situación sería la falta de clases que los niños tendrían debido a la existencia de conflictos gremiales, jornadas de capacitación y/o licencias por enfermedad, que según dicen serían más abundantes en las escuelas públicas. Este tratamiento superficial de un grave problema merece sin embargo un análisis serio.

Lee Fang: How Online Learning Companies Bought America's Schools

Lee Fang: How Online Learning Companies Bought America's Schools

If the national movement to “reform” public education through vouchers, charters and privatization has a laboratory, it is Florida. It was one of the first states to undertake a program of “virtual schools”—charters operated online, with teachers instructing students over the Internet—as well as one of the first to use vouchers to channel taxpayer money to charter schools run by for-profits.

But as recently as last year, the radical change envisioned by school reformers still seemed far off, even there. With some of the movement’s cherished ideas on the table, Florida Republicans, once known for championing extreme education laws, seemed to recoil from the fight. SB 2262, a bill to allow the creation of private virtual charters, vastly expanding the Florida Virtual School program, languished and died in committee. Charlie Crist, then the Republican governor, vetoed a bill to eliminate teacher tenure. The move, seen as a political offering to the teachers unions, disheartened privatization reform advocates. At one point, the GOP’s budget proposal even suggested a cut for state aid going to virtual school programs.

Lamenting this series of defeats, Patricia Levesque, a top adviser to former Governor Jeb Bush, spoke to fellow reformers at a retreat in October 2010. Levesque noted that reform efforts had failed because the opposition had time to organize. Next year, Levesque advised, reformers should “spread” the unions thin “by playing offense” with decoy legislation. Levesque said she planned to sponsor a series of statewide reforms, like allowing taxpayer dollars to go to religious schools by overturning the so-called Blaine Amendment, “even if it doesn’t pass…to keep them busy on that front.” She also advised paycheck protection, a unionbusting scheme, as well as a state-provided insurance program to encourage teachers to leave the union and a transparency law to force teachers unions to show additional information to the public. Needling the labor unions with all these bills, Levesque said, allows certain charter bills to fly “under the radar.”

If Levesque’s blunt advice sounds like that of a veteran lobbyist, that’s because she is one. Levesque runs a Tallahassee-based firm called Meridian Strategies LLC, which lobbies on behalf of a number of education-technology companies. She is a leader of a coalition of government officials, academics and virtual school sector companies pushing new education laws that could benefit them.

La folie évaluation. Les nouvelles fabriques de la servitude

La folie évaluationLa folie évaluation. Les nouvelles fabriques de la servitude
Ouvrage collectif dirigé par Alain Abelhauser, Roland Gori et Marie-Jean Sauret avec la collaboration de Marie-José Del Volgo et Jean-Claude Maleval

Éditions les mille et une nuits
Date de Parution : 02/11/2011
Collection : Essais
Prix public TTC : 17,00 €
Code ISBN / EAN : 9782755506310 / hachette : 4206728
Format (135 x 215)
Nombre de pages : 208

« En ce début de XXIe siècle, en Occident, la folie sociale a pris un nouveau nom, celui d’ÉVALUATION. » Le mot essaime partout. Il est à la fois le dispositif et le symptôme d’un mode de contrôle social particulièrement dangereux.

La société occidentale demande maintenant à ceux qu’elle missionne, dans tous les domaines d’activité, de lui rendre des comptes – ce qui paraît très légitime –, mais en faisant de cette exigence un instrument de normalisation généralisée. On sait quel malaise cela génère. Il ne s’agit en fait pas tant de « rendre compte » que de s’en trouver, par ce biais, asservi.

Les auteurs examinent le processus en cours. La « machine évaluative », alors même qu’elle donne de nombreux signes d’essoufflement, continue pourtant à se développer, et les tentatives effectuées tant pour la dénoncer que pour tenter d’en limiter les effets délétères n’amènent pour l’instant qu’à la renforcer. Les agences d’évaluation, diverses et variées, constituent aujourd’hui la nouvelle manière de donner des ordres et de faire de la politique sans en avoir l’air.

Le contrat social de la démocratie est bel et bien entamé, si ce n’est rompu par cette forme de dictature que sont les chiffres : chiffres que l’on présente comme évidents et indiscutables, alors même qu’ils se déduisent de rapports de force sociaux et symboliques. Il faut réinterroger la notion de « valeur » pour combattre efficacement l’évaluation et refonder le contrat social. Alain Abelhauser, Roland Gori et Marie-Jean Sauret, sont tous trois psychanalystes, professeurs de psychopathologie à l’université, et membres du collectif l’Appel des appels. Ils ont notamment participé à la publication de l’ouvrage L’Appel des appels. Pour une insurrection des consciences

Pablo Gentili: Pedagogía de la igualdad. Ensayos contra la educación excluyente

Pablo Gentili: Pedagogía de la igualdad. Ensayos contra la educación excluyentePablo Gentili: Pedagogía de la igualdad. Ensayos contra la educación excluyente
CLACSO Coediciones.
ISBN 978-987-629-172-9
CLACSO. Siglo XXI Editores.
Buenos Aires.
Junio de 2011

Cuando se habla de la educación en América Latina, predomina una actitud escandalizada ante la situación de los docentes y de la infraestructura escolar o ante los pobres resultados en las pruebas anuales de rendimiento. Queriéndolo o no, esta actitud le atribuye a la educación una misión redentora: supone que la raíz de los males sociales reside en la crisis educativa, y que revertir esa crisis permitiría arribar a una sociedad equitativa.

En los ensayos que componen este libro, Pablo Gentili acumula razones para cuestionar esa esperanza simplista, con la convicción de que la educación no puede cambiar el mundo si en el mundo no cambian otras cosas: entre ellas, el modelo de producción y acumulación de la riqueza, las condiciones de acceso al mercado laboral, las formas de exclusión ligadas al género, la etnia o el origen social. A partir de estudios recientes, Gentili analiza hasta qué punto el derecho universal a la educación se verifica en América Latina. Su propósito no es, sin embargo, hacer un diagnóstico de las carencias, sino proponer una caja de herramientas para el pensamiento y la acción. En este marco, explica la incidencia de las reformas neoliberales, el panorama de la enseñanza media y superior, la actualidad de los postulados reformistas de 1918 y la necesidad de profundizar los avances insoslayables que tuvieron lugar en los últimos años, a fin de garantizar no sólo el ingreso al sistema sino, sobre todo, una educación de calidad.

Genuinamente comprometido con la realidad de la región, el autor se aboca a una rigurosa crítica de las perspectivas economicistas y tecnocráticas con que suelen abordarse los procesos de reforma educativa, y procura establecer qué valores y sentidos deben fundar hoy una educación liberadora. Pedagogía de la igualdad es, así, un aporte indispensable para repensar el papel de la educación en la construcción de sociedades más justas y democráticas.

Comparecencia en el Congreso, del ministro de Educación, Cultura y Deporte, de líneas generales en educación y deporte

Comparecencia en el Congreso, del ministro de Educación, Cultura y Deporte, de líneas generales en educación y deporte

Señor Presidente, Señoras y Señores Diputados,


I. INTRODUCCIÓN

Quiero que mis primeras palabras sean para manifestar mi satisfacción por comparecer en esta Comisión de Educación y Deporte, para presentar en esta Cámara las líneas generales de actuación que en materia de Educación y Deporte va a desarrollar el Ministerio, en esta X Legislatura.

Mi voluntad y plena disposición es que esta primera comparecencia sea el punto de partida de un fluido diálogo entre el Ministerio y todos los grupos parlamentarios hoy representados. No entiendan mis palabras como mera cortesía parlamentaria. Como expondré a continuación, uno de los aspectos en los que quiero incidir más en mi gestión al frente del Ministerio es en la rendición de cuentas y la fiscalización de resultados. Por lo que creo procedente predicar con el ejemplo y someterme al escrutinio de Sus Señorías cuantas veces sea necesario.

Señoras y señores diputados,

Comenzaré mi intervención por la Educación que, como saben, pues así lo expresó el Presidente del Gobierno en el Debate de Investidura, es una prioridad absoluta de nuestro Ejecutivo. La educación es uno de los principales pilares del proyecto de reformas del Partido Popular. La grave situación económica y de empleo que atraviesa el país desde 2008 hace más urgente, si cabe, mejorar un sistema educativo cuya ineficiencia para preparar a los alumnos para competir en la sociedad del conocimiento tiene su máxima expresión en una cifra trágica: prácticamente la mitad de los activos menores de 25 años está en el paro (48.56%). Casi el 60% de esos parados no ha superado en su formación la primera etapa de la educación secundaria.

Distribuir contido