Organización e planificación

Cataluña: Las universidades catalanas reducen un 27% los másters en dos años

Cataluña: Las universidades catalanas reducen un 27% los másters en dos años

Las universidades catalanas reducirán en un 27% su oferta de másters este curso y el próximo con el objetivo de racionalizar el sistema y hacerlo sostenible, como han aprobado Govern y universidades en el marco de la Junta del Consejo Interuniversitario de Catalunya (CIC).

Las universidades ofrecerán este curso 451 másteres, lo que significa un 7% menos que el anterior --cuando había 483--, mientras que en el curso 2012-2013 la reducción será del 20%.

El análisis del número de estudiantes, el solapamiento de las materias y de la distribución de los másteres según el número de estudiantes ha obligado a reordenar la oferta y fijar una reducción de la programación de los másteres en casi un 30% en dos años.

Para racionalizar la oferta de este año se han desprogramado los estudios que de una forma continuada han tenido menos de 15 estudiantes, se han desprogramado los másteres de más de un curso académico y se han analizado los másteres que por su baja demanda o solapamiento de estudios aconsejaban una suspensión temporal.

De cara al próximo curso, la Junta del Consejo Interuniversitario elaborará unos criterios específicos que deberán cumplir los másteres para su incorporación y continuidad en la programación universitaria de Catalunya para el periodo 2012-2015, con criterios para incrementar los requisitos de sostenibilidad financiera y la exigencia académica de estas titulaciones.

La Vanguardia, 06/10/11

Outras novas relacionadas:

Cataluña: El 'comité de sabios' para la gobernanza universitaria empieza sus trabajos

Cataluña: El 'comité de sabios' para la gobernanza universitaria empieza sus trabajos

El 'comité de sabios' de la Comisión para el estudio de la Gobernanza universitaria, formado por diez personalidades de prestigio, ha empezado sus trabajos este martes con la celebración de la primera reunión, que ha presidido el secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat, Antoni Castellà.

El comité debe agilizar y pautar los trabajos de la comisión para el estudio de la gobernanza del sistema universitario catalán, y este martes ha fijado el calendario de trabajo para los próximos meses.

Forman parte de la comisión el ex director del Centro de Regulación Genómica (CRG) Miguel Beato; el presidente de Applus+, Joaquim Coello; el profesor de Esade Francisco Longo; la ex directora de la AQU Gemma Rauret, y el director general de Fira 2000, Francesc Solà.

También lo integran el vicepresidente de Comsa Emte y miembro del Consejo Social de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Carles Sumarroca; el secretario ejecutivo de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), Josep Maria Vilalta; el ex rector de la Universitat de Lleida Joan Vinyes; el catedrático de Economía de la UB Martí Parellada y el presidente del Consejo de Estudiantes de las Universidades Catalanas, Jordi Codony.

A mediados de septiembre, se constituyó la citada comisión para la definición del nuevo modelo de gestión y organización de las universidades catalanas en el marco de la Comisión de Gobernanza.

Esta comisión aportará al Govern un documento de propuestas de modernización de la universidad.

Formada por una cincuentena de personas representativas de las universidades --además de una ponencia asesora de diez miembros independientes y de prestigio--, la comisión tendrá un año para renovar el sistema de gobernanza de las universidades, de donde saldrá un documento de conclusiones que prevé forzar un cambio normativo, como ya se ha hecho en la mayoría de países europeos.

La Vanguardia, 05/10/11

Outras novas relacionadas:

Andalucía: Francisco González Lodeiro, rector de la UGR: «En este momento está asegurado el pago de las nóminas»

Andalucía: Francisco González Lodeiro, rector de la UGR: «En este momento está asegurado el pago de las nóminas»
El rector pide a profesorado y PAS que entiendan la situación económica y anuncia que «en algún momento habrá que hacer esfuerzos»

Sin grandes anuncios. Lejos han quedado aquellos tiempos en los que algún rector anunciaba la construcción de un nuevo campus -que se quedó en eso, en anuncio-. Ahora la situación económica del país está marcando las actuaciones. Francisco González Lodeiro asume como rector de la Universidad de Granada (UGR) -con su cuarta apertura oficial del año académico- que el curso 2011/2012 en lo que respecta a lo académico será más tranquilo, pero en gestión económica no tanto. Las medidas de austeridad -otras universidades les han pedido datos para copiarlo- están dando sus resultados, pero milagros tampoco pueden hacer. Al profesorado le pide «que siga trabajando, cumpliendo con sus funciones y que entienda la situación económica que tenemos». Además, y también incluye al PAS, les recuerda que las promesas se cumplirán de acuerdo con la disponibilidad presupuestaria y asegura que en «en algún momento habrá que hacer esfuerzos». Al alumnado le solicita que mejore sus rendimientos.

- ¿Este inicio de curso está siendo más difícil?

- Es más sencillo que el anterior en lo académico. En el pasado se tenían que implantar todos los grados nuevos, este es el segundo y ya sabemos un poco la mecánica de desarrollo de las titulaciones.

- ¿Se están implantando los grados como mandan las directrices el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)?

- Creo que no hay directrices. Eso es un rumor. En lo que habría que insistir más es en establecer los sistemas de confianza y evaluación de calidad entre los distintos sistemas universitarios de los países que están integrados.

- Y los seminarios, grupos más reducidos... ¿se desarrollan?

- En algunas titulaciones por supuesto. En otras tenemos más dificultades por falta de profesorado.

- En la plantilla de profesorado y personal de administración y servicios ¿Pueden estar tranquilos? ¿Cobrarán sus nóminas?

- Sí. Vamos a ver, nosotros hemos llevado una política económica muy austera, muy saneada. Hemos evitado meternos en cosas que no eran posibles. En este momento está asegurado el cobro de las nóminas, tanto en el personal docente e investigador como en el personal de administración y servicios. Sobre los nuevos presupuestos de la Junta de Andalucía, no hemos tenido todavía ninguna cifra de enero en adelante. No ha habido reunión en la Junta aún para hablar de números.

Henning Jensen Pennington: El Banco Mundial y la autonomía universitaria

Henning Jensen Pennington: El Banco Mundial y la autonomía universitaria
La economía del Banco Mundial es un instrumento para alcanzar fines políticos
Las intervenciones crediticias del Banco Mundial no vienen solas. A ellas se les une un paquete de condiciones que se concretan en “convenios de desempeño”
Henning Jensen Pennington, Vicerrector de Investigación, UCR

En diferentes artículos que he publicado en los últimos doce meses me he referido al documento “Competitividad en Costa Rica”, elaborado por el Banco Mundial y rubricado por el Gobierno de la República en junio del 2009. Este documento contiene un párrafo atinente al modelo de la universidad pública costarricense que estipula nuestra Constitución Política; es decir, aquel modelo de educación superior pública que responde a su vez al modelo de país constituido por el pueblo costarricense.

El mentado párrafo dice lo siguiente: “…los mecanismos de financiamiento tradicionales usados en Costa Rica, combinados con autonomía universitaria, limitan la capacidad del gobierno de influir enormemente el sistema. Se requiere la búsqueda de mecanismos de financiamiento flexible y de otros incentivos para promover las mejoras en los programas y el desempeño universitario.” (p. 25).

Este documento sobre competitividad en Costa Rica señala muchos aspectos importantes sobre nuestra economía y educación, entre otros temas, al tiempo que es prolífico en recomendar posibles vías de solución de problemas medulares de nuestro país. Quizá se deba al carácter unívoco de las puntualizaciones del Banco Mundial y a su ascendencia sobre las autoridades de nuestro país que el acuerdo para la firma del FEES, de agosto del 2010, contenga referencias tácitas al documento mencionado, y se haya recurrido a este organismo financiero para tramitar un crédito por $200 millones para las universidades públicas.

Es sabido que el Banco Mundial no es un ente financiero como cualquier otro, sino que sus operaciones de cooperación económica van acompañadas de una poderosa e imponente perspectiva de la economía y la sociedad. Es un banco que otorga dinero condicionado a la aplicación de políticas públicas que él define según su weltanschauung, su visión de mundo. Es un banco que tiene al mundo en su mira y una concepción perfectamente articulada, aunque no necesariamente afortunada, de la educación superior. En pocas palabras, la economía del Banco Mundial es un instrumento para alcanzar fines políticos.

Pello Salaburu: ¿Cuándo se van a rebelar los rectores?

Pello Salaburu: ¿Cuándo se van a rebelar los rectores?
En ningún país europeo se hace nada parecido a esto, que no es sino una traición a Bolonia y una pantomima absurda y cara, que ahuyenta a nuestros mejores académicos y pone en grave riesgo la calidad de la universidad

Los rectores de las universidades españolas deberían plantarse y rebelarse de una vez. Lo que se está haciendo en este país con la aplicación de los principios de Bolonia no tiene nombre y es una locura. Aquella buena idea, necesaria, simple y sencilla (titulaciones con estructura similar en toda Europa en cuanto a su duración, y clarificación de las competencias adquiridas al cursar determinados estudios) se ha acabado convirtiendo en un mal sueño que persigue sin piedad a miles de académicos y nos tiene enredados a todos. Los distintos gobiernos españoles, con la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) al frente, están causando tal daño a nuestro sistema universitario, que esta institución va a necesitar años para poder recuperarse de este ataque al sentido común y a la autonomía académica universitaria. Europa necesitaba poner en práctica algo como Bolonia, porque nos estábamos quedando atrás y éramos incapaces de entender siquiera lo que se estudiaba en cada país y para qué servía. Era necesario ordenar los sistemas, y por eso surgió Bolonia. Y lo que era simple se convirtió aquí en complejo, en gran medida inútil, y en una fuente continua de dudas, discusiones, malentendidos, pérdidas de tiempo y de esfuerzo, así como razón de cabreos generalizados. Ahora, que entramos peligrosamente en la nueva etapa que va a afectar a los programas de doctorado, deberíamos intentar parar esta dinámica de una vez. Por eso se deberían rebelar los rectores y pedir, antes de que al Ministerio se le ocurra publicar el enésimo decreto, la paralización de las actividades de la Aneca por unos cuantos meses. Que cierren la puerta y piensen un poco sobre los porqués del desaguisado al que nos han conducido. Algo así se hizo en Inglaterra en los años 90, cuando se rebelaron contra un sistema burocrático, aunque mucho menor al nuestro, y consiguieron un profundo cambio que puso el acento no en la verificación sino en la evaluación posterior y en la diversificación docente, con un respeto mucho mayor para la autonomía universitaria.

Diseñar los nuevos planes adaptados a Bolonia requería fijar con claridad dos tipos de contenidos: qué es lo que el alumno iba a aprender (asignaturas) y para qué le iba a servir (qué competencias iba a adquirir). Esto segundo era algo novedoso y requería una reflexión serena por parte de todos los implicados en el proceso. Dicho así, y no mucho más dice Bolonia, cada nuevo plan se podía traducir en un informe más o menos detallado en donde se especificaran estas cuestiones. El Ministerio, además, decidió que quitaba el 'mapa de titulaciones', el listado oficial de titulaciones.

Pues bien, esta idea tan simple se ha convertido en la práctica en un conjunto de decretos, normas, guías, etc., imposible de gestionar. Las altas instancias han decidido que al elaborar un plan se deben especificar (esto es España, nada que ver con Bolonia) un listado de competencias básicas, generales, transversales y específicas, que se deben combinar entre ellas y a las que debe hacer referencia el plan en su conjunto, así como cada una de sus asignaturas. Además de esas cuatro, algunas universidades han añadido otras competencias por su cuenta. Una marabunta de palabrería hueca, sin contenido alguno, que no la entienden ni sus promotores. Todo esto parece ser el fruto del subidón de la autoestima de algún grupo de pedagogos, al que se han sumado de forma entusiasta informáticos que no acaban de entender que la informática es una ayuda, no un fin en sí mismo. Lo que se puede enviar en cualquier fichero word se convierte en un entretenimiento torpe y tedioso para llenar una ventana sobre la que se abren otras que, a su vez, dan origen a nuevos niveles. Una espiral de sinsentidos.

Como el lío que se ha creado es monumental, el Ministerio elabora guías para aclarar decretos, añadiendo un poco más de confusión en el sistema. En agosto de este año se ha publicado un decreto que cambia las competencias básicas, y el personal no se ha enterado todavía. Como los rectores no se subleven, o el Ministerio no acuerde una nueva norma para saltarse la norma anterior (algo típico en regímenes reglados), en las próximas semanas van a tener que revisarse miles de planes a la luz del nuevo decreto.

Bolonia se ha convertido en papel electrónico listo para tirar. Remedando el coche negro de Ford, que podía ser de cualquier color siempre que fuera negro, el Ministerio concede libertad a las universidades para hacer los planes de estudio que quieran, siempre que sean los que quiere Aneca. No es un chiste: me limito a observar y a informar de los hechos, como diría Will Rogers. Así, nuestros profesores, investigadores, personal de administración, etc., están con la lengua fuera intentando llenar montañas de ficheros que no sirven para nada. Es mucho más complicado explicar que la CG5 se cruza con la CB21, que diseñar un buen plan de estudios. Al final, las consultas acaban con un «Dígame qué quiere que le ponga para recibir el ok», porque nadie entiende nada. Son millares de horas perdidas, fondos públicos echados a la basura y un ataque en toda regla a la autonomía universitaria.

En ningún país europeo se hace nada parecido a esto, que no es sino una traición a Bolonia y una pantomima absurda y cara, que ahuyenta a nuestros mejores académicos y pone en grave riesgo la calidad de la universidad.

Diario Vasco, 04/10/11

Outras novas relacionadas:

Galicia: UVigo: Los cargos de libre elección en la Universidad cuestan 4,6 millones

Galicia: UVigo: Los cargos de libre elección en la Universidad cuestan 4,6 millones
Tiene 26 designados con categoría de decano y otros 5 con la de vicerrector

En las pasadas elecciones al rectorado de la Universidad de Vigo, el candidato de Alternativa Universitaria, Salustiano Mato de la Iglesia, había anunciado que en su equipo de gobierno habría menos vicerrectores que en el contrario. A mayores acaba de suprimir uno en Ourense, al aceptar la jubilación anticipada María Victoria Jato, ahora exvicerrectora de Investigación y Transferencia del campus.

Lo que hizo el rector fue rodearse de asesores de libre designación. En total son 26 sumando el del CITI, recién nombrado. Estos tienen categoría de decano. Hay otros cinco con categoría de vicerrector. Ni uno solo de estos cargos estaban en lista electoral alguna. Los eligió el rector y se dan casos en los que sus competencias montan sobre las de algunos jefes de servicio, que pertenecen a la sección de Personal de Administración y Servicios, que tienen la condición de funcionarios de carrera.

¿Y qué supone todo esto en números? Las desgravación docente de un decano, es decir, las clases que deja de impartir, equivalen a 12 créditos. La rebaja de clases de menos que se aplica a un vicerrector es de 18 créditos. Un crédito docente cuesta en profesorado 1.000 euros. Al multiplicar los 26 cargos con categoría decanal por los 12 créditos de rebaja de clases y sumarle los 18 créditos que pierde un vicerrector por los 5 cargos de libre designación semejante categoría salen 390 créditos de rebaja de clases. Si esto se traduce en horas de clase son 3.900. Multiplicando esta última cantidad por los citados 1.000 euros y a su vez por cuatro años que dura un mandato rectoral, salen 3.900.000 euros.

Canarias: Eduardo Doménech, rector de la Universidad de La Laguna: "Tememos que a las universidades se nos recorte el doble de la media"

Canarias: Eduardo Doménech, rector de la Universidad de La Laguna: "Tememos que a las universidades se nos recorte el doble de la media"

"Depende". Esta palabra surge con frecuencia en una conversación con Eduardo Doménech. La situación económica y los previsibles recortes presupuestarios arrojan cada vez más incertidumbre sobre los proyectos que tiene en marcha la Universidad de La Laguna (ULL), cuyo rector alberga fundadas sospechas de que el Gobierno canario volverá a incumplir el próximo año sus compromisos de financiación con las instituciones académicas.

- ¿Cómo se siente uno cuando se le exige más que nunca y cumple más que nunca pero recibe menos que nunca?

- Comparto con la mayor parte de los rectores la preocupación por la repercusión de la situación económica sobre la universidad. Durante los últimos cuatro años hemos tenido una transformación acelerada de la universidad con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior que ha sido, sobre todo, de tipo normativo. Ahora llega el momento de ejecutar el cambio con las garantías necesarias de calidad. Para hacer muchas de estas transformaciones hace falta una financiación adecuada. La preocupación surge porque hay que ver si, con el nivel de recortes que apuntan los rumores, seremos capaces de mantener la calidad que se espera de la Universidad y su papel para generar un nuevo modelo de crecimiento económico.

- ¿Es creíble el discurso político sobre la importancia de la educación?

- Existe una duda razonable. El discurso es el mismo en todas las comunidades, pero a la hora de transformarlo en realidad se está recortando, en Canarias y en otras comunidades, aunque hay algunas que respetan la financiación prevista. Los recortes hacen pensar que no creen realmente que debemos cambiar el modelo económico basándonos en el conocimiento.

- ¿La ULL corre peligro de dejar de prestar servicios básicos el próximo año si los recortes continúan o empeoran?

- Los productos básicos de la docencia no corren peligro. Sí está en riesgo la concreción del modelo de la convergencia europea, que consiste en formar grupos más pequeños para hacer la enseñanza más práctica y facilitar el aprendizaje de competencias. En ese sentido, nos hacen falta nuevas infraestructuras: una nueva Facultad de Educación y un aulario para parte de Sociología y Ciencia Política, y descongestionar Derecho en el espacio que estaba previsto en Guajara. Si no ejecutamos estas dos actuaciones en los próximos años, va a haber problemas. De hecho, ya se producen todos los comienzos de curso, porque hay aulas con más alumnos matriculados que espacio.

Juan Luis Pulido Begines: El delirio burocrático de la universidad

Juan Luis Pulido Begines: El delirio burocrático de la universidad
Juan Luis Pulido Begines, catedrático de Derecho Mercantil

Visto desde dentro, el peor de todos los males que acucian a la universidad española quizás sea el disparate burocrático que está lastrando su visión, su acción y hasta su misión como parte de la sociedad. Hace unas semanas, en este mismo medio, reflexionaba sobre ello con agudeza Rodrígo Sánchez Ger, en su artículo 'La Ficha 1B'. Y a lo mismo se refería recientemente Adela Cortina, reputada catedrática de filofía moral de la Universidad de Valencia, en una entrevista publicada en la revista Unelibros; a la pregunta de si está la universidad española preparada para hacer frente a los nuevos retos, respondía: «La universidad española necesita una profunda reforma para ponerse a la altura de lo que la sociedad necesita de ella. Claro que hay en ella gentes y grupos valiosos, pero no les ayuda a serlo esa estructura burocrática, hecha de un reglamentismo absurdo que no mejora la calidad.».

Los sucesivos órganos rectores de la Universidad española han sido cautivados en los últimos años por cantos de sirenas que hablan de calidad y competitividad, al son de las melodías políticas del momento. En poco tiempo, la enseñanza superior y la investigación se han resignado a condicionar su quehacer al ritmo paquidérmico que imponen burócratas que a estas alturas aún creen que más papeleo es sinónimo de mayor eficiencia y que la calidad de la enseñanza se mide por el número de alumnos aprobados.

Es el delirio del mensurador loco, para el que todo es medible, no importa si la medida vale para algo o no. Este proceso, en el que la burocracia se justifica a sí misma, genera conforme se implanta nuevas necesidades absurdas, o de finalidad desconocida. Con buen tino, los alemanes -que padecieron también esta calamidad y andan de vuelta- lo denominan 'Paperkrieg', guerra de papel. Y no crean que exageran los tudescos, porque es una agresión en toda regla lo que sufrimos, con la excusa burocrática, los que tratamos de dedicarnos a la enseñanza superior y la investigación, que es lo que se supone que debe ofrecer la Universidad. Cuánto tiempo, energía y recursos perdidos en perjuicio de una y otra gracias al burocratismo de despacho.

La moderna universidad española está sujeta a un poder etéreo que la domina a través del anonimato de oficinas que se alimentan a sí mismas con nuevos e incesantes mecanismos rutinarios de control, que cambian además constantemente, sucediéndose como experimentos tan huecos como inmaduros. El resultado de todo ello es una considerable pérdida de tiempo tributado a causas de resultado ignoto, pues muchos de esos obsesivos procesos burocráticos desembocan en nada, mientras la información obtenida se archiva en los oscuros recovecos de la más penosa inutilidad. ¿Es razonable que para organizar y evaluar la actividad académica se emplee a veces más tiempo que para ejecutar la propia actividad? El problema es que se ha hecho del control de la gestión de la actividad académica e investigadora no sólo un fin en sí mismo, sino un fin superior a todo lo demás. No puede sorprender así que cada vez sea mayor la proporción de profesores universitarios que deben ocupar cargos de gestión, en detrimento de su producción científica, que es algo que la UCA, por poner el ejemplo más cercano, no puede -ni debe- permitirse.

El culmen de la espiral burocrática en la gestión de las universidades ha venido de la mano del Sistema de Bolonia, un cajón de sastre usado no pocas veces para justificar muchos de los excesos que desvían la enseñanza y la investigación de su sustancia. En el nuevo marco de la planificación docente, se convocan reuniones y más reuniones, que a su vez promueven comisiones, de las que surgen subcomisiones y demás fórmulas de escapismo del trabajo que realmente hay que hacer: enseñar, estudiar, investigar. Entretanto, la exigencia a los profesores se centra en menudencias elevadas a la categoría de objetivos obligados, expresados en un lenguaje pseudo-pedagógico vacío de contenido, como por ejemplo la de programar los cursos con muchos meses de anticipación descendiendo al detalle de días y horas, sin atender al hecho evidente de que la realidad es cambiante y de que en muchas disciplinas ese grado de anticipación es imposible. Parece que el logro de la planificación pedagógica universitaria ha sido importar los métodos de la enseñanza primaria o, peor aún, imitar el estilo de los planes quinquenales de la Unión Soviética.

Ante este deterioro, demasiados profesores universitarios se han mostrado dispuestos a seguir toda clase de normas, sumisa y acríticamente. La tolerancia mal entendida y la inacción han sido verdaderamente autodestructivas. Con su ironía característica, el profesor Bermejo Barrera describe así la situación: «Los nuevos gestores y evaluadores consiguen hacer de la confusión virtud y parecen aplicar -seguramente sin saberlo- una estrategia militar básica, que se asienta en tres puntos: confundir al enemigo, desorientarlo y al final sorprenderlo, en este caso con una nueva normativa, una nueva convocatoria, o un nuevo formato digital, que a ser posible lleve consigo la descarga de algún nuevo software caracterizado por su natural tendencia a colgarse, seguramente porque fue diseñado de la forma más compleja posible (normal en una sociedad cortesana)». Se diría que, en uno de esos movimientos pendulares tan españoles, hemos pasado de un sistema en el que el profesor universitario podía ejercer su oficio en la más absoluta arbitrariedad, a otro en el que se pretende reglar cada uno de sus movimientos, de manera poco o nada acorde con el derecho constitucional a la Libertad de Cátedra.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? Posiblemente la respuesta apunta a la colonización que en los últimos años ha sufrido la enseñanza universitaria por parte de 'pedagogos' bien avenidos con el poder, que no cejan en su empeño por convertir las Facultades y Escuelas Superiores españolas en Institutos de FP.

La Voz, 01/10/11

Madrid: Comunicado de la Asamblea General de la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid (28/09/11)

Madrid: Comunicado de la Asamblea General de la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid (28/09/11)

La Asamblea General de la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid, reunida en el día de hoy para analizar el principio de curso 2011/2012 constata con enorme preocupación e indignación que se han cumplido con creces las peores previsiones en lo relativo a la organización de los centros y a la calidad del servicio público educativo.

La aplicación de las Instrucciones de la Viceconsejería de Educación de la Comunidad de Madrid que regulan el curso 2011/12, ha ocasionado enormes dificultades y graves consecuencias para la organización y funcionamiento de los centros por:

  • La inseguridad jurídica planteada a equipos directivos y al profesorado.

  • Las constantes interpretaciones contradictorias de la normativa entre los distintos niveles de la Administración.

  • La improvisación e incoherencia en la aplicación de normas muy relevantes de la legislación vigente.

  • La disminución de apoyos, desdobles y laboratorios en todos los grupos y niveles de enseñanza.

  • La reducción muy significativa de los desdobles para prácticas en Formación Profesional, incluso en Ciclos Formativos en los que la permanencia en talleres los hace imprescindibles.

  • Los graves problemas con los cupos de profesorado para los Programas de Cualificación Profesional Inicial que, dada su estructura, es imposible ajustarlos a la carga horaria del profesorado.

  • La reducción importante de medidas de atención a los alumnos con necesidades especiales.

  • La nueva reducción del profesorado del Programa de Compensatoria

  • La reducción drástica de las horas de atención al alumnado por carecer del número suficiente de profesores de guardia.

  • Las dificultades para el desarrollo de Planes de Convivencia, de Acción Tutorial, de Orientación Académica y de Mejora e Innovación Educativa.

  • El cierre de Bibliotecas escolares

  • La desaparición de las horas necesarias para la preparación y realización de actividades complementarias tales como: visitas culturales, intercambios escolares, viajes de estudio etc.

  • El aumento de profesores que imparten asignaturas no propias de su especialidad y de profesores que imparten docencia en varios centros simultáneamente.

  • La disminución del número de grupos de materias optativas.

  • Las enormes dificultades para mantener a los coordinadores de los programas de las nuevas tecnologías

Las Instrucciones de 4 de julio no solo han situado a los Institutos públicos en la excepcionalidad permanente como si estuviéramos en un estado de emergencia nacional, que sólo pudiera arreglarse con el sacrificio de la enseñanza pública, sino que, además, los profesores estamos sufriendo una campaña de descrédito sin precedentes, con continuas vejaciones, humillaciones e insultos por parte de nuestros máximos responsables, que parecen instalados en la mentira como única forma de justificar sus decisiones atropelladas, mal medidas y peor ejecutadas. Los hechos acaecidos y las actuaciones de la Consejería de Educación en este inicio de curso no han hecho más que agravar una situación, ya de por sí preocupante y difícil.

Las “instrucciones orales” dictadas de forma improvisada y contradictoria por la Consejería, contravienen lo dispuesto en su propia normativa en temas como el de la Tutoría, y en la asignación de las horas complementarias de los profesores, y deja a los equipos directivos y al profesorado en una situación de indefensión jurídica impropia de un Estado de Derecho.

La forma de legislar y de actuar de la Consejera de Educación de Madrid parece que solo pretende deteriorar la escuela pública, menospreciando el nivel de calidad alcanzado en nuestras aulas.

Ante esta grave situación, los Directores de Institutos públicos de la Comunidad de Madrid queremos:

  1. Resaltar las enormes dificultades habidas en la puesta en marcha de este curso por la aplicación de las citadas Instrucciones y por la actuación inadecuada de la Consejería de Educación.
  2. Reivindicar la labor docente realizada en los últimos quince años en la escuela pública en cuanto a:
  • Integración de un alumnado diverso.

  • Consolidación de planes de convivencia.

  • Desarrollo de programas de innovación didáctica.

  • Mejora de resultados académicos.

  1. Reconocer el esfuerzo, compromiso y la comprensión de padres, alumnos y profesores en defensa de una escuela pública de calidad.
  2. Pedir a la Presidenta de la Comunidad de Madrid y a la Consejera de Educación mayor sensibilidad y respeto hacia los profesores y apoyo firme y decidido a la enseñanza pública, soporte fundamental de una sociedad justa, igualitaria y democrática.

Las circunstancias que estamos viviendo, están suponiendo una enorme dificultad para gestionar los centros, una seria desmotivación y un gran malestar en los Claustros de profesores y una profunda preocupación por el futuro de la enseñanza pública en nuestros alumnos y sus familias. De ahí que resulte imprescindible aprovechar la ocasión para plantear la necesidad de un debate sereno y constructivo sobre la enseñanza que necesitamos y queremos.

No es necesario reiterar nuestra opinión sobre las Instrucciones, manifestada en la Asamblea de Directores celebrada el día 8 de julio, en las que mostramos nuestro profundo rechazo y pedimos su retirada, ni tampoco señalar los esfuerzos de los equipos directivos por minimizar su impacto negativo en los Institutos, pero sí manifestar que la gestión que de sus propias Instrucciones ha hecho la Consejería de Educación ha sido nefasta. En consecuencia, por responsabilidad, y dada la altanería, maledicencia e insolvencia de la Consejería, hemos de reiterarnos en nuestra petición formulada en el mes de julio, y que no es otra que la destitución inmediata de la Consejera de Educación.

ADIMAD, 28/09/11

Outras novas relacionadas:

Castilla y León: Herrera compromete la financiación del gasto de personal en el 2012 de las cuatro universidades de la Comunidad

Castilla y León: Herrera compromete la financiación del gasto de personal en el 2012 de las cuatro universidades de la Comunidad
"Se trata de ajustar la oferta de enseñanzas a las necesidades de cualificación de los sectores productivos"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha sido el encargado de inaugurar el nuevo curso académico de la Universidad de León donde ha garantizado el compromiso de la administración autonómica de financiar en 2012, por tercer año consecutivo,  el conjunto de los gastos de personal de las universidades de la Comunidad.

"Junto a este compromiso y al esfuerzo de control de las universidades el conjunto del gasto de personal está garantizado y por tanto está garantizada su solvencia presupuestaria", destacó Herrera, quien lanzó un mensaje de agradecimiento a los cuatro centros universitarios que "viéndolas venir hicieran un esfuerzo de contención de gasto corriente y establecieran unos sistemas de control financiero y presupuestario que hoy permiten tener el gasto perfectamente medido sabiendo el alcance que tiene cada universidad".

Asimismo, el presidente de la Junta lanzó el compromiso de cumplir todas las obligaciones de financiación que derivan de los convenios de saneamiento de la deuda de las universidades que lo hayan requerido y recordó el esfuerzo de financiación realizado en los últimos años ya que los recursos destinados al sistema público universitario de la Comunidad han crecido casi un 16% desde el 2007 "fecha en que iniciados el modelo del contrato-programa que ya ha alcanzando en el presente ejercicio más de 350 millones de euros". Un crecimiento que ha sido del 23% en términos de presupuesto por alumno misma proporción en la que se ha reducido el endeudamiento de los centros universitarios que hoy, destacó Herrera, es uno de los más bajos de todas las Comunidades.

Durante su intervención, Herrera reiteró la importancia que siempre tiene el sistema educativo en unas fechas en las que se habla de la necesidad de un modelo de crecimiento social y económico diferente del que se ha tenido hasta ahora. Así, Herrera destacó la necesidad de buscar una economía y una sociedad basada en el conocimiento y en el humanismo que tienen en la Universidad su casa.

Una apertura que coincide con el segundo curso de implantación del modelo Bolonia que demuestra el esfuerzo "de manera ejemplar" que están haciendo las universidades de Castilla y León, un esfuerzo que Herrera instó a la comunidad universitaria que se siga preservando para lograr una reforma profunda en el mapa de titulaciones que deberá cumplir el criterio de adaptación de las necesidades reales de la sociedad.

"No se trata de cada cual pueda añadir nuevos títulos de su apetencia a su catálogo, sino de ajustar la oferta de enseñanzas a las necesidades de cualificación de los sectores productivos, pues es un hecho que algunas titulaciones cuenta con muy escasos alumnos, mientras que en otras, los departamentos no alcanzan el número critico de profesores".

Galicia: UVigo: Ernesto Pedrosa Silva: "La universidad y los empresarios aún están distantes y tienen que acercarse"

Galicia: UVigo: Ernesto Pedrosa Silva: "La universidad y los empresarios aún están distantes y tienen que acercarse"
"Algunas carreras tendrán que transformarse"
Ernesto Pedrosa Silva, nuevo presidente del Consello Social de la Universidad

Asume su nuevo cargo con "mucha ilusión y responsabilidad". Ernesto Pedrosa releva a Emilio Atrio al frente del Consello Social de la Universidad, un organismo que se encarga de mantener conectadas a la institución académica y a la sociedad. Precisamente fomentar esta relación será uno de los ejes del mandato que inició ayer el nuevo presidente.

- Pertenece al Consello Social desde hace años, ya conoce su funcionamiento. ¿Cuáles son ahora sus principales objetivos?

- Entre misiones y objetivos hay muchos. Por un lado, atenderé cuantas iniciativas beneficien a los alumnos, como pueden ser temas de calidad, facilidad para la incorporación al empleo, formación en conocimiento y en valores. También me centraré en fomentar canales externos que propicien el acercamiento entre universidad y sociedad y viceversa. Divulgar la ciencia es una de las misiones y necesidades que debe tener el Consello Social. Entre los retos, estamos en unos tiempos complicados en los que hay que hacer más con menos. También parece que todos los sectores implicados están a favor de una transformación o una modificación de la gobernanza, en el más amplio sentido de la palabra.

- Su predecesor, Emilio Atrio, solicitó al rector que pidiese Ingeniería Biomédica. ¿Mantiene esa petición? ¿Considera que es la apuesta por la especialización de Vigo en ciencias de la salud ya que no tiene Medicina?

- Estamos abiertos e incluso somos proclives a que todo lo que pueda redundar en beneficio de la Universidad, pues lucharemos por ello.

- ¿Debe seguir luchando Vigo por Medicina o es ya una batalla perdida?

- A día de hoy la facultad de Medicina está en Santiago, y es un tema que no compete a la Universidad de Vigo, no tiene competencias para cambiar esto. Con el devenir del tiempo, en caso de que sea necesario y los órganos competentes quieran entrar a estudiar el tema, será bien recibido. Ahora se ha acabado la implantación de los títulos de grado; a partir del año que viene se empezará a poder pedir nuevas titulaciones. Si entre esas nuevas titulaciones se considera que Ingeniería Biomédica es la adecuada y hay demanda, por intentarlo que no quede.

- Xunta y universidades negocian sobre la descentralización de la docencia teórica de Medicina, ¿Vigo impartirá clases el próximo año?

-  Sé que se está en ello pero no tengo noticias de última hora.

- ¿Considera que la Universidad de Vigo es eficiente? ¿Dónde se debería recortar?

- La Universidad de Vigo goza de buena salud económica, no tiene deudas. Si se cumple el plan de financiación, la Universidad no debe tener problemas. Es decir, que no tiene que haber recortes en lo esencial, otra cosa es que mantengamos, como toda la sociedad española, mayor austeridad en las cuestiones del día a día.

- Está encima de la mesa la eliminación de grados y posgrados con pocos alumnos. ¿Propondrá la supresión de titulaciones con escasa demanda?

- En cuanto a las carreras, ya dije alguna vez que no hay intención de que desaparezcan, pero algunas tendrán que transformarse. Pues a lo mejor en el caso de los másters pasa un poco lo mismo. Dependiendo de la demanda y de la cantidad de másters que haya previsto se podrán aprobar todos o habrá que priorizar.

- Recientemente se han incorporado empresarios al Consello Social. Aparte de acercarse a la sociedad, ¿la Universidad también necesita aproximarse más a la empresa?

- Por supuesto. No podemos olvidar que la empresa es parte fundamental de la sociedad. La relación empresa-universidad siempre ha sido fundamental y tiene que proyectarse y dinamizarse más. Hay que hacer puentes con los empresarios y con la labor investigadora. La universidad y la empresa aún están distantes y tienen que acercarse y buscar confianza mutua.

Faro de Vigo, 24/09/11

Outras novas relacionadas:

Castilla y León: Marcos Sacristán: «Difícilmente podremos mantener la calidad si se recortan los presupuestos»

Castilla y León: Marcos Sacristán: «Difícilmente podremos mantener la calidad si se recortan los presupuestos»
Marcos Sacristán Represa Rector de la Universidad de Valladolid
El equipo rectoral trabaja en nuevos reajustes ante el anuncio de reducción del 1% en el capítulo de personal

El nuevo curso académico trae 'regalo' para las universidades públicas de la comunidad y, sobre todo, para la de Valladolid. El anuncio de nuevos recortes presupuestarios por parte de la Junta ha supuesto un jarro de agua fría para el rector de la UVA, Marcos Sacristán, cuyo equipo trabaja en nuevos reajustes ante la llegada de un nuevo escenario que podría dañar seriamente «la calidad que hasta ahora hemos mantenido».

- ¿Cómo ha arrancado el curso?

- Con algunos problemas de última hora con los que no contábamos, ya que nos han anunciado esta semana que es posible que pueda haber nuevos recortes presupuestarios, lo que causa una preocupación lógica en cuanto a la provisión de plazas que se había acordado en el mes de julio.

- Los nuevos recortes anunciados por la Junta afectarían a...

- Concretamente al Capítulo 1, lo que incidiría en el tema de profesorado, y a la financiación de inmuebles. Es prácticamente seguro que este año no se pondrá en marcha la segunda fase del campus de Segovia como parecía que hasta ahora iba a ser. Todo esto se nos ha comunicado en una sesión convocada inicialmente para la revisión del tema de infraestructuras, pero se ha ampliado a todo el conjunto presupuestario, sin que sea absolutamente oficial, pero que nos ha causado la lógica preocupación.

- ¿Puede concretar el montante del recorte?

- En torno al 1% en el Capítulo 1, que supondría algo más de un millón de euros, lo que implica que no habría para todas las contrataciones previstas y habría que modificarlas. La memoria que habíamos presentado para justificar la petición de más plazas ya no se adecua a las nuevas condiciones y por lo tanto tenemos que revisarla.

- ¿Cuántas podrían verse afectadas?

- Sinceramente, no lo sé, porque es muy reciente y habría además que priorizar si tuviéramos que prescindir de alguna. Afectaría a todo nuestro proyecto, aunque desconozco en qué medida, porque habría que hacer una revisión para que tocara lo menos posible a la docencia.

- ¡Pero que se lo digan al inicio del curso...!

- La verdad es que es un poco duro, porque hay inseguridad, ya que eso nos obliga a reordenar los recursos humanos e implica serios problemas para ordenar la plantilla como nosotros creíamos que teníamos que tenerla. Hemos estado ajustando el pasado curso un documento y apretándonos el cinturón y ahora hay que apretarlo aún más con el riesgo de que si esto sigue así, difícilmente vamos a poder mantener la calidad que hasta ahora afortunadamente teníamos.

- ¿Se está en ese punto?

- Trataremos de que se vea afectada lo menos posible con una buena redistribución de esa merma, pero los márgenes son cada vez más pequeños. Estamos al borde de lo que son los mínimos de subsistencia en esos términos.

- ¿La UVA tiene capacidad económica para compensar esa merma?

- Tendríamos que verlo. Hay que tener en cuenta que la UVA ha sido tradicionalmente muy austera y los márgenes que pueden tener quienes no han sido austeros son mayores que los que tenemos nosotros. Haremos lo posible, pero estoy seriamente preocupado de que lo podamos conseguir.

- La UVA tenía fondos aún, a pesar de haber pagado la deuda de 3,5 millones de su homóloga burgalesa...

- Sí, y precisamente por ese pago estamos en el límite, y debemos evitar el endeudamiento en la medida de lo posible.

- Y en infraestructuras, ¿cómo afectará?

- Todo aquello que no esté amparado por fondos Feder, de momento, queda en suspenso.

- ¡Vaya inicio de curso!

- Sí, además tenemos la sensación de que no se nos trata equitativamente en comparación con el resto de las universidades que están endeudadas, ya que la Junta contribuye con un determinado porcentaje que ni se ha dispuesto para nosotros, en el caso de la deuda de Burgos, ni se traduce en otro trato más favorable para evitar llevarnos al borde el endeudamiento.

- ¿O sea que las universidades públicas que están endeudadas las compensa la Junta?

- En palabras de un alto cargo de la Junta, con el 50%.

- ¿Dónde podría buscar recursos la Universidad de Valladolid?

- De momento, hay poco margen y ahora pensamos en la mejor redistribución del presupuesto. Luego habría que ver cómo determinados proyectos de investigación, másteres y doctorados pueden aportar recursos. Y siempre tenemos ahí la transferencia de la tecnología y el patrocinio de empresas.

- Si se establecieran los tramos competitivos en la financiación universitaria, ¿saldría bien parada la UVA?

- confío en que saliera bien parada, pero tendríamos que verlo. Mientras la competencia no se traduce en realidad, uno siempre corre el riesgo de sobrevalorar lo propio. Pero insisto en que esos tramos tienen que partir de un mínimo estable asegurado del que me parece que nos estamos alejando.

'Factura en sombra'

- El día 26 se incorporan los nuevos alumnos, ¿qué consejo les daría?

- Que vengan con un espíritu de compromiso en el sentido de que, por una parte, cada vez van a ser más protagonistas en el aprendizaje y, al mismo tiempo, van a formar parte cada vez más activa de una comunidad, como consecuencia de las modificaciones que se han introducido en el Estatuto del Estudiante.

- El número de licenciados en paro es cada vez mayor y los vínculos entre la Universidad y la empresa no han dado respuesta a este problema. ¿Habría que revisar el papel de cada una?

- Hay que revisar el papel de la Universidad y la actitud de las empresas porque parece que hay una cierta desconfianza hacia nosotros. Estamos haciendo un esfuerzo muy importante a través de las prácticas, pero creo que debemos ahondar en la confianza mutua, porque tradicionalmente ha existido un desconocimiento recíproco . Eso nos permitirá estructurar mejor los puntos de colaboración a través de las prácticas de alumnos y de la transferencia tecnológica.

- ¿Sería partidario de entregar 'factura en sombra' a los alumnos cuando se matriculen para ver lo que realmente cuestan?

- Sí. Creo que el alumno sería receptivamente más responsable cuando más consciente sea de lo que está haciendo la sociedad por él. No me importaría.

El Norte de Castilla, 23/09/11

Outras novas relacionadas:

Baleares: ´Si el Govern no nos paga más este mes no podremos abonar las nóminas´

Baleares: ´Si el Govern no nos paga más este mes no podremos abonar las nóminas´
El vicerrector de Economía de la UIB, David Pons Florti, dice que el presupuesto para el curso que viene tampoco le anima a ser optimista

David Pons Florit. Vicerrector de Economía de la Universitat. En marzo aceptó el cargo y en marzo el Govern les dejó de ingresar su transferencia mensual. La deuda llegó a los 23 millones en junio. Tiraron de las partidas de investigación. En julio y agosto les llegó algo de dinero, y para septiembre les ofrecen una cantidad que según Pons no bastará para pagar las nóminas. El presupuesto para el curso que viene tampoco le anima a ser optimista.

- ¿Cuántos meses y cuánto dinero tiene el Govern pendiente de pago con la UIB?

- En marzo dejaron de pagar, pero en julio y agosto nos pagaron parte de la transferencia mensual. Ahora hablamos de una deuda de entre cuatro y cinco meses y por cada mes nos corresponden entre 4,5 millones y 4,8 millones. Para pagar las nóminas utilizamos el dinero de otras partidas, como el dinero que llega de Madrid o de Europa para investigación. No son reservas, no tenemos ahorros.

- ¿No han dado plazos?

- No, lo que sabemos es que no será ni de aquí a un mes ni de aquí a dos. Pero no es que haya voluntad de no reconocer esta deuda de 23 millones y no pagarnos, sabemos que tienen problemas de tesorería.

- ¿Este mes les pagarán la transferencia?

- El miércoles tuvimos una reunión con representantes del Govern y nos han dicho que a final de mes nos darán el 50% de lo que nos corresponde y con esa cantidad no podremos pagar las nóminas. Seguiremos negociando e intentaremos buscar de otras partidas pero con esa cantidad tendremos muchas dificultades.

- ¿Si usan el dinero de investigación para las nóminas, qué pasará con los investigadores?

- Si la CAIB no nos pagara nunca sí que llegaría el problema a la investigación, pero esperamos que nos acabarán devolviendo este dinero o sí tendremos un problema. Nosotros de forma consensuada con la CAIB tendremos que pactar un plan de ajuste.

- ¿De dónde recortarán?

- Haremos un conjunto de posibilidades de ajuste y las comentaremos con la comunidad universitaria y luego con la CAIB, a ver si le parecen suficientes. Está todo en negociación de cara a los presupuestos del año que viene, que aún no está cerrados, aunque los porcentajes que hemos oído no nos hacen estar ni muy contentos ni muy esperanzados. Tendremos que pensar en recortes graves, que harán más difícil dar un servicio de calidad. Determinados servicios, sin entrar a valorar cuáles, y determinadas financiaciones de cursos y actividades que desarrolla la UIB históricamente las tendremos que eliminar o reducir. No quiero entrar a precisar. Tenemos muy claro que este ajuste no ha de caer sobre un determinado tipo de profesorado, ni sobre el personal administrativo y de servicios, ni sobre un determinado servicio... ha de caer un poco sobre todos.

- ¿Es inevitable el ajuste de personal?

- En realidad necesitaríamos aumentar personal, porque con el Plan Bolonia las diplomaturas de tres años pasan a ser de cuatro, pero eso ya lo descartamos. Más que recortar, queremos redistribuir. Tendremos que hacer un estudio. El problema es que la semana que viene comienzan las clases y ya tenemos la plantilla de Personal Docente e Investigador contratada para todo el curso, y eso no se puede tocar. Así que habrá servicios que tendremos que reducir de forma importante.

- ¿Está la UIB en una situación límite?

- Estamos en una situación de tensión, con la presión de proveedores a los que no podemos pagar. Nosotros haremos ajustes, pero queremos dejar claro que en los dos últimos años ya hemos sufrido recortes en la transferencia de la comunidad, sería un 12% menos en dos años. No se trata de comparar, pero si la transferencia de la comunidad hubiese sido un 12% más baja para todas las instituciones estos dos últimos años, quizás tendríamos menos problemas. Además, de siempre hemos sido de las universidades peor financiadas de España- Dijeron que la educación sería prioritaria y quiero recordar, y no es un tópico, que si invertir en educación es caro, más caro es no invertir. De seguir así, tendremos que reducir la dimensión de la Universitat, poner aún más numerus clausus, pero así ponemos más dificultades a los alumnos para llegar a la universidad en la comunidad con menos alumnos universitarios.

- En este contexto, ¿es imposible aplicar Bolonia, con sus grupos reducidos y clases prácticas?

- Correcto. Ya hace un par de años que vimos que era inviable con la financiación que teníamos. Tenemos grupos no muy exagerados pero hay grupos de 90 en los estudios más demandados, no podemos permitirnos el lujo de hacer grupos de 20 ó 30.

- El aumento de las tasas para este curso fue el mínimo posible según la ley. ¿El año que viene tendrán que aumentar más?

- El curso que viene esto puede que cambie. El Gobierno nos permitía aumentar desde un 3,6% hasta un 7% y subimos un 3,6%. El Govern tenía que aprobar estas tasas justo cuando se hizo el momento de cambio de equipo. Si no aprobábamos las tasas, se renovaban las del año anterior y podíamos perder el 3,6%. Si hubiésemos aumentado más las tasas, los asesores jurídicos no hubieran dejado que lo aprobara un Govern en funciones, no sería un trámite sino una decisión política que no podía aprobar un Govern en funciones. Y no podíamos esperar. Evidentemente, nosotros con más ingresos estaríamos más contentos pero cuando vimos que peligraba el 3,6% por una cuestión de plazos, nos aferramos a ese 3,6%.

- ¿Se arrepiente de haber subido las tasas sólo el 3,6%?

- Aumentar las tasas significa que directamente quien pagaría la situación sería el alumno, que quizás también está en unos momentos complicados. No nos sentíamos muy cómodos con esta situación. ¿En el futuro se aumentarán? Supongo que no quedará más remedio que participen algo más. Eso es un debate muy grande que quiero abrir para el curso que viene: el de qué parte deben pagar las instituciones públicas y qué parte los alumnos. Ahora los alumnos pagan un 10% del coste real. Somos de las comunidades que menos hacen pagar a los alumnos, pero somos también de las que menos alumnos llegan a la universidad. Cuantos menos problemas les pongamos, mejor.

- ¿Y aumentar aún más las tasas de los alumnos repetidores? El año pasado la UIB y el Govern ya expresaron su conformidad sobre esta posibilidad.

- Ya se hace, pero aumentarlas más podría ser otra cosa que pondríamos sobre la mesa. Así se premia el esfuerzo del alumno y haces más eficiente el sistema. Creo que es correcto y el alumno así lo ha de entender.

Diario de Mallorca, 23/09/11

Andrés Boix Palop: La burbuja universitaria

Andrés Boix Palop: La burbuja universitaria
Andrés Boix Palop, Profesor Titular de Derecho Administrativo, Departamento de Derecho Administrativo y Derecho Procesal, Universitat de València-Estudi General de València

La vuelta al cole es dura para todos siempre. Pero este año es un poquito más deprimente de lo habitual, dado que cuatro o cinco años después, y tras un verano agitadito, todo el mundo se ha dado cuenta de la enorme crisis que se nos ha venido encima, proporcional a la ingente burbuja en que durante muchos años hemos vivido instalados. Administraciones públicas, medios de comunicación, empresarios e incluso el ciudadano medio español que pinta en nuestra sociedad (el que tiene entre 45 y 75 años, trabajo fijo o pensión generosa y que ha cortado el bacalao desde la Transición) se han dado cuenta de que, en efecto, algo se ha hecho profundamente mal. Todos estamos ya convencidos. ¿Todos? ¿De verdad? No, existen todavía unos irreductibles que resisten aún y siempre al pesimismo y a todas las evidencias que apuntan a la necesidad de hacérnoslo mirar. Estamos hablando, claramente, de quienes formamos parte del sistema universitario español.

Como saben quienes leen este blog no soy muy entusiasta de la reforma de Bolonia, que resumidamente me parece un ejemplo más de esfuerzos inútiles cuando no contraproducentes. Que el argumento de sus defensores sea que “la cosa tampoco va a cambiar tanto” es la mejor prueba de ello. Poner todo patas arriba y tener al profesorado dedicado a reunirse para chorradas durante años con el resultado de que todo sea más o menos igual da buena idea de que la reforma no tiene sentido. Pero es también prueba de que tenemos una burbuja universitaria de proporciones ingentes. Si nos podemos permitir que desde hace años (y esto tiene visos de continuar durante muchos más) la mayor parte del profesorado dedique unas 20 horas a la semana a reuniones de coordinación, a tareas burocráticas, a rellenar informes sobre lo que hacen y demás mandangas la conclusión sólo puede ser una: tenemos mucho más personal y recursos de los necesarios, dado que podemos desviarlos, en proporción tan importante, a hacer chorradas. El problema es que estos desperdicios en un país rico pueden sostenerse en el tiempo. En un país como el nuestro, en la época ye-ye, pasaban inadvertidos, pasaban inadvertidos. No porque fuéramos ricos, pero sí tontamente irresponsables. Pero la realidad se impone y llegará el día en que se tendrán que acabar, sí o sí, estas chorradas en un país como el nuestro abocado inevitablemente a asumir, guste o no, que los viajes a Cancún cada año son cosa de un pasado loco y que no volverá. E igual que los viajes a Cancún los profesores universitarios pagados por perder el tiempo debieran empezar a despertar sospechas.

No hace mucho, a finales del curso pasado, describía el día a día de un profe universitario cualquiera (mi caso) y cuán deprimente podía llegar a ser. No voy  a repetirme contando mis dos últimas semanas, pero se resumen en una media de dos reuniones al día de “coordinación” y de reelaboración de planes de estudio diversos. En ambos casos, la causa última de esta pérdida de tiempo es Bolonia. Un proceso de Bolonia que  ha generado una burbuja universitaria brutal y que lleva a nuestras Universidades a la muerte por colapso. Alguien, algún día, tendrá que detener esta locura. Pero esta vuelta al cole, de momento, me ha  permitido vislumbrar que el futuro próximo no pasa, todavía, por ahí. No se vislumbran de momento recortes. Las grúas que construyen más y más edificios siguen en mi Universidad. La implacable aplicación de planes de estudio nuevos y de reformas de los ya existentes también. Repasemos, pues, rápidamente, las sub-burbujas en que se divide la burbuja de la Universidad española tras la digestión de Bolonia:

European Commission: Modernisation and employability at heart of new higher education reform strategy

Modernisation of Higher EducationEuropean Commission: Modernisation and employability at heart of new higher education reform strategy

European Commission: Modernisation of Higher Education in Europe: Funding and the Social Dimension 2011 (PDF)

Brussels, 20 September 2011 – As part of Europe's strategy for jobs and growth, the European Commission today presented a reform strategy to boost graduate numbers, improve teaching quality and maximise what higher education can do to help the EU economy emerge stronger from the crisis. The strategy identifies priority areas where EU countries need to do more to achieve shared education objectives and sets out how the European Union can support their modernisation policies. EU-level initiatives will include a multi-dimensional university ranking which will better inform students about the courses which are best for them and an 'Erasmus for Masters' loan guarantee scheme for students taking a full degree course abroad.

The European Union has approximately 4,000 universities and other higher education institutions and more than 19 million students. In recent years the number and variety of higher education institutions, as well as student numbers, have substantially increased. But funding, governance structures and curricula have often failed to keep pace. Higher education is not performing well enough to provide Europe with enough people with the right kinds of skills to create jobs and growth. And worldwide, Europe's competitors, especially the emerging economies, are rapidly increasing their investment in higher education

Speaking at the launch of the strategy, the European Commissioner for Education, Culture, Multilingualism and Youth, Androulla Vassiliou, said: "Higher education is a powerful driver of economic growth and opens doors to better living standards and opportunities for people. It is also the best insurance against unemployment. Even so, too many graduates struggle to find jobs or quality work. We need to reform higher education – and vocational education – so that we equip our young people with the skills they need to reach their potential in terms of development and employability."

Background

Priority areas in which further reforms are needed include:

  • Increasing the number of graduates, attracting a broader cross-section of society into higher education, and reducing the numbers who drop out without completing their courses

  • Improving the quality and relevance of higher education, so curricula meet the needs of individuals, the labour market and the careers of the future, as well as stimulating and rewarding excellence in teaching and research

  • Providing more opportunities for students to gain additional skills through study or training abroad, and to encourage cross-border co-operation to boost higher education performance

  • Training more researchers to prepare the ground for the industries of tomorrow

  • Strengthening the links between education, research and business to promote excellence and innovation

  • Ensuring that funding is efficient – freeing up higher education governance and investing in quality education to match labour market needs

Many EU countries are prioritising the modernisation of their higher education systems; but the potential of European higher education institutions to contribute to Europe's prosperity and fulfil their wider role in society remains underexploited. This is why education is at the heart of the Europe 2020 strategy, which has set a target for 40% of Europe's young people to have a higher education qualification by the end of this decade (33.6% in 2010).

In July, the Commission launched its proposals for the next multiannual EU budget (2014-2020) which include substantial increases for education, training and youth (+73%), and for research (+46%), in recognition of their pivotal role in supporting growth. The reform agenda for modernising higher education will guide the spending priorities of EU programmes in support of reforms.

The Commission's reform strategy has been shaped by analyses, studies and consultations with higher education institutions, teachers, researchers, students, businesses, trade unions, governments and international bodies. It is accompanied by a Commission staff paper that examines recent developments in European higher education systems and by the study 'Modernisation of higher education in Europe: funding and the social dimension' that examines trends in funding higher education and policies for opening up access to higher education (IP/11/1037).

For more information:

MEMO/11/613 - Modernising higher education – facts and figures

MEMO/11/615 - An EU strategy for modernising higher education – Questions and Answers

Communication: EU strategy for modernising higher education:

http://ec.europa.eu/education/higher-education/doc/com0911_en.pdf

Statistics – Commission Staff Working Paper on recent developments in European higher education systems:

http://ec.europa.eu/education/higher-education/doc/wp0911_en.pdf

Eurydice study 'Modernisation of Higher Education in Europe: Funding and the Social Dimension':

http://eacea.ec.europa.eu/education/eurydice/thematic_studies_en.php

European Commission: Higher education:

http://ec.europa.eu/education/lifelong-learning-policy/doc62_en.htm

The Commission's proposals for education, training and youth in the next EU budget: IP/11/857

European Commission, 20/09/11

Outras novas relacionadas:

Distribuir contido