Cultura

Novas de cultura

José Carlos Bermejo Barrera: Ortografía e loita de clases

José Carlos Bermejo Barrera: Ortografía e loita de clases

Naceron as Reais Academias na Europa do despotismo ilustrado, creadas polos poderes políticos para favorecer o estudo das ciencias e permitir o desenvolvemento dos procesos de normalización e regulación das linguas, das leis, e para servir como ferramentas básicas no novo exercicio do poder. A RAG non naceu así, senón como froito dunha reivindicación da dignidade dunha lingua e un pobo, feita con moita ilusión, pero con escasos medios e sendo vítima da incompresión durante moito tempo. A modesta Academia, que levaba unha recatada vida nun caserón dunha sombría rúa coruñesa, actuaba como unha especie de melancólico clube dos poetas mortos, escollendo cada ano un nome para celebrar o Día das Letras Galegas, mantendo o lume, máis pequeno ou máis grande segundo as circunstancias políticas, do seu sentido politico e cultural, que definía a institución como unha peza clave na procura do recoñocemento do pobo galego.

Como en todas as academias das linguas, na galega houbo e debería haber basicamente científicos expertos no estudo da lingua e a literatura propias, creadores da lingua literaria, científica, xurídica do país; o que explica a presenza en todas elas de importantes escritores, xunto a lingüistas, historiadores e outro tipo de expertos. Así seguiu sendo ata que chegaron a Autonomía e o Estatuto, pois con eles xurde un novo escenario. Por unha parte o proceso de normalización ortográfica, léxica e gramatical veuse comprometido pola aparición de diferentes concepcións da regulación da lingua, baseadas en ideoloxías enfrontadas, ata o punto de que en Galicia a fidelidade a unha ou outra desta posturas poido levar a identificalas como mais ou menos radicais pola súa proximidade ou distancia da lingua de Camoens.

José Carlos Bermejo Barrera: Germania-Galicia: dos ciudades de la cultura

José Carlos Bermejo Barrera: Germania-Galicia: dos ciudades de la cultura

Gaiás

Suele decirse que si A. Hitler hubiese aprobado el examen de ingreso en la Escuela de Bellas Artes, el futuro de Europa hubiese sido diferente. Y es que él, anodino acuarelista, especializado en el dibujo arquitectónico, siempre se consideró ante todo un artista, y en ese sentido pensó su política. Su más querido proyecto fue la construcción de la ciudad europea de la cultura, que se llamaría Germania, famosa por tener el palacio de la ópera más grande del mundo y por la espectacularidad de sus edificios, que toda Europa acudiría a ver, naturalmente después de que él la hubiese invadido. No podemos dudar de que Alemania era entonces el país más culto y de mayor nivel científico de Europa, por lo que la idea de ser un centro de referencia tampoco era tan descabellada.

Muchos años después de que Hitler muriese en su búnker contemplando la maqueta de su ciudad, M. Fraga, antiguo ministro de Franco que nunca lamentó su pasado y que desde luego no fue responsable de crímenes equiparables a los de Hitler, concibió la idea de otra Ciudad de la Cultura que también habría de ser referencia de toda Europa. Escogiendo un monte incomunicado entre una autopista y la vía del AVE, por razones que exceden el entendimiento común, se decidió encargar esta ciudad no a un arquitecto gallego, sino a otro que pudiese exhibir un marchamo más cosmopolita. El afortunado, un teórico que hasta entonces no había construido ningún edificio, presentó un proyecto irrealizable, que sin embargo ganó el concurso, caracterizado por su grandiosidad y guiado por la idea de que en sus edificios huecos no podría haber ningún ángulo recto ni ningún plano ortogonal. Pero tendría que ser algo tan monumental como la cúpula más grande jamás concebida diseñada por A. Speer y A. Hitler para el palacio de la ópera de Germania, cuyo sucesor vendría a ser el palacio de la ópera de Santiago, tan desmesurado que su constructor afirmó que no sería viable ni siquiera en Nueva York.

Galicia: MANIFESTO POLA CULTURA

Galicia: MANIFESTO POLA CULTURA

Diante da situación actual do noso país, que está a vivir a crise económica máis grave desde o fin da Segunda Guerra Mundial, e ante as ameazas constantes ao futuro da cultura en xeral,

DECLARAMOS E DEMANDAMOS:

1)- que todo o conxunto de coñecementos, artes e técnicas que constitúen o mundo da cultura forman a cúspide de todo o sistema de valores que son imprescindibles para lograr a cohesión social.

2)- que sen o respecto aos valores que garanten a seguridade física, a saúde, o benestar económico, a cohesión e a paz sociais, non é posible lograr a realización persoal e o desenvolvemento da creación intelectual e artística, e polo tanto o desenvolvemento da cultura.

3)- que a cultura debe estar integrada no corpo social e ten que ser posta, do mesmo xeito que a economía, ao servizo das persoas e ten que deixar de ser concibida como unha industria máis de produción e consumo de bens de distintos tipos.

4)- que a cultura ten que ser apoiada polos poderes públicos e os poderes económicos e sociais para cumprir a súa función de expresión e creación de obras e valores estéticos, sociais e morais.

5)- que a cultura non pode continuar sendo un mero instrumento de propaganda partidista electoral en mans dos poderes políticos estatais, autonómicos ou municipais.

6)- que a cultura non pode seguir sendo concibida como un produto de consumo sen máis, á marxe dos contidos que poida crear e transmitir, pois os valores que ela transmite son parte esencial do cemento que mantén unido o corpo social.

7)- que a cultura non ha de servir basicamente como un instrumento de confrontación ideolóxica, social, relixiosa, lingüística ou moral, senón como instrumento de comunicación, diálogo e entendemento.

8)- que todos os cidadáns, sexan cales sexan as súas crenzas relixiosas ou o seus valores políticos, teñen dereito a participar na creación, difusión e goce dos bens culturais.

9)- que a creación e goce dos bens culturais é un dereito de todos os cidadáns sen distinción para o que deben contribuír os poderes públicos, utilizando a axuda privada cando fose necesario.

10)- que aquelas persoas ou colectivos economica e socialmente desprotexidos deben ser axudados para que poidan gozar dos bens culturais, indispensables para o seu desenvolvemento como persoas.

11)- que na creación cultural non debe existir a censura, a menos que nela se atente contra a dignidade persoal, dos grupos, ou dos dereitos e as ideas e crenzas de todos os colectivos que forman parte da sociedade.

12)- que nun momento de gravísima crise económica, cando se incrementa a exclusión social, e cando os servizos básicos que ten que prestar o estado no benestar, a saúde e a educación poden estar en perigo, a cultura non debe ser concibida como un luxo innecesario nin como un produto prescindible, senón como un instrumento indispensable para lograr unha maior unidade social e política e para contribuír á mellora e renovación da sociedade galega.

Galicia: El PP reprocha al bipartito no haber parado "el monstruo" de la Cidade da Cultura

Galicia: El PP reprocha al bipartito no haber parado "el monstruo" de la Cidade da Cultura

Cidade da Cultura

"En el Parlamento se puede decir lo que se quiera porque hay libertad de expresión" y "cualquier papel aguanta lo que se le escriba encima". La primera cita es fresca, de ayer. La pronunció el diputado del PP Agustín Baamonde y aludía a la oposición. La segunda, más antigua, corresponde a Manuel Fraga, precursor de un modelo aún vigente según el cual mientras la Xunta pague, algunos periódicos no hacen preguntas. Ambas son esenciales para comprender la historia de la Cidade da Cultura, tan vinculada a Fraga que el Ayuntamiento de Santiago decidió ayer dar el nombre del expresidente a la avenida de entrada en el Gaiás.

Las dos frases vienen de perlas también para explicar lo que ayer sucedió en el hemiciclo. Detallaba el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, su plan para sacar partido a los edificios del monte Gaiás. Varela aplazó la presentación de su plan director para el macrocomplejo cultural, previsto para noviembre, hasta el próximo año, contó que por los edificios han pasado 250.000 visitantes y 120 artistas gallegos, y calló, pese a que se lo preguntó el PSOE varias veces, cuánto pagará a las constructoras para aplazar hasta 2014 las obras.

Tanto él como el PP repitieron que, para entonces, 300 millones de euros después, serán los ciudadanos quienes decidan si el plano de Eisenmann con su forma de vieira se completa hasta el final. La oposición recriminó que se consulte en 2014 a los gallegos y no antes del nacimiento del proyecto, ni siquiera cuando, la víspera de las elecciones de 2005, la Xunta de Fraga, con Feijóo de vicepresidente, decidió adjudicar los dos últimos edificios para blindar el Gaiás, de forma que ningún otro gobierno pudiera parar las grúas. Desde el BNG, su viceportavoz Ana Pontón inclusó echó mano de la doctrina Feijóo, según la cual un responsable político debería incurrir en responsabilidades penales por sus despilfarros. La diputada nacionalista preguntó al presidente si le sigue pareciendo buena idea, ahora que dice arrepentirse de lo que hizo en 2005, y si algún compañero de gobierno está dispuesto a responder con su patrimonio por aquel dispendio.

Desde los bancos socialistas, Concepción Burgo se afanó en conocer el coste de resarcir a las empresas, que la Xunta sigue sin desvelar, y preguntó por qué la Fundación incrementará en 2012 un 34% los gastos de personal. Varela respondió que se trata de pagar a los empleados que se contratarán para abrir el archivo.

Y entonces llegó el turno para el diputado Baamonde, que pidió autocrítica a socialistas y nacionalistas, porque la Cidade da Cultura es un "problema de todos". "Que nació como nació" pero del que "todos los partidos son responsables" puesto que todos tuvieron que gestionarla. De hecho, reprochó al bipartito de Touriño, que "mientras mucha gente pensaba que paralizaría el proyecto, la megalomanía que les invadió al llegar al poder, les empujó a continuar con ella y alimentaron el monstruo". "Les hubiera costado menos pararla y fueron el Gobierno que más gastó en el Gaiás, un 35% de cada presupuesto", concluyó. Baamonde y Fraga tienen razón: la libertad de expresión permite decir cualquier cosa en el hemiciclo y los papeles aguantan de lo que le pongan.

El País, 26/10/11

Outras novas relacionadas:

EEUU: Un país sin bibliotecas

EEUU: Un país sin bibliotecas
La crisis económica amenaza el sistema de préstamo gratuito de libros en Estados Unidos, iniciado hace más de 160 años
También afecta a las librerías del país, convertidas en una especie en peligro de extinción

"Por el grosor del polvo en los libros de una biblioteca pública puede medirse la cultura de un pueblo". John Steinbeck, uno de los más grandes escritores estadounidenses de mediados del siglo XX, era consciente de la importancia del acceso a la literatura para el desarrollo de la sociedad. Vivió en primera persona los rigores de la Gran Depresión, pero salió adelante y convirtió su desdicha en una inolvidable colección de novelas que le valió el Premio Nobel de Literatura en 1962. Fue testigo de cómo la creación de una red pública de bibliotecas permitió el acceso a la alfabetización para los más desfavorecidos, al Estado del bienestar y a un nivel cultural con el que sus propios abuelos sólo podrían soñar. Sin embargo, el sueño de Steinbeck y su propio legado están a punto de perecer víctimas de una crisis económica y cultural que amenaza con acabar de un plumazo con el agonizante sistema estatal de préstamo gratuito de libros nacido en 1848 con la inauguración de la biblioteca de Boston.

Los datos que maneja la Asociación Nacional de Bibliotecas (ALA, según sus siglas en inglés) son estremecedores. Desde la llegada de la inestabilidad financiera, 438 de los cerca de 16.000 archivos literarios que hay en el país han cerrado sus puertas y varios centenares más están en la cuerda floja, entre ellos el de Salinas (California), cuna de Steinbeck y guardián de su obra. Esta pequeña biblioteca ya consiguió regatear la crisis en 2005 gracias a los 3,2 millones de dólares de un donante privado, a los que se unieron medidas de control del gasto, como la rebaja del 5% en los salarios de sus trabajadores, y a una considerable reducción del horario de apertura durante el verano: desde el cierre de los colegios en junio hasta el inicio del nuevo curso sólo permanece abierta ocho horas a la semana.

De forma parecida, todas las ciudades en Estados Unidos, grandes, medianos y pequeños núcleos urbanos, se están viendo obligadas a cerrar sus bibliotecas públicas o, al menos, limitar su horario hasta la mínima expresión. Cerrojazo a la cultura gratuita en Detroit, que estudia echar la persiana en todas sus sucursales, y Denver, dispuesta a cercenar el número de sedes a la mitad. Mientras, el estado de Michigan ya tiene fecha para cerrar tres de sus 103 bibliotecas, el 10 de junio.

Emir Sader: Groucho Marx e os Direitos de Autor

Una noche en CasablancaEmir Sader: Groucho Marx e os Direitos de Autor

Quando os irmãos Marx iam filmar Uma noite em Casabranca (1946), receberam a ameaça de uma ação legal por parte da Warner Brothers que, cinco anos antes, tinham filmado uma película chamada Casabranca (com Humphrey Bogart e Ingrid Bergman como protagonistas). Groucho, em seu nome e no de seus irmãos, respondeu em carta, que começa desta forma:

“Queridos Warner Brothers:

Parece que existe mais de uma forma de conquistar uma cidade e mantê-la sob seu domínio. Por exemplo, até o momento em que pensamos fazer este filme, não tinha a menor ideia de que a cidade de Casabranca pertencia exclusivamente a Warner Brothers. No entanto, poucos dias depois de anunciar nosso filme recebemos um largo e duro documento legal em que se nos impunha não utilizar o nome de Casabranca.

Parece que em 1471, Ferdinand Balboa Warner, seu tataravô, ao buscar um atalho para a cidade de Burbank, tropeçou com as costas da África e, levantando seu bastão (que mais tarde mudou por uma centena de ações na Bolsa), a chamou Casabranca.

Sinceramente não entendo sua atitude. Mesmo quando pensassem na reposição do seu filme, estou seguro que o espectador médio do cinema aprenderia oportunamente a distinguir entre Ingrid Bergman e Harpo. Não sei se eu poderia, mas claro que eu gostaria de tentá-lo.

Vocês reivindicam seu Casabranca e pretendem que ninguém mais possa utilizar esse nome sem sua autorização. E o que me dizem de “Warner Brothers”? É de sua propriedade também? Provavelmente vocês têm o direito de usar o nome de Warner, mas e o do Brothers? Profissionalmente nós éramos “brothers” muito antes que vocês.”

E citam outros usos do nome, anteriores todos aos da Warner, como Os irmãos Karamazov, entre outros.

Carta Maior, 08/05/11

Reino Unido: Las bibliotecas públicas de Gran Bretaña se niegan a desaparecer

Reino Unido: Las bibliotecas públicas de Gran Bretaña se niegan a desaparecer
Hay convocadas 40 concentraciones en bibliotecas, además de un llamamiento a la gente para que literalmente vacíe las estanterías, aunque luego devuelva los libros

Hoy es un día perfecto en Gran Bretaña para defender los libros. En concreto, para intentar salvar a centenares de bibliotecas públicas que van a desaparecer por culpa del recorte del gasto público iniciado por el Gobierno británico.

Hay convocadas 40 concentraciones en bibliotecas (en este caso, esto significa concentrarse para lecturas públicas de libros y actuaciones musicales), además de un llamamiento a la gente para que literalmente vacíe las estanterías, aunque luego obviamente tenga que devolver los libros.

Nadie sabe la cifra exacta de bibliotecas que cerrarán, porque en muchos casos depende de la decisión que tomen los ayuntamientos. El Gobierno central ha reducido de forma drástica la financiación local, y de ahí sale el sostenimiento de muchos de estos centros.

Los promotores de la campaña denuncian que 468 bibliotecas, de las que 54 son móviles, están amenazadas. El Consejo de los Artes no las ha contado, pero el recorte es inminente. Para todo lo relacionado con museos pequeños, bibliotecas y archivos, tiene tres millones de libras cuando antes había 13 para este fin. La cultura no podía librarse de los recortes. Sin embargo, el Gobierno ha marcado las prioridades. Los grandes museos de Londres, por su peso en la cultura y su atractivo turístico, sufrirán menos daños.

"La gente ama y utiliza sus bibliotecas", dice Alan Gibbons, uno de los impulsores de la campaña. "¿No es hora de que el Gobierno rectifique este programa destructivo e indiscriminado de cierres y haga lo mismo?" Antes de llegar al poder, los conservadores alardeaban de su amor por los libros. Cuando le dijeron al actual viceministro de Cultura, Ed Vaizey, que el anterior Gobierno quería cerrar bibliotecas, dijo: "Eso es inaudito y vergonzoso para todos los que nos preocupamos por los libros y la lectura".

Público, 05/02/11

Outras novas relacionadas:

Reino Unido: Protests across the UK expected for Save Our Libraries Day

Reino Unido: Protests across the UK expected for Save Our Libraries Day
Some 80 events nationwide scheduled in co-ordinated day of action against library closures

Author Philip Pullman has described the spontaneous surge of popular support for libraries threatened with closure by local authority cuts – which will see Save Our Libraries Day protests taking place up and down the UK tomorrow, Saturday 5 February – as "one of the first great shots across the bows of the cuts battleship".

Pullman, author of the celebrated Northern Lights trilogy, compared the activism over the threatened library closures to the student protests over tuition fees, saying: "I hope it'll bring to the attention of even the thickest-headed local council member that there is a great deal more passionate feeling about libraries than they bargained for."

At least 80 events will take place tomorrow, with a roster of notable authors coming out against the cuts, which now threaten more than 400 libraries across the UK: among them, Kate Mosse on the Isle of Wight protest, GP Taylor at Easingwold in North Yorkshire, Philip Pullman and Mark Haddon at read-ins in Oxfordshire, and Julia Donaldson lobbying the Scottish parliament in Edinburgh.

José Luis Pardo: ¿Simples beneficios o grandes palabras?

José Luis Pardo: ¿Simples beneficios o grandes palabras?
Cuando el neoconservadurismo reclamó el adelgazamiento del Estado se consideró a la cultura como un área de negocios más
Ahora, sin embargo, se combaten las descargas con el argumento de defender al creador

Uno. Tengo por principio una prevención ya casi instintiva hacia los argumentos que se encarnizan con especial vehemencia y delectación en lanzar su cólera contra todo lo que es gratuito o se alcanza sin especial esfuerzo, porque en ellos se detecta a menudo la subrepticia mendacidad que consiste en suponer que el mero sufrimiento santifica a las cosas obtenidas por medio de él y a las personas que lo padecen, confiriendo valor a lo que de por sí no lo tiene y virtud a quien carece de ella. Hay muchas cosas buenas que, por desgracia, no pueden obtenerse sin esfuerzo, pero no es el esfuerzo lo que las hace buenas, del mismo modo que quien ha sufrido muchísimo preparando un examen de piano no merece por ello una nota más alta que quien lo ha preparado igualmente pero disfrutando de lo lindo. Así pues, a pesar del mezquino axioma de Gracián ("lo que no cuesta, no vale"), el que algo -por ejemplo, la descarga de un archivo en Internet- sea gratuito (en el caso de que en verdad lo sea) no hace de ello un hecho intrínsecamente malo ni de quien lo practica un monstruo moral. Así que, aunque sea gratis, les recomiendo que vean en Internet el cortometraje de Jordi Pereiras La máquina de copiar jamones, para eliminar algunos prejuicios innecesarios.

Rosa Regás, Pedro López López y Fernando Báez: La biblioteca pública: ¿Derecho o negocio?

Rosa Regás, Pedro López López y Fernando Báez: La biblioteca pública: ¿Derecho o negocio?

El pasado 17 de diciembre ha pasado a ser un día preocupante en la historia de las bibliotecas en España. Mientras el mundo no se reponía del escándalo de las revelaciones de la debacle financiera y la corrupción política, el sindicato de Comisiones Obreras del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira (Sevilla) daba a conocer la noticia de la primera privatización de una biblioteca municipal en España. No se trataba sólo de una mala noticia que se inscribe en el marco de la arrolladora ola privatizadora de los servicios públicos que viene dictada por esa oligarquía económica a la que nuestros políticos llaman “los mercados”. El problema es que la medida se justificó en la necesidad de eficiencia, de modo similar a lo que ocurre en Inglaterra, donde existen actualmente 365 bibliotecas y 27 servicios móviles a los que se han aplicado recortes y sufren amenazas serias de privatización (ver http://publiclibrariesnews.blogspot.com/).

Ya tenemos perspectiva suficiente como para saber que la gestión privada de los servicios públicos no está aportando nada bueno a la sociedad: ni la gestión es más eficaz, ni los costes se reducen (las cifras se maquillan y en la contabilidad “creativa” que computa los costes se transfieren muchos de éstos a la sociedad por diversas vías) ni los servicios se prestan con mayor calidad (incluso más bien al contrario). El sector privado -y bastaría revisar casos como los de Bernard Madoff, Enron o las sociedades financieras que han llevado a Grecia, Irlanda y España al borde de la quiebra- no puede ser convertido en un símbolo de transparencia sin debate.

Desde el punto de vista de los derechos humanos, la biblioteca forma parte de un sistema educativo y cultural ideado para proporcionar a la ciudadanía los derechos de acceso a la información, a la cultura y a la educación. Cada biblioteca es una institución fundamental de la memoria que forma parte del eje de la identidad de los pueblos. Cuando estos derechos, como otros más acuciantes en el caso del acceso a la sanidad o a la vivienda, se contemplan desde la perspectiva del negocio privado, nada bueno puede esperarse.

Spain's extravagant City of Culture opens amid criticism

Spain's extravagant City of Culture opens amid criticism
Peter Eisenman's complex in Santiago de Compostela was commissioned during the boom, and has cost four times more than planned

Spain's latest architectural extravagance was finally opened to the public today amid complaints that the massive new City of Culture in Santiago de Compostela is a huge and expensive white elephant.

American architect Peter Eisenman describes his €400m (£332m) hilltop complex overlooking one of Spain's most picturesque and historic cities as something that is meant to appear as though it has "erupted and heaved up" from the ground.

But others see the complex of six buildings in Galicia as a monument to the vanity of the region's former rightwing premier, Manuel Fraga, and an anachronism at a time of austerity. The project, still only half-built, has already cost four times more than originally planned.

"It was born in the Spain of excess and is opening during an economic collapse, as a sort of monument to construction bubble," said columnist Anxo Luxilde in La Vanguardia newspaper.

Two of the six buildings – a library and a newspaper archive – were opened today, 12 years after the project was first commisioned during Fraga's term in office. They will eventually be joined by a 2,000-seat theatre, a museum of Galician history and an international arts centre. A sixth building will house services for the other five.

The Galician region's current premier, Alberto Núñez Feijóo, from the same People's party as Fraga, today compared the buildings to New York's Museum of Modern Art and the Sydney Opera House. "There is now another obligatory stop on the main itineraries of the world," he said.

José Carlos Bermejo Barrera: Contemplando a Eisenman

José Carlos Bermejo Barrera: Contemplando a Eisenman

Cidade da Cultura

He tenido el privilegio de recorrer la Ciudad de la Cultura, un auténtico hito en la historia de la arquitectura, pues en ella se ha conseguido superar todo lo que se sabía en el campo de las Bellas Artes. A lo largo de su historia, la humanidad fue construyendo con diferentes tipos de materiales edificios de distintas formas y usos, ya fuese para habitarlos, para albergar fábricas o talleres, o para exhibir el poder, la riqueza y el orgullo de quienes ordenaron construirlos. Todo ello ya no será más que una banalidad.

En efecto, al entrar en la ciudad lo primero que se enseña es una sala con una enorme pantalla digital en la que Eisenman habla sin parar en inglés de su obra. Frente a ella podemos ver las maquetas del proyecto ganador, y al final de la sala un recinto de cristal en el que se conservan las docenas de carpetas y archivadores que lo contienen. Carpetas que, junto a la pantalla y las maquetas, pasarán a ser parte esencial de esta obra inolvidable.

Allí se explica que Eisenman, un teórico, sostiene que sus edificios no deben servir para nada, son contenedores y, por eso, las personas que los utilicen deben estar a disgusto, deben adaptarse a la forma pura del edificio. Solo se podría apreciar su belleza desde un helicóptero, nos dicen, a pesar de que no sea este el medio de transporte más asequible en la ciudad de Santiago. Si se hubiese cumplido con la idea original, la ciudad tendría forma de una concha de vieira, lo que se dice sin temor a caer en el ridículo. Ridículo evidente en Madrid si otro arquitecto pretendiese hacer una casa con planta en forma de toro, para expresar la idea de España.

Herminio Barreiro

Herminio Barreiro

Herminio Barreiro

Distribuir contido