Nicolás Angulo Sánchez

Nicolás Angulo Sánchez, Doctor en Derecho y autor del libro titulado El derecho humano al desarrollo frente a la mundialización del mercado, editorial Iepala, Madrid 2005 (http://www.revistafuturos.info/resenas/resenas13/derecho_desarrollo.htm)

Nicolás Angulo Sánchez (1): Pobreza y desarrollo

Nicolás Angulo Sánchez (1): Pobreza y desarrollo

Existe una estrecha y recíproca relación entre la reducción de la pobreza, el desarrollo y los derechos humanos, pues el desarrollo humano consiste en la realización de los derechos humanos y, por consiguiente, en la progresiva reducción de la pobreza. El desarrollo humano debe estar centrado en los pueblos y en los individuos que los conforman, y tiene como objetivos la mejora de su bienestar y el respeto de su dignidad e identidad. Por esta razón, la pobreza constituye, en la medida en que supone la antítesis del desarrollo social, una brutal y violenta negación de todos los derechos humanos, que limita sustancialmente el alcance de las libertades públicas de los más pobres, privando a éstos y a las comunidades a las que pertenecen de los bienes necesarios para vivir dignamente.

Al igual que el desarrollo humano y sostenible, la pobreza posee un carácter multidimensional y complejo al implicar elementos materiales, como el hambre, la malnutrición, la falta de seguridad alimentaria, la falta de agua potable y para la higiene personal, los problemas de salud ligados a enfermedades fácilmente curables con las medicinas y conocimientos actuales, las viviendas precarias e insalubres, el desempleo y el subempleo, y la escasez de ingresos económicos, así como elementos inmateriales, como el analfabetismo, el acceso restringido a centros de educación y a otros servicios públicos, la exclusión y la marginación social, la violencia y, en definitiva, la falta de perspectivas y de esperanzas de que la situación mejore, que empuja a la desesperación (2).

Nicolás Angulo Sánchez (1): Gobernanza y desarrollo

Nicolás Angulo Sánchez (1): Gobernanza y desarrollo

Resumen

La gobernanza, en tanto que ejercicio del poder político de manera “interactiva” por el conjunto de la sociedad y no sólo por el gobierno, según los gobernancistas, viene a ser en realidad el conjunto de normas y procedimientos políticos y administrativos adecuados a la aplicación o implementación de los programas económicos propios de la “globalización o mundialización neoliberal” y caracterizados por la primacía del sector privado y de sus valores (competitividad, rentabilidad, productivismo y consumismo), así como por la subordinación a éstos de los sectores público y civil.

Hace apenas dos décadas, el neologismo angloamericano governance (gobernanza) comenzó a aparecer en la jerga de economistas y jerarcas de instituciones internacionales y, posteriormente, en ámbitos gubernamentales. Asimismo, se extendió en campos relativos a las ciencias políticas y a la sociología, así como entre profesionales y técnicos relacionados con el “desarrollo”. Sin embargo, terminológicamente, este vocablo resulta ser una rehabilitación de un arcaísmo medieval caído en desuso. En cualquier caso, gobernanza es una noción fuertemente ideologizada y polisémica a la que se ha recurrido por parte de las fuerzas dominantes de este mundo que se pretende “globalizar” a la manera “neoliberal” en pos de un modelo económico, político y social centrado en el mercado y en el sistema productivo capitalistas (2). Surge en el marco de la empresa privada (corporate governance) para trasladarse, vía Consenso de Washington, al ámbito de los primeramente denominados programas de ajuste estructural y posteriormente estrategias de lucha contra la pobreza, exigidos por las instituciones financieras internacionales (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial) a los países del Tercer Mundo fuertemente endeudados y ávidos de créditos por dicho motivo. Finalmente, parece alcanzar su momento álgido cuando la Comisión Europea lo adopta como modelo para el funcionamiento de las instituciones europeas.

Nicolás Angulo Sánchez: Comercio y desarrollo

CompetindoNicolás Angulo Sánchez: Comercio y desarrollo

Un aspecto muy a tener en cuenta, desde el punto de vista de los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo, ante una globalización que se reduce casi exclusivamente a la mundialización de la economía de mercado consiste en que una de las principales causas del subdesarrollo reside en un comercio desorbitadamente injusto y desequilibrado entre los países desarrollados y los países en desarrollo. Los liberales de mercado dicen pretender reforzar la “competitividad” de los agentes intervinientes en el mercado sin tener en cuenta que se trata de una competitividad entre sujetos en condiciones muy desiguales, con lo cual se puede prever fácilmente de antemano quién tiene casi todas las probabilidades de ser el ganador en tamaña “competición” [1].

Nicolás Angulo Sánchez (1): El desarrollo como derecho humano

Nicolás Angulo Sánchez (1): El desarrollo como derecho humano

Ante el imperante modelo de industrialización y de mundialización económica en la actualidad, que favorece principalmente a los más poderosos, en el marco de las Naciones Unidas se inició, a partir de la descolonización y consiguiente establecimiento de muchos nuevos Estados en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, la concepción de un desarrollo que tuviera mucho más en cuenta los intereses de los países “subdesarrollados”. Este desarrollo alternativo, que en un principio poseía también un marcado carácter economicista, ha ido evolucionando y depurándose para presentarse en la actualidad como un desarrollo centrado principalmente en el ser humano y en los grupos en que convive y desarrolla su personalidad, incorporando así una dimensión social y cultural al concepto de desarrollo, tratando de evitar que éste se ciña exclusivamente al ámbito económico y, más concretamente, a una identificación del desarrollo con el mero crecimiento económico. Se trata, asimismo, de un desarrollo basado en la universalidad, interdependencia e indivisibilidad de todos los derechos humanos, incluidos los medioambientales, y especialmente en los derechos e intereses de los más vulnerables y desfavorecidos.

Nicolás Angulo Sánchez (1): Los obstáculos al desarrollo y la mundialización-globalización

Nicolás Angulo Sánchez (1): Los obstáculos al desarrollo y la mundialización-globalización

Este artículo pretende ofrecer una visión general de los obstáculos que encuentra hoy en día el derecho al desarrollo humano y sostenible ante el actual proceso de mundialización o globalización. Tal proceso se caracteriza principalmente por centrarse en el mundo financiero a gran escala (grandes bancos privados y empresas transnacionales) y en unas relaciones de mercado notoriamente injustas y desequilibradas. De este modo, la desigualdad económica y social aumenta por doquier, incluso en los países “desarrollados”, y sus principales perdedores son las capas de población más vulnerables y desfavorecidas, tal y como se refleja en los informes anuales sobre desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entre otros.

Nicolás Angulo Sánchez (1): ¿Qué desarrollo frente a la pobreza?

DesigualdadesNicolás Angulo Sánchez (1): ¿Qué desarrollo frente a la pobreza?

(Recibido por correo electrónico)

El modelo de crecimiento económico inherente a la actual globalización - mundialización comercial y financiera no sólo no contribuye a erradicar o reducir la pobreza y la desigualdad económica y social a escala planetaria, sino que las agudiza y agrava aún más. De hecho, el modelo de desarrollo propiciado por esta globalización - mundialización no es otra cosa que una nueva fase o etapa expansiva del capitalismo por todos los rincones del planeta, con la obsesión de convertir todo lo existente en mercancías, a fin de aumentar e intensificar el proceso de acumulación de capital. Para ello necesita ineludiblemente un poderoso aparato militar de carácter imperial que tensione las relaciones internacionales en su favor e intervenga in situ, si es preciso, en aquellos lugares y frente a aquéllos que no se avengan a ello.

Nicolás Angulo Sánchez: El derecho al desarrollo

GlobalizaciónNicolás Angulo Sánchez: El derecho al desarrollo
Nicolás Angulo Sánchez, Doctor en Derecho y autor del libro titulado El derecho humano al desarrollo frente a la mundialización del mercado, editorial Iepala, Madrid 2005
(http://www.revistafuturos.info/resenas/resenas13/derecho_desarrollo.htm)

(Recibido por correo electrónico)

El derecho al desarrollo es un derecho humano inalienable en virtud del cual todo ser humano y todos los pueblos están facultados para participar en un desarrollo económico, social, cultural y político en el que puedan realizarse plenamente todos los derechos humanos y libertades fundamentales, a contribuir a ese desarrollo y a disfrutar de él” (Artículo primero de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 4 de diciembre de 1986, con 146 votos a favor, uno en contra [EE.UU.] y ocho abstenciones).

Distribuir contido