David Harvey

David HarveyDavid Harvey, geógrafo inglés actualmente profesor en la City University of New York (CUNY) y Miliband Fellow de la London School of Economics. Es uno de los geógrafos académicos más citados y el autor de muchos libros y ensayos influyentes en el desarrollo de la geografía moderna.

David Harvey: El enigma del capital y las crisis del capitalismo

David Harvey: El enigma del capital y las crisis del capitalismoDavid Harvey: El enigma del capital y las crisis del capitalismo

 

Editorial: Akal
Colección: Cuestiones de antagonismo
Traductor: Juan Mari Madariaga
Materia: Filosofía
ISBN: 978-84-460-3544-2
Dimensiones: 17x24
N.° páginas: 240
Año edición: 2012
Precio sin IVA: 18,75 €
Código: 17877

Durante más de tres siglos el sistema capitalista ha dominado y configurado la sociedad occidental, sufriendo implosiones periódicas en las que pueblos y personas quedaban expuestos a perderlo todo. En este lúcido ensayo el profesor David Harvey recurre a su conocimiento sin rival del capitalismo para preguntarse cómo y por qué puede ser así, y si debe seguir siendo así para siempre. Con una argumentación sólida y documentada, el autor muestra que los episodios esporádicos de crisis en el sistema capitalista no sólo son inevitables, sino también esenciales para su supervivencia; las políticas fiscales y monetarias que no tengan eso en cuenta causarán más daño que beneficio. La esencia del capitalismo es el interés egoísta, y hablar de imponerle regulaciones y moralidad es irracional. El Enigma del Capital presenta una amplia panorámica de la crisis económica actual desde los acontecimientos que llevaron al colapso económico de 2008 hasta hoy y explica la dinámica político-económica del capitalismo. Harvey pronostica el probable desarrollo de la situación actual, describiendo cómo ha evolucionado el capitalismo y cómo se pueden controlar las crisis. Este oportuno y brillante libro abre con soltura y claridad nuevas vías que podrían conducirnos a un orden social sostenible realmente justo, responsable y humano.

Índice

Preámbulo

I. EL TERREMOTO
II. CÓMO SE REÚNE EL CAPITAL
III. EL CAPITAL BUSCA TRABAJO
IV. EL CAPITAL ACUDE AL MERCADO
V. LA EVOLUCIÓN DEL CAPITAL
VI. LA GEOGRAFÍA CAMBIANTE DEL CAPITALISMO
VII. DESTRUCCIÓN CREATIVA DEL TERRITORIO
VIII. ¿QUÉ HACER? ¿Y QUIÉN LO VA HACER?

Epílogo
Apéndices
Fuentes y lecturas recomendadas

David Harvey: Crisis of Capitalism

David Harvey: Crisis of Capitalism

In this short RSA Animate, radical sociologist David Harvey asks if it is time to look beyond capitalism, towards a new social order that would allow us to live within a system that could be responsible, just and humane. View his full lecture at the RSA.

David Harvey: Los siete momentos del cambio social

David Harvey: Los siete momentos del cambio social
Intervención en el Congreso “Marxism 2009”

La crisis es, a mi juicio, una racionalización irracional de un sistema irracional. La irracionalidad del sistema queda perfectamente clara hoy: masas de capital y trabajo inutilizadas, de costa a costa, en el centro de un mundo pleno de necesidades insatisfechas. ¿Acaso esto no es una estupidez? La racionalización que el capital desea tiene por objeto restablecer las condiciones de extracción de plusvalía, restaurar los beneficios. El medio irracional de lograr este objetivo consiste en suprimir trabajo y capital, condenando inevitablemente al fracaso la racionalización buscada. He aquí lo que entiendo por racionalización irracional de un sistema irracional.

Sin embargo, el socialista que soy considera que existe otro medio de racionalizar el sistema. La cuestión fundamental, a mi modo de ver, consiste en determinar las condiciones que permitan al capital y al trabajo, reunidos, ir efectivamente al encuentro de las necesidades de la humanidad. Es la racionalización a la cual deberíamos tender todos de ahora en adelante. En efecto, hoy día la crisis abre la oportunidad de pensar la transición hacia el socialismo, hacia el comunismo.

Ahora bien, buscar respuestas en el sistema en el cual vivimos implica reafirmar nuestro entusiasmo revolucionario. Entiendo que para ello es necesario volver de nuevo a los orígenes de este entusiasmo. Aunque aprecié mucho el impulso revolucionario que reinaba ayer aquí por la noche, con Alex Callinicos o Slavoj Žižek, me pareció no obstante que éste no estaba libre de peligros. En nuestra época, el adjetivo revolucionario se ha vaciado de sentido. Todo es revolucionario, incluidos los cosméticos, y no estoy seguro de querer llegar a ser un experto del último pulverizador capilar revolucionario; ¿Acaso Margaret Thatcher no se definía ella misma como revolucionaria?

David Harvey: Organizing for the Anti-Capitalist Transition

David Harvey: Organizing for the Anti-Capitalist Transition
David Harvey, CUNY Graduate Center, New York.

The historical geography of capitalist development is at a key inflexion point in which the geographical configurations of power are rapidly shifting at the very moment when the temporal dynamic is facing very serious constraints. Three percent compound growth (generally considered the minimum satisfactory growth rate for a healthy capitalist economy) is becoming less and less feasible to sustain without resort to all manner of fictions (such as those that have characterized asset markets and financial affairs over the last two decades). There are good reasons to believe that there is no alternative to a new global order of governance that will eventually have to manage the transition to a zero growth economy. If that is to be done in an equitable way, then there is no alternative to socialism or communism. Since the late 1990s, the World Social Forum became the center for articulating the theme “another world is possible.” It must now take up the task of defining how another socialism or communism is possible and how the transition to these alternatives are to be accomplished. The current crisis offers a window of opportunity to reflect on what might be involved.

The current crisis originated in the steps taken to resolve the crisis of the 1970s. These steps included:

(a) the successful assault upon organized labor and its political institutions while mobilizing global labor surpluses, instituting labor-saving technological changes and heightening competition. The result has been global wage repressions (a declining share of wages in total GDP almost everywhere) and the creation of an even vaster disposable labor reserve living under marginal conditions.

(b) undermining previous structures of monopoly power and displacing the previous stage of (nation state) monopoly capitalism by opening up capitalism to far fiercer international competition. Intensifying global competition translated into lower non-financial corporate profits. Uneven geographical development and inter-territorial competition became key features in capitalist development, opening the way towards the beginnings of a hegemonic shift of power particularly but not exclusively towards East Asia.

(c) utilizing and empowering the most fluid and highly mobile form of capital – money capital – to reallocate capital resources globally (eventually through electronic markets) thus sparking deindustrialization in traditional core regions and new forms of (ultra-oppressive) industrialization and natural resource and agricultural raw material extractions in emergent markets. The corollary was to enhance the profitability of financial corporations and to find new ways to globalize and supposedly absorb risks through the creation of fictitious capital markets.

(d) At the other end of the social scale, this meant heightened reliance on “accumulation by dispossession” as a means to augment capitalist class power. The new rounds of primitive accumulation against indigenous and peasant populations were augmented by asset losses of the lower classes in the core economies (as witnessed by the sub-prime housing market in the US which foisted a huge asset loss particularly upon African American populations.

(e) The augmentation of otherwise sagging effective demand by pushing the debt economy (governmental, corporate and household) to its limits (particularly in the USA and the UK but also in many other countries from Latvia to Dubai).

(f) Compensating for anemic rates of return in production by the construction of whole series of asset market bubbles, all of which had a Ponzi character, culminating in the property bubble that burst in 2007-8. These asset bubbles drew upon finance capital and were facilitated by extensive financial innovations such as derivatives and collateralized debt obligations.

David Harvey: El horizonte de la libertad

David HarveyDavid Harvey: El horizonte de la libertad
En David Harvey: Breve historia del neoliberalismo, cap. VII. Madrid: Akal, 2007
David Harvey, geógrafo inglés actualmente profesor en la City University of New York (CUNY) y Miliband Fellow de la London School of Economics. Es uno de los geógrafos académicos más citados y el autor de muchos libros y ensayos influyentes en el desarrollo de la geografía moderna.

En su mensaje anual al Congreso en 1935, el presidente Roosevelt dejó clara su opinión de que en la raiz de los problemas económicos y sociales de la Depresión de la década de 1930 se encontraba una excesiva libertad de mercado. Estadounidenses, dijo, «debeis renunciar a esa concepción de la adquisición de riqueza que, a través de beneficios excesivos, crea un indebido poder privado». Los hombres necesitados no son hombres libres. En todos los lugares, sostenía, la justicia social se había convertido en un auténtico objetivo y no en un lejano ideal. La primera obligación del Estado y de su sociedad civil era utilizar sus poderes y distribuir sus recursos para erradicar la pobreza y el hambre, y para garantizar la seguridad de un medio de vida, la seguridad frente a contingencias imprevistas y frente a las vicisitudes de la vida, y la seguridad de un hogar decente (1). La libertad de no encontrarse en situación de necesidad era una de las cuatro libertades cardinales que posteriormente articuló como base para su visión política del futuro. Estas amplias temáticas contrastan con las libertades mucho más limitadas del neoliberalismo que el presidente Bush coloca en el centro de su retórica política. La única forma de enfrentarnos a nuestros problemas, sostiene Bush, es haciendo que el Estado deje de regular la empresa privada, que el Estado abandone el sistema de provisión social, y que el Estado fomente la universalización de las libertades y de la ética del mercado. Esta depravación  neoliberal del concepto de libertad «convertida en una mera defensa de la libertad de empresa» sólo puede significar, tal y como indica Karl Polanyi, «la plena libertad para aquellos cuyos ingresos, ocio y seguridad no necesitan ser incrementados y una miseria de libertad para el pueblo, que en vano puede intentar hacer uso de sus derechos democráticos para resguardarse del poder de los dueños de la propiedad» (2).

David Harvey: Lucha de clases: el regreso

David Harvey: Lucha de clases: el regreso
Carolina del Olmo entrevistó al geógrafo marxista David Harvey para la revista madrileña LaDinamo
David Harvey es un geógrafo, sociólogo urbano e historiador social marxista de reputación académica internacional. Entre sus libros traducidos al castellano en los últimos años: Espacios de esperanza (Akal, Madrid, 2000) y El nuevo imperialismo (Akal, Madrid, 2004)

La obra de David Harvey se caracteriza por una singular combinación de elementos históricos, económicos y geográficos. En particular, sus ensayos ponen de manifiesto la relevancia de las cuestiones espaciales de escala o marco territorial para comprender una parte importante de los grandes conflictos políticos contemporáneos. La editorial Akal ha publicado en castellano sus últimos libros: Espacios de esperanza (2000), El nuevo imperialismo (2003) o los muy recientes Espacios del capital Hacia una geografía crítica.

Usted es geógrafo. ¿Su formación aporta a sus análisis algo que se pueda echar en falta en los estudios de otros investigadores de la globalización con los que tiene mucho en común como Robert Brenner o Peter Gowan?

Sin duda, yo me atengo muy a menudo a la noción de desarrollo geográfico desigual en tanto que fenómeno global, un concepto básico en mi trabajo que aúna lo espacial y lo económico, lo que me lleva a centrarme en los mecanismos por los que el capitalismo se reproduce a sí mismo. Supongo que sí, que el geógrafo que hay en mi interior sale a la luz en mis estudios globales.

Los nuevos rostros del imperialismo (entrevista a D. Harvey)

Los nuevos rostros del imperialismo (entrevista a D. Harvey)

David Harvey es uno de los más conocidos intelectuales de la izquierda norteamericana, y un geógrafo y urbanista de prestigio mundial. Autor de varios trabajos ya clásicos sobre urbanismo y la dinámica espacial del capitalismo, tiene además contribuciones importantes a la teoría económica, y ha escrito una obra de referencia en el campo de la crítica cultural: La condición de la postmodernidad, considerada por el London Independent como uno de los cincuenta libros de no-ficción más importantes publicados desde 1945. A principios de este año, estuvo en Zürich participando en la conferencia El otro Davos, organizada por Attac Suiza como contrapunto altermundialista al encuentro del Foro Económico Mundial. Allí tuvo lugar esta entrevista. (Sigue)

IndyACP, 05/09/04

Entrevista al urbanista David Harvey: "El neoliberalismo concibe a la libertad solo en esfera del consumo"

Entrevista al urbanista David Harvey
"El neoliberalismo concibe a la libertad solo en esfera del consumo"
Por Araceli Varela Sánchez y Marcos Mariño Beiras

David Harvey es uno de los más conocidos intelectuales de la izquierda norteamericana, y un geógrafo y urbanista de prestigio mundial. Autor de varios trabajos ya clásicos sobre urbanismo y la dinámica espacial del capitalismo, tiene además contribuciones importantes a la teoría económica, y ha escrito una obra de referencia en el campo de la crítica cultural: La condición de la postmodernidad, considerada por el London Independent como uno de los cincuenta libros de no-ficción más importantes publicados desde 1945. A principios de este año, estuvo en Zürich participando en la conferencia El otro Davos, organizada por Attac Suiza como contrapunto altermundialista al encuentro del Foro Económico Mundial. Allí tuvo lugar esta entrevista. (Sigue)

Bolpress, 27/08/04

David Harvey: University, Inc.

David HarveyDavid Harvey: University, Inc.
David Harvey is a professor of geography at Johns Hopkins University and the author of Justice, Nature and the Geography of Difference (1996)

Some time ago a colleague of mine at a prestigious research university showed me a draft of a mission statement drawn up by senior faculty members. It said that "curiosity driven" research was outmoded, and a far more exciting challenge lay before us: to put our skills to work in the service of government and industry. As a faculty member, I recoiled. Since when had the public interest been encompassed by government and industry alone? And what about those past disasters (the waste and radiation hazards associated with the nuclear program, for example) produced when big business, big government, and big science colluded too closely?

But in retrospect I appreciate the honesty of that mission statement. It signals that a revolution is afoot in higher education. It bluntly says that those who pay the piper (corporations and governments) will surely call the tune. The relevance of universities is on the line. And a recent flood of books, commentaries, and reports all depict the university as a deeply troubled institution.

On the surface that claim sounds dubious. Prestigious institutions are winding up billion-dollar fundraising campaigns, and star professors move from one university franchise to another at ever-increasing salaries. Tuitions have been rising above the rate of inflation for years, while the demand for higher education continues strong.

Distribuir contido